Dime cómo compras y te diré cómo pagas

Según pública dirigentesdigital:

La empresa de investigación ACA junto a la plataforma de pagos digitales Paypal ha realizado una encuesta entre consumidores y empresas españolas durante los meses de junio y julio. El comercio electrónico no para de crecer y los consumidores son más demandantes que nunca. El estudio arroja luz sobre la dirección en la que crece el e-commerce. Por un lado el pago ágil, sencillo y sin complicaciones, es uno de los puntos más deseados por los compradores. De hecho, para el 47% de los encuestados, un proceso de compra largo y confuso se traduce en una barrera para ellos. El 58% muestra preocupación por la seguridad en el pago, más cuando los datos sobre ciberdelincuencia no son nada tranquilizadores. Desde 2015, el coste que suponen estos delitos informáticos ha aumentado un 6,1% según datos del Ministerio del Interior. De los participantes en la encuesta, un 46% manifestó el deseo de que el vendedor ofrezca su tipo de pago preferido.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La flexibilidad en estos tiempos convulsos se ha convertido en otro de los activos imprescindibles para el comercio electrónico. Prácticamente la mitad de los participantes en el sondeo abandonaría el carrito de la compra virtual si se encuentra que la opción BNPL ‘compra ahora, paga después’, no está disponible. De hecho, ha pasado casi un año desde el lanzamiento en España de “Paga en 3 plazos”, solución BNPL de PayPal, y el 72% de usuarios de este tipo de soluciones, tiene más probabilidades de comprar de nuevo en un e-commerce si ofrece esta forma de financiación.

Redes sociales: una buena opción

Las redes sociales se han convertido en un estupendo escaparate para el comercio digital. De hecho, un 37% de los consumidores han comprado mediante esta vía en los últimos seis meses. Los productos más adquiridos son la ropa y los accesorios, salud y belleza y juegos online. Tan bien funciona este comercio social, que un 69% de comercios españoles de venta por internet lo hacen a través de redes sociales.

El confinamiento y los efectos de la pandemia hicieron mella en la economía de las pymes que son el segmento que más han sufrido. Los datos que arroja el informe señalan que el 51% de las pymes opera online y el 21% lo comenzó a hacer en tiempos de covid. En el 80% de los casos, el e-commerce ha sido clave para aumentar las ventas.

Beatriz Giménez, directora de PayPal Iberia explicó al presentar los resultados de la encuesta: “La experiencia del cliente se está convirtiendo cada vez más en algo que los comerciantes están poniendo en su radar: de cara a los próximos dos años, el 29% de los vendedores están buscando implementar nuevas tecnologías de pago y el 28% están buscando implementar una plataforma de comercio electrónico integrada”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉