Cómo las apps están generando empleo en Latinoamérica

Trabajadores

● De acuerdo a Picap, un conductor autoempleado puede generar ingresos desde los
USD 500 mensuales, si dedica cinco horas diarias a su labor.
● Esta startup actualmente emplea a 1,200,000 personas a través de su app en
Latinoamérica.

En la era del smartphone y las apps, tener un empleo no necesariamente debe estar ligado
a la idea de sujetarse a horarios estrictos de trabajo. Los servicios de delivery y movilidad
han demostrado que existen diversas opciones para obtener ingresos bajo un modelo de
autoempleo que a su vez es próspero por atender a las necesidades de inmediatez y
comodidad del público usuario.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Una realidad es que las posibilidades de autoemplearse impactan directamente en el auge
de startups que apuntan a necesidades particulares de los usuarios y está comprobado que
Latinoamérica es una región atractiva para emprender desde esta perspectiva.

Tal como señala Crunchbase, en 2020 Latinoamérica registró un flujo de 4,000 millones de
dólares relacionados con startups que crecieron gracias a que el uso de Internet y el
smartphone aumentó de manera exponencial. Es una cifra que podemos relacionar con las
declaraciones de Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América
Latina y el Caribe, en torno a que las nuevas tecnologías apoyan la creación de más empleo
y a que la región tiene el desafío de ajustarse laboralmente a la evolución tecnológica.

Con múltiples jugadores que tienen crecimientos importantes en países de la región como
Colombia y México, las apps, principalmente de transporte y movilidad son testimonio de las
posibilidades de autoempleo ligadas a la tecnología, pues cada vez es mayor el número de
personas que se desenvuelven como conductores o repartidores.

Para dimensionar esta situación, Picap -startup que inició como app de movilidad y que
ahora, además, ofrece soluciones de logística y envíos exprés- reportó que su base de
conductores y repartidores creció 298% de 2017 a 2018, y 350% de 2018 a 2019. La
pandemia afectó la curva de crecimiento, pero para contrarrestar este efecto la compañía se
expandió hacia otras verticales del negocio de envíos.

Asimismo, señaló que este enfoque expansivo es a nivel territorial, pues ya tienen presencia
en México, Colombia, Perú, Brasil y, recientemente, Paraguay y Guatemala, con miras a
crecer 30% por trimestre en los dos últimos países. “En este momento tenemos 1,200,000
personas inscritas en el programa de conductores y se suma a la idea de que en
Latinoamérica hay crecimientos orgánicos por tratarse de una región en la que existen
mercados emergentes”, comenta Daniel Rodríguez, CEO y fundador de Picap.

Además, han observado que el campo del autoempleo es una apuesta cada vez más
segura para aquellas personas que por escenarios de diversa índole -obligaciones
familiares, necesidades económicas, falta de empleo formal o simplemente curiosidad por
generar ingresos sin sujetarse a horarios fijos- están en busca de alternativas reales de
trabajo.

En ese sentido, si se abre aún más la perspectiva, estaríamos hablando de que el
autoempleo es la nueva arista que la cultura laboral debe adoptar e impulsar, motivada por
los modelos de trabajo que han surgido a través de apps y flujo de capital que llegaron para
quedarse tras la pandemia.

Los números hablan. En el caso de México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía
reportó que hacia finales de 2020 los trabajadores independientes representaban el 23.4%
de la fuerza laboral del país, mientras que la Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económicos (OCDE) señaló que Colombia es la región de sus países miembro
con mayor margen de autoempleados, con un aproximado de 51.3%.

Por otro lado, el autoempleo tiene un gran impacto social y quienes recurren a él citan que
la optimización del tiempo es uno de sus beneficios más claros. Evitar trasladarse a una
fuente de empleo, administrar mejor las horas de labores, disfrutar más a la familia, y
retomar actividades personales y pasatiempos, son solo algunos aspectos que se ven
impactados de manera positiva en cuanto las personas disponen de tiempo.

De acuerdo con datos de Picap, un conductor autoempleado puede generar ingresos desde
los USD 500 mensuales, si dedica cinco horas diarias a su labor, lo que representa hasta un
200% más que el salario mínimo que las empresas suelen pagar a sus conductores. Se
habla entonces de una prospectiva que resultará atractiva para diversos tipos de personas.

La alternativa de autoemplearse a través de apps y también redes sociales cobró un matiz
más real con la pandemia. Como referencia, en México casi un millón de mujeres quedaron
en el desamparo laboral al cierre de 2020 (de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional
de Ocupación y Empleo), lo que hizo que muchas decidieran emprender apoýandose de
redes sociales y otras plataformas, o bien que se acercaran a soluciones ya establecidas de
autoempleo en las que podrían generar ingresos y gozar del horario que decidieran.

“Cualquier persona que cumpla los requisitos se puede inscribir y aceptar servicios para
ganar dinero; no tendrá jefes ni cumplirá horarios, es decir, gozará de la autosuficiencia de
decidir en qué momento activarse y empezar”, remarca Daniel Rodríguez en torno al
modelo de autoempleo que ofrece su empresa.

A casi dos años de la pandemia, la generación de ingresos es un tema urgente, y las
experiencias de autoempleo por medio de apps han dejado en claro que el tiempo es oro, y
la flexibilidad laboral es una necesidad básica para mantener una cultura de trabajo
saludable.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉