96% de los ejecutivos afirma que es necesario transformar como operan sus negocios

Nicolás Goldstein

Así lo concluye un nuevo estudio de Accenture, según el cual, también una gran mayoría de los líderes encuestados (92%) afirma que las transformaciones ya no están impulsadas únicamente por consideraciones financieras, sino que también deben tener en cuenta su impacto en la sostenibilidad y la responsabilidad empresarial.

Los líderes empresariales se encuentran en medio de una tormenta perfecta: inflación récord y presiones de costos, volatilidad mundial y escasez de talentos. Se enfrentan a interrupciones duraderas de la cadena de suministro provocadas por la pandemia y a demandas de los consumidores cambiantes e imprevisibles.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

¿Cómo se puede navegar a través del cambio a una velocidad, escala y alcance sin precedentes, sin dejar de satisfacer las expectativas de las partes interesadas y hacer crecer el negocio? La respuesta para la mayoría de los 2.000 ejecutivos C-Level encuestados en un nuevo estudio de Accenture a nivel mundial es transformar completamente su negocio. Es decir, hacer un “gran reset”: reimaginar y repensar la forma de hacer empresa, reajustando las estructuras de costos para impulsar el crecimiento y crear resiliencia en medio de la incertidumbre. Según el informe, 96% de los ejecutivos en el mundo dice estar de acuerdo con que se deben repensar todos los aspectos de la empresa actual.

Según el informe, en este nuevo contexto de cambio, hay tres aspectos clave para el éxito. El primero es utilizar la tecnología y analytics para tener visibilidad en tiempo real. El éxito de la transformación requiere de tecnología que proporcione visibilidad y una visión forense de los procesos de la empresa, para gestionar el día a día y planificar escenarios. La mayoría de los líderes encuestados dijo que está invirtiendo en tecnología, incluyendo la inteligencia artificial, herramientas digitales y ciberseguridad para optimizar las operaciones (61%). Para la mayoría (54%) mejorar sus capacidades de análisis les permite pasar a una cultura de intercambio de datos y crear la capacidad de analizar las operaciones de forma holística en tiempo real.

De acuerdo con la investigación de Accenture, las organizaciones que iban por delante en su transformación digital cuando se produjo la pandemia fueron capaces de cambiar de rumbo más rápida y eficazmente porque tenían una visión clara y precisa de la situación. Y siguen creciendo más que sus pares, concretamente, cinco veces más.

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, explicó que “la analítica avanzada y otras tecnologías son esenciales para gestionar los negocios en tiempos de rápidos cambios. Permiten supervisar y recalibrar los costos en tiempo real, y ayudan a aliviar la presión adicional de la inflación sobre los precios. El análisis forense de los costos identifica cómo ha cambiado la línea de base a medida que las empresas consideran nuevas estrategias de precios y medidas de optimización”.

El experto agregó que “así también, a través de la modelación de escenarios, las empresas pueden prepararse para potenciales crisis y obtener inteligencia en tiempo real. Por ejemplo, si se observa el efecto de un aumento de la inflación hasta el 9% o la continuación de la interrupción de la cadena de suministro, los líderes pueden ver el impacto en los costos, las operaciones y de su negocio, lo que les permite tomar decisiones informadas y en tiempo real, como ajustar los precios u otras palancas en su negocio y el ecosistema”.

El segundo elemento clave es el talento. El éxito de cualquier cambio depende de las personas. Para que el cambio se mantenga, se necesitan a los colaboradores a bordo y una cultura que lo apoye a largo plazo. Sin embargo, los propios ejecutivos encuestados identifican al liderazgo como la principal piedra de tope para avanzar hacia la transformación. De esa forma, en el estudio de Accenture, 88% citó la estrategia y el liderazgo como un obstáculo, la falta de visión estratégica y la resistencia en el nivel de liderazgo como obstáculos clave para el cambio. Además, 60% de los encuestados identificó la resistencia de los empleados o una cultura organizacional desalineada como un problema.

Los líderes reconocen que sus esfuerzos de transformación deben involucrar a los colaboradores desde el principio. La transformación no puede ser algo que les ocurra a los empleados. Tiene que ocurrir con ellos. Además de que los trabajadores de todos los niveles son clave para la transformación, también puede ser para su satisfacción laboral. En la encuesta, 67% de los ejecutivos dijo que uno de los mayores beneficios para los colaboradores es que la transformación crea una oportunidad para que crezcan en sus carreras y se apropien más de ellas.

Nicolás Goldstein destacó que “un enfoque de la transformación basado en cero es una forma poderosa de fomentar el compromiso de los empleados y hacer que el trabajo (y las empresas) sean más atractivos para ellos. Por ejemplo, una visión de hoja en blanco puede ayudar a las empresas a identificar formas de transferir las tareas repetitivas y el trabajo administrativo – una de las principales fuentes de agotamiento de los empleados- a la automatización, lo que, a su vez libera a los trabajadores para que puedan volver a formarse y tener nuevas oportunidades en funciones de mayor valor”.

De acuerdo con el informe de Accenture, el beneficio es doble: En primer lugar, permite a la empresa retener a los empleados y hacer un trabajo de mayor valor con menos personal, algo fundamental durante la escasez de talento. En segundo lugar, genera un importante ahorro de costos, que puede reinvertirse en actividades generadoras de crecimiento, en salarios más altos y en la generación de resultados.

El tercer elemento clave es la sustentabilidad. Un enfoque basado en cero no sólo puede ayudar a una empresa a gestionar el cambio y alimentar el crecimiento, sino que también es una oportunidad para hacer un bien a la sociedad y el planeta. Las iniciativas de sostenibilidad se consideraban normalmente como algo bueno, pero que debía ir después del crecimiento y la rentabilidad. Esto ya no es así. Una gran mayoría de los líderes encuestados (92%) afirma que las transformaciones ya no están impulsadas únicamente por consideraciones financieras, sino que también deben tener en cuenta su impacto en la sostenibilidad y la responsabilidad empresarial.

Nicolás Goldstein resaltó que “los directivos tienen la oportunidad de dar grandes pasos si incorporan la sostenibilidad a la empresa como parte de una transformación global. El hecho es que ser sostenible no tiene por qué costar más y, de hecho, puede reducir los costos y los riesgos para las empresas. Las organizaciones con calificaciones altas de rendimiento en materia de ESG obtuvieron una rentabilidad acumulada 6,3% superior a la de las empresas de menor rendimiento durante los primeros años de la crisis, según un estudio de Accenture”.

Goldstein concluyó que “las empresas se enfrentan hoy al entorno más desafiante de la historia reciente. Es una tormenta con implicancias de gran alcance, que requiere un enfoque igualmente expansivo para repensar el negocio. Si adoptan un enfoque de transformación basado en cero, las organizaciones estarán mejor preparadas para capear con éxito la próxima tormenta”.

Link al estudio: https://www.accenture.com/_acnmedia/PDF-177/Accenture-Zero-Based-Transformation-POV.pdf#zoom=40


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉