90% de las empresas invertirá en tecnología durante 2022

Para las compañías, dirigir presupuestos a la modernización durante 2021 significó una
mayor optimización de procesos, un aumento en la productividad y un alza en la transparencia de información.

Santiago, 26 de enero del 2021.- El estudio Radar Financiero: Tecnología para Finanzas de
la consultora de reclutamiento Michael Page reveló que la mayor parte del mundo
empresarial invertirá recursos tecnológicos al interior de la organización durante el
presente año. Así, un 93% de las organizaciones consideradas en la investigación, dirigirá
presupuesto para modernizar principalmente los sectores de Operaciones, Finanzas y
Logística.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Por el contrario, a pesar de esta amplia tendencia en un mundo cada vez más
digitalizado, un 7% de las compañías estudiadas determinó no invertir en tecnología en
ninguno de sus sectores. Cabe destacar que este contraste se da en un contexto en que el
mundo empresarial ha tenido que estudiar nuevas formas para diferenciarse, usando
principalmente recursos tecnológicos para lograrlo”, detalla José Valencia, Senior
Consultant Finance en Michael Page.

Respecto a la aplicación de nuevas herramientas y su continua modernización, la encuesta
arrojó que la mayor parte de los profesionales considera que sus empresas tienen entre
un 40% y un 60% de actualización tecnológica en el último período. Desde la otra vereda,
sólo un 1,4% de los ejecutivos cree que el progreso tecnológico de sus compañías ha sido
inferior a un 20%.

Áreas de inversión: Finanzas

Los aspectos tecnológicos están presentes en una infinidad de áreas, pero hoy algunas son
más atractivas para el mercado. Operaciones (31,4%) es el sector que más llama la
atención de las empresas en cuanto a inversiones durante el 2022. En segundo lugar,
están Finanzas y Tecnología con un 25,7% de las preferencias cada uno.

Si bien el análisis indicó que la tendencia de la mayoría de las compañías fue no invertir en
Finanzas durante 2021, los sectores de Control de Gestión (17,1%), Contabilidad (15,7%) e
Informes (12,9%) fueron los principales terrenos a los que apuntaron las empresas que sí
decidieron dirigir presupuesto a dicha área.

¿Cuáles fueron las razones para potenciar dichas áreas? Los cambios tecnológicos a nivel
empresarial fueron motivados, en su mayoría, por razones de visibilidad y velocidad de
información (25,5%), así como por la necesidad de automatizar los procesos (25,5%).  Tan sólo un 7,8% de las compañías considera que los requerimientos globales fueron el motor
de los cambios tecnológicos en su interior.

A futuro, específicamente en el sector de Finanzas, las organizaciones proyectan seguir
invirtiendo en Informes (32,9%), ERP (22,9%) y se suma el área de Inteligencia de Negocios
(21,4%). De manera alentadora, respecto al año pasado, disminuyó el porcentaje de
empresas (11,4%) que no invertirá en tecnologías financieras.

Impacto

Para las empresas, invertir en recursos tecnológicos financieros implicó beneficios como
una mayor optimización de procesos (43,1%), un aumento en la productividad (25,5%) y
un alza en la transparencia de información (17,6%).

Desde la perspectiva del capital humano, los impactos positivos de la inversión tecnológica
en Finanzas significaron principalmente un cambio de perfiles -con el mismo headcount- al
interior de las empresas (62,7%). En menor porcentaje, los nuevos recursos en tecnología
significaron subcontrataciones de personal.

Además, Valencia, especificó que “no sólo se trata de nuevos aspectos técnicos por
trabajar. Para los profesionales, los proyectos que implican la inversión en tecnología en el
sector de finanzas también requieren del desarrollo y profundización de talentos por parte
del capital humano. Precisamente, la capacidad de análisis, la planificación, la resiliencia,
el conocimiento y la digitalización son las principales características identificadas por las
empresas”.

Precisamente, según los resultados del sondeo, las empresas ven la inversión en
tecnología como una herramienta para aumentar la productividad (50%). Además, las
expectativas organizacionales también apuntan a que dicha modernización permitirá una
mayor visibilidad del negocio (21,4%), agilidad (15,7%) y ahorrar costos (8,6%).

“El panorama tras la llegada de la pandemia es cada vez más claro: las empresas requieren
enfocar recursos en herramientas tecnológicas que optimicen su funcionamiento. Invertir
en la modernización del área de Finanzas también es esencial, porque con los resultados
del estudio quedó demostrado que tiene múltiples beneficios como mejorar la producción
y ayudar a transparentar la comunicación organizacional”, reflexiona el ejecutivo de
Michael Page.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉