4 de cada 10 empresas buscan un diagnóstico empresarial

● Diagnóstico organizacional: El tema en tendencia del 2022

● Los diagnósticos organizacionales indican que los aspectos a trabajar giran en torno a la
estructura salarial, evaluación de desempeño, comunicación y clima laboral.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Lima, 21 de abril del 2022.- A raíz de la pandemia las organizaciones pasaron por cambios que, en muchos casos, las llevaron a repensar si sus prácticas internas estaban funcionando de manera correcta. Para Gustavo Martínez, gerente de Training & Consulting de Adecco Perú, en este nuevo escenario el lado humano está mucho más presente en las organizaciones y por ello hoy las áreas de gestión humana están más orientadas a escuchar a sus colaboradores y a medir sus acciones para poder generar cambios en beneficio de su grupo humano.

Según el directivo, es por ello que iniciativas que influyen directamente en el bienestar del
colaborador son valoradas cada vez más en las empresas, ya que se ha hecho mucho más
evidente el impacto que pueden generar en el rendimiento de la organización y finalmente se
refleje en el estado de resultados.

Asimismo, y como consecuencia, Martínez explica que las empresas comenzaron a poner
énfasis en la evaluación del estado actual de la organización laboral y si estas efectivamente
contaban con iniciativas que contemplaran las necesidades de los trabajadores.

“Los diagnósticos organizacionales permiten dimensionar dónde están las dolencias de la
empresa y proponer un plan de trabajo acorde a su realidad; y vemos hoy en día que el 40% de nuestros clientes de la división de Training & Consulting solicitan un diagnóstico organizacional para ayudarlos a entender el estado en el que se encuentra su empresa frente a las necesidades de sus colaboradores” comentó.

Así, el diagnóstico es el primer paso para iniciar el cambio y afrontar los resultados que se
presenten implementando nuevas herramientas de mejora. En esa línea, algunos ámbitos
indispensables a evaluar son:

1. Estructura Salarial: En los últimos dos años, muchas organizaciones se vieron forzadas
a reestructurar sus áreas y, por ende, los salarios según puesto y responsabilidad. Esto
llevó a las empresas a captar personal ya capacitado, ofreciendo en algunos casos
salarios más altos y beneficios que no eran considerados para equipo vigente.

“Lo que no se evidencia es que hay talento dentro de la organización que se puede
retener y que está preparado y familiarizado con el negocio, además de dispuesto a
negociar su posición salarial” agregó el directivo.

2. Evaluación de desempeño: Este dejó de ser un indicador simple para convertirse en
uno determinante para establecer iniciativas y planes de acción vinculados a los
colaboradores, línea de carrera, etc. Es por ello que es crucial evaluar el rendimiento de manera periódica, sobre todo en una nueva realidad en la que el enfoque elevado a
resultados es la variable principal de la efectividad de la organización.

3. Clima organizacional: Es un ámbito de la empresa que ayuda a conocer el sentir de la
organización y brinda luces sobre cómo se siente el colaborador en su ambiente de
trabajo.

“Evaluar el clima organizacional ayuda a medir la temperatura de aspectos de interés
para el trabajador como salud, responsabilidad, carga laboral, liderazgo, seguridad,
entre otros que son considerados importantes para un trabajo de calidad” afirmó
Martínez.

4. Comunicación: Es clave entender que sin comunicación ninguna de las iniciativas que
se planteen desde cualquier ámbito de la empresa tendrán el efecto buscado. Es por
ello que es importante preguntarse si el mensaje está llegando correctamente a los
colaboradores y cuáles son los puntos de mejora en los que se debe trabajar para que
esta herramienta sea usada de manera eficaz.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉