Xanadú cambia de dueño y se transforma

Según publica el portal AméricaRetail&Malls

Cambio de dueño para Xanadú, uno de los centros comerciales más emblemáticos de la Comunidad de Madrid, se prepara para un cambio significativo en su propiedad. Abierto en 2003, este gigante comercial ubicado en Arroyomolinos ha sido un referente en opciones de compras y entretenimiento, ofreciendo una amplia variedad de prestaciones para todos los públicos. Actualmente, KPMG, una de las principales inmobiliarias de Europa y parte del selecto grupo conocido como el ‘Big Four’, controla el 50% de la gigantesca superficie, valorada en 460 millones de euros. Sin embargo, la empresa británica está buscando deshacerse de esta participación, y para ello ha encargado a la inmobiliaria estadounidense CBRE Group la venta de su parte.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La situación que enfrenta KPMG ha llevado a tomar esta decisión estratégica. La compañía ingresó en concurso de acreedores en el verano de 2020, en plena pandemia, y ahora ve la oportunidad de vender su participación en Xanadú en un momento propicio. Según información de Expansión, tres miembros destacados del departamento de reestructuración de KPMG, Jim Tucker, David Pike y Mike Pink, consideran el año 2024 como una ventana de oportunidad. Este año, se espera que los tipos de interés vuelvan a situarse en valores normales, lo que podría incentivar significativamente la inversión en el mercado inmobiliario.

El centro comercial Xanadú, valuado en aproximadamente 920 millones de euros, tiene una superficie de 154,000 metros cuadrados y alberga alrededor de 220 tiendas, además de contar con más de 10,000 plazas de aparcamiento. Actualmente, la otra mitad de la propiedad pertenece a Nuveen. KPMG tiene la intención de sacarle la mayor rentabilidad posible a esta inversión mediante su venta.

Este cambio en la propiedad de Xanadú no solo representa una transición en el gigante comercial, sino que también es un reflejo de los ajustes estratégicos que las empresas están realizando en respuesta a los desafíos económicos y las oportunidades emergentes. La venta de esta participación no solo podría proporcionar a KPMG recursos financieros en un momento crítico sino que también abre la puerta a nuevas inversiones y una gestión renovada para el futuro del centro comercial.

La elección de CBRE Group como agente para llevar a cabo esta operación destaca la importancia de contar con expertos en bienes raíces globales. Con casi 120 años de experiencia, CBRE Group se encuentra entre las principales inmobiliarias del mundo, brindando sus servicios a clientes en diversas ubicaciones y mercados. Su papel en la venta de la participación de KPMG en Xanadú podría determinar la dirección futura de este icónico centro comercial y su papel en la oferta comercial y de entretenimiento de Madrid.

El proceso de venta de la participación de KPMG en Xanadú también plantea preguntas sobre la dinámica cambiante del mercado inmobiliario en España y cómo los inversores y las empresas están respondiendo a las fluctuaciones económicas. El interés en el sector inmobiliario, especialmente en centros comerciales de alta calidad, sigue siendo notable, y el cambio en la propiedad de Xanadú podría marcar el comienzo de una nueva fase en su desarrollo y gestión.

En resumen, mientras Xanadú se prepara para un cambio de dueño, la transacción no solo tiene implicaciones para la empresa propietaria, KPMG, sino también para el futuro del centro comercial y su contribución al panorama comercial y de entretenimiento en la Comunidad de Madrid.

Con información de Huffintong Post

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉