Ventas de cava y espumosos disparan la facturación de Freixenet en 11%

Henkell Freixenet cierra 2021 con unos ingresos de 1.326 millones de euros y aumenta su cuota de mercado en Alemania y España

Henkell Freixenet ha batido récord de facturación, superando ganancias anteriores a la pandemia. Así, ha cerrado 2021 con una facturación de 1.326 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 11% respecto al ejercicio anterior gracias a su mercado de vinos espumosos.

Las ventas de vino espumosos ha aumentado un 15,2% en volumen con 843 millones de euros. Esto ha permitido que la empresa haya aumentado su cuota de mercado en Alemania y España. En cuanto al mercado global, la venta de vinos ha crecido un 1,4% hasta los 226 millones de euros, mientras que las bebidas alcohólicas aumentaron un 5,6% con 232 millones de euros.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El vicepresiente y CEO del grupo Freixenet, Pedro Ferrer, ha celebrado estos buenos resultados al ser tiempos aún marcados por la pandemia. «El ejercicio anterior fue un año marcado por la recuperación del sector, aunque aún vivíamos con restricciones que no nos permitían hacer una vida normal«, ha recordado. Asimismo, ha añadido que con estos resultados «nos hemos posicionado como líderes en multitud de mercados».

Dentro del grupo, Freixenet ha sido la que más ha contribuido a este crecimiento de la compañía por la venta de más de 107 millones de botellas vendidas. La firma presume del liderato de productos de la gama Carta Nevada y Cordón Negro.

Así las cosas, las ventas han crecido un 8,5% respecto a los 99,3 millones de botellas vendidas en 2020, un crecimiento impulsado por las botellas de Freixenet Prosecco y Italian Rosé, así como por la nueva gama de vinos italianos y españoles que salen de las bodegas de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona).

Exporta un 80% a mercados internacionales

Freixenet ha conseguido ser la marca líder de vinos espumosos en Reino Unido, gracias a sus productos de Freixenet Prosecco, Freixenet Italian Rosé y sus vinos italianos. También ha aumentado un 16,0 % sus ingresos en América y ha evolucionado en el mercado canadiense y brasileño.

Por su parte, el CEO de Henkell Freixenet, Andreas Brokemper, ha señalado que «estamos experimentado una mayor conciencia de la cualidad en todos los mercados, un interés mayor por lo orígenes y la diversidad del vino y los vinos espumosos», algo que ha beneficiado en su cartera internacional.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉