Under Armour recorta 14,7% sus pérdidas en España

El CEO de Under Armour se va después de 2 años

La compañía estadounidense facturó un 6,4% menos, hasta 10,8 millones de euros. Los resultados operativos mejoraron en un millón de euros impulsados por el menor coste operativo como resultado del cierre de tiendas y el ERTE.

Under Armour recortó sus pérdidas en España antes de cerrar su filial. La compañía estadounidense pasó de unos números rojos de 818.600 euros a 698.127 euros en 2020 a pesar de cerrar el ejercicio con una caída en su facturación del 6,4%, hasta 10,8 millones de euros, según las últimas cuentas publicadas en el Registro Mercantil.

El recorte de las pérdidas vino marcado por la disminución de sus costes operativos y el gasto en salarios. Las claves fueron el cierre de tiendas y el Expediente de Regulación Temporal del Empleo (Erte) por fuerza mayor, que afectó a un total de 79 trabajadores, de los 93 que la empresa tiene en el país entre los trabajadores a tiempo completo y los parciales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los empleados estuvieron un total de ocho meses en Erte, lo que provocó que los gastos de personal de la compañía se redujeron respecto a 2019, con una bajada de un 7,4%, pasando de los 2,3 millones de euros del pasado ejercicio a los 2,1 millones de euros de 2020.

Estas cuentas representan las últimas que la firma presentará en el Registro Mercantil de España ya que el distribuidor estadounidense de artículos deportivos anunció a finales de 2020 el cierre de su filial en el país como parte de su plan de ajuste de su estructura territorial a escala global. Este movimiento, además, supuso la salida de Jens Ullbrich el que hasta ese momento era el director general de la empresa y que ahora lidera el negocio de On Running en el país, tal y como adelantó 2Playbook. Al frente de Under Armour en España estará ahora Marc Colomer, que ocupaba el cargo de director de ventas.

A nivel global, Under Armour cogió carrerilla en 2021y deja atrás la pandemia. El fabricante estadounidense de artículos deportivos cerró 2021 con una facturación de 5.683 millones de dólares (4.980 millones de euros), un 27% más que en 2020. Además, la compañía dejó atrás los números rojos registrados el pasado ejercicio, cuando perdió 549 millones de dólares (481 millones de euros), y finalizó 2021 con un beneficio de 360 millones de dólares (315,4 millones de euros).

De cara al ejercicio de 2021, la compañía destaca que la facturación se recuperó y mostró un aumento del 98% en la primera mitad del año. Los directores generales remarcaron que “esperan que la compañía mantenga su crecimiento a nivel de facturación durante el resto de 2021, ya que el Gobierno ha levantado las restricciones para permitir que los clientes compren en las tiendas”. Además, destacan que la Sociedad se encuentra implantando un proyecto expansivo de potenciación de las tiendas actuales y apertura de nuevas tiendas que tendrá lugar durante el 2021 y el 2022.

Pese a suprimir su filial en España, en la memoria de 2020 se destaca que «se garantiza la continuidad de las operaciones en España» ya que consideran esta localización «muy importante dentro en la estrategia a medio y largo plazo».


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉