Tendam lanza refinanciación de sus 540 millones en bonos

  • Abre una emisión de 300 millones con vencimiento en 2028
  • Amortizará el resto con caja y un nuevo préstamo sindicado
  • Sus ventas crecieron un 12% en el primer semestre

Tendam desafía el alza de los tipos de interés, y lanza la refinanciación de los 540 millones en bonos que mantiene en el mercado con vencimiento en 2024. La compañía textil, dueña de Cortefiel o Women’Secret, puso en marcha este martes el proceso al lanzar una nueva emisión de bonos por un máximo de 300 millones de euros, tal y como informó a la Bolsa de Luxemburgo, donde cotizarán.

Estos nuevos títulos cuentan con un vencimiento hasta 2028 y, como publicó CincoDías en junio, tiene a Deutsche Bank como banco coordinador. Su tipo de interés se determinará durante las presentaciones a potenciales inversores que realizará la compañía junto a su banco asesor en los próximos días. Está previsto que los nuevos títulos comiencen a cotizar el 14 de octubre.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

 

La deuda Tendam que tiene hoy el mercado se divide en dos emisiones de 270 millones de euros. Ambas se pusieron en el mercado en 2017 para financiar el acuerdo alcanzado entre sus dos accionistas, los fondos CVC y PAI, para adquirir la participación que tenía el tercer fondo que se mantenía en el capital, Permira. De ellas, una se lanzó con un tipo de interés asegurado del 5%, mientras que el segundo tramo cuenta con un interés variable. Ayer, este se situaba al 7,5%, con un nominal que escaló al 99%.

Como explica la propia compañía en su comunicación al mercado, junto a esos 300 millones que obtendrá de los nuevos bonos, recurrirá a caja y a un nuevo préstamo sindicado para amortizar los 240 millones restantes. A 31 de agosto, Tendam contaba con una liquidez de 360 millones de euros, de los que 177 millones los tenía en caja, y su deuda neta era de 370,2 millones, con un crédito revolving de 200 en la filial Tendam Retail que no está dispuesto.

Mejoras de rating

Tendam se abre al mercado en un momento de tipos al alza, con el riesgo implícito de no poder mejorar su perfil financiero actual, pero también con la certeza de que el precio del dinero seguirá encareciéndose.

A su favor cuenta con las mejoras que ha recibido en su calificación crediticia. Standard & Poor’s elevó en febrero su nota a B+ con perspectiva estable, que mantiene tras la revisión realizada ayer, al igual que Moody’s, que en marzo mejoró la calificación hasta B1, también con perspectiva estable.

Con ello, espera conseguir rebajar el interés exigido por los inversores, pero también quiere reducir la factura financiera al recortar la deuda, al pasar de dos emisiones a solo una. La operación, en cualquier caso, mejorará el perfil de la compañía para que los fondos exploren una venta. Su principal escenario pasa por una salida a Bolsa.

A ello contribuye la buena marcha del negocio. En la documentación remitida al mercado luxemburgués, Tendam también actualiza sus resultados al cierre de su primer semestre, completado el 31 de agosto.

Hasta esa fecha, los ingresos se situaban en 577,4 millones, un crecimiento de más del 12% respecto al mismo periodo del año pasado. Es la mejor cifra histórica de la compañía para este periodo, ya que se sitúa un 3% por encima del primer semestre de 2019.

El crecimiento en ventas comparables es del 13% en las tiendas propias y en el canal online de la compañía, con “sólidos crecimientos en todas nuestras principales marcas”. Además, añade que “nuestra estrategia de comercio electrónico continuó registrando una fuerte mejora de ingresos”.

En cuanto a rentabilidad, el ebitda ajustado se situó en 78,2 millones, un 11,1% más, lo que refleja “la buena tendencia de las ventas y la contención de nustros gastos operativos pese a la presión inflacionaria”.

La deuda neta se situaba en la mencionada cifra de 370,2 millones, 62 menos que en mayo, fecha de cierre de su primer trimestre. Su ratio de deuda sobre ebitda en los 12 meses finalizados ese mes era de 2,3 veces.

Recuperación del negocio y menor deuda, avales

Mejoras. Pese a la incertidumbre que rodea hoy a la economía y los mercados, Tendam se asoma a la refinanciación de sus bonos con los deberes hechos. La compañía textil inició el año con la amortización anticipada de un préstamo ICO de 132,5 millones, solicitado durante los peores meses del Covid-19, y cuyo vencimiento se alargaba hasta 2026. Algo que, a ojos de las agencias de rating, mejoró de forma considerable sus métricas crediticias, con las correspondientes subidas de nota por parte de Standard & Poor’s y Moody’s. Estas también vienen valorando de manera muy positiva los resultados de la compañía una vez olvidada la pandemia. Sus ingresos ya superan de forma holgada los que generaba antes del Covid-19, impulsados también por una apuesta digital que también es apreciado por los inversores.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉