Banner_Home-letras
Inicio Canadá Shopify vigila las conversaciones de sus trabajadores en Slack

Shopify vigila las conversaciones de sus trabajadores en Slack

Shopify abre plataforma a creadores de contenido

Está convirtiendo su cultura, antes abierta, en algo temeroso y reservado, según sus empleados

  • Los trabajadores de Shopify dicen que ha aumentado la moderación de las conversaciones de los empleados en Slack en los últimos meses.
  • La empresa también ha cerrado las conversaciones en la plataforma que se han vuelto acaloradas y polémicas, según la versión de los propios trabajadores.

Shopify pasó a trabajar de forma totalmente remota al principio de la pandemia y se congratulaba entonces de los beneficios para los empleados y para la empresa.

Pero exempleados y trabajadores actuales dicen que el trabajo en remoto ha migrado todas las conversaciones en Slack, donde las comunicaciones abiertas de Shopify se han restringido.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En los últimos 2 años, según cuentan los empleados, la empresa implementó medidas para censurar las discusiones negativas y todo lo que no tuviera que ver con la empresa y sus planes. En Slack, la empresa moderó canales e instaló empleados voluntarios para mantener los canales centrados en los propósitos por los que habían sido creados, con la intención de cerrar conversaciones e incluso canales enteros que se volvieran polémicos.

Las cosas fueron especialmente sensibles en los meses previos a los despidos de Shopify de más de 1.000 personas en julio, cuenta un exempleado.

«Fue entonces cuando empecé a experimentar el endurecimiento de Slack», asegura este empleado, que fue despedido del equipo de diseño de Shopify en julio. Según comparte, sintió que ya no era aceptable contemplar el futuro de la empresa en los canales de Slack de Shopify.

Las empresas como Shopify que han adoptado el trabajo a distancia durante la pandemia se plantean cómo equilibrar la construcción de una cultura transparente y genial, al tiempo que mantienen a los empleados productivos y concentrados en línea. Esto no ha sido fácil.

Brad Bell, director del Centro de Estudios Avanzados de Recursos Humanos de la Universidad de Cornell, asegura que si bien Slack ayuda a recuperar el tipo de «interacciones espontáneas» que los trabajadores podrían tener en un entorno de oficina, viene con nuevas responsabilidades para que el liderazgo establezca directrices claras sobre cómo y cuándo se deben utilizar las plataformas. 

Nick Bloom, profesor de Stanford experto en trabajo a distancia, argumenta que Slack «no está pensado para ser una herramienta de control», y añade que «los empleados, al pensar que sus mensajes están siendo controlados, pueden dejar de usarlo o cambiar su comportamiento de forma poco útil».

Business Insider ha hablado con 8 empleados actuales y antiguos de Shopify sobre los cambios en la cultura de la empresa. Estos empleados desean permanecer en el anonimato porque temen repercusiones profesionales. Sus identidades son conocidas por Business Insider.

Confiar en los «campeones del canal» para mantener el rumbo

Antes de que la empresa hiciera la transición al trabajo remoto, la cultura de Shopify se apoyaba en las típicas ventajas de las empresas tecnológicas, como los almuerzos gratuitos, así como en algunas más diferentes, como un estudio de yoga, una sala de masajes, salas de videojuegos y una piscina de bolas en su sede de Ottawa, Ontario.

Las oficinas de Shopify en Toronto, Ontario, antes de que la empresa se volviera remota.

La dirección de Shopify se enorgullecía de su estilo de comunicación «por defecto a abierto» que priorizaba la transparencia.

Pero «por defecto a abierto» combinado con «digital por defecto» —como el CEO de Shopify, Tobi Lütke, describió la política de trabajo remoto de la compañía— ha significado que gran parte de la cultura del lugar de trabajo de Shopify se haya trasladado a Slack.

El espacio de trabajo de Shopify en Slack, al igual que el de otras empresas, tiene canales para discusiones relacionadas con el trabajo y para intereses como el ciclismo, la fotografía y las criptomonedas.

Al principio de la pandemia, la empresa buscó empleados voluntarios «campeones de canal», les llamó, para supervisar las discusiones en Slack y asegurarse de que las conversaciones se mantuvieran dentro del tema y no se volvieran demasiado polémicas.

Cualquier canal con al menos 100 miembros debía tener un campeón de canal o sería cerrado. Los campeones establecían las normas de uso del canal y todos los participantes debían aceptarlas.

Un antiguo empleado asegura que consideraba el sistema de campeones de canal como una forma bien intencionada de mantener conversaciones productivas y amistosas. La empresa dijo que los campeones eran responsables de avisar a la dirección si otro empleado utilizaba expresiones de odio en un canal, por ejemplo.

A otros les preocupaba que el hecho de que los campeones de canal alertaran a RR. HH. de los mensajes potencialmente problemáticos suprimiera las conversaciones.

La eficacia de los campeones de canal es discutible. A menudo no informaban de las discusiones fuera de tema porque no querían ser vistos como chivatos de sus compañeros de trabajo, revela un exempleado a Business Insider.

Las consecuencias de descarrilar las conversaciones de Slack tampoco estaban claras. Un canal podía cerrarse si se hacían demasiados informes sobre las discusiones que se producían allí, según un antiguo empleado con conocimiento directo del sistema de campeones de canales. Pero había rumores de que los empleados podían ser disciplinados, por lo que escribían en los canales de Slack de la empresa.

Un portavoz de Shopify ha respondido señalando que la empresa utiliza Slack para «ayudarnos a facilitar la toma de decisiones asíncronas, establecer una comunidad y, lo más importante, realizar el trabajo que hacemos en nombre de nuestros millones de comerciantes.»

«Dada nuestra gran fuerza de trabajo distribuida, tenemos políticas para asegurar que nuestro Slack siga siendo una herramienta productiva para compartir información, colaborar y construir una cultura saludable».

‘Los foros abiertos y sin moderación pueden convertirse en cámaras de eco’

Al igual que los trabajadores de muchas empresas tecnológicas, los empleados de Shopify reciben unidades de acciones restringidas, o RSU, cuando comienzan su empleo. Cuando las acciones de Shopify comenzaron a caer a principios de 2022, algunos empleados expresaron su descontento con sus paquetes de compensación en Slack. Cuando las conversaciones se calentaban, los moderadores de la empresa a veces cerraban los hilos de Slack para que nadie pudiera añadir mensajes, según la versión de varios empleados.

«La gente era muy atrevida en Slack», apunta un exempleado que pasó cerca de un año en Shopify antes de ser despedido este verano.

A principios de este año, un post que compartía un artículo de The Information sobre la compensación de los empleados de Shopify desencadenó un hilo que tuvo más de 300 comentarios antes de que un ejecutivo de Shopify lo cerrara para que no hubiera más respuestas.

Farhan Thawar, vicepresidente de ingeniería, agradeció a todo el mundo su compromiso y sus comentarios sobre el tema de la compensación, según muestran las capturas de pantalla del Slack interno de la empresa. También abordó las preocupaciones de los empleados.

El consejero delegado de Shopify, Tobi Lütke.

 

«Es muy difícil centrarse si tú o tu equipo estáis en el punto de mira de los reclutadores; lo entendemos. Pero vamos a intentarlo«, dijo Thawar, que añadió que estaba cerrando el hilo a más respuestas con el fin de «permitir a la gente pasar de esta discusión.»

Los empleados señalan a Business Insider que este tipo de control era típico de Shopify. Los canales a veces se bloqueaban temporalmente o se cerraban por completo cuando surgían temas controvertidos.

En el verano de 2020, un par de meses después de que Shopify se volviera completamente remoto, estalló un debate en el espacio de trabajo Slack de la compañía después de que los empleados descubrieran que se había subido un emoji de una soga al sistema. 

Después de varios días de debate, la dirección de la empresa cambió el canal de Slack para que fuera de solo lectura, impidiendo que los empleados publicaran.

«Llevo 25 años en Internet y, lamentablemente, he visto lo que está ocurriendo aquí cientos de veces: los foros abiertos y no moderados pueden convertirse en cámaras de eco y esos acaban con una toxicidad extrema», dijo Lütke en un mensaje de Slack, según capturas de pantalla vistas por Business Insider.

«He puesto el canal en estado moderado ahora para enfriar las cosas, ya que esta forma de comunicación de mala fe no es compatible con el código de conducta que todos habéis firmado«, concluía su mensaje.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉