Santander y BBVA sufren con las sanciones a la banca rusa

Banco Santander continúa con su apuesta por los eSports

La expulsión de Rusia del sistema Swift y un posible freno de las subidas de tipos de interés penaliza a la banca en bolsa

El ataque de Putin a Ucrania y las sanciones por parte de Europa y de diversos organismos internacionales a Rusia, entre ellas la exclusión de algunos grandes bancos rusos del mecanismo financiero Swift, ha situado hoy a la banca española en los puestos de cola del IBEX 35.

Santander cae más de un 5 por ciento, mientras que Sabadell y BBVA se dejan un 4 por ciento y Caixabank y Bankinter, más de un 3 por ciento.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

«El correctivo está sacudiendo a todos los bancos por igual, distanciándose ligeramente del resto el Santander, que, junto a BBVA, es uno de los bancos españoles con mayor exposición internacional”, señala Diego Morín, analista de IG Market.

SANTANDER (SAN)

-0,05-1,78 %
2,93

Freno a la subida de tipos

Junto a la exclusión de la banca rusa del Swift, otra de las causas de las correcciones que experimenta la banca está propiciada por el posible freno de las subidas de tipos de interés por parte de la Fed debido al conflicto bélico.

“Esta situación va a crear un contexto de hiperinflación, rompiendo con los esquemas y estimaciones de los organismos oficiales, en un contexto donde la Fed puede que reduzca su agresividad en la próxima subida de tipos para contener las caídas”, señala Darío García, analista de XTB.

A lo que habría que añadir, en opinión de Juan José Fernández-Figares, director del departamento de Análisis de Link Securities, “que el hecho de que los bonos estén ejerciendo de activos refugio en esta crisis bélica es negativo para los bancos, ya que la reducción de los rendimientos a largo plazo penaliza sus márgenes. Además, la curva de tipos está perdiendo inclinación, lo que también castiga los márgenes del sector».

BBVA (BBVA)

-0,07-1,25 %
5,22

Santander, Sabadell y BBVA lideran las caídas

En este escenario, los bancos con mayor presencia internacional están siendo los más penalizados. La acción del Santander cae hasta los 2,9 euros, muy alejados de los 3,91 euros en los que el consenso de mercado de finanzas.com sitúa su precio objetivo.

La acción del Sabadell baja hasta los 0,77 euros, después de haber subido en el año más del 30 por ciento.

Por lo que respecta a BBVA, el precio de su acción cae en la media sesión hasta los 5,15 euros, mientras Caixabank se desploma hasta los 2,9 euros.

Bankinter es el que menos se deja en la sesión, un 3,7 por ciento, y su acción se sitúa en los 5 euros.

Menores bajadas que las de sus pares europeos

Las caídas que se están produciendo en la banca española son menores que las que presentan hoy otros bancos europeos con mayores intereses en Rusia, como UniCredit (-10,87%), RBI (-12,72%), ING (-10,59%) o Société Générale (-10,93%).

“Estos bancos tienen una exposición relevante al mercado ruso, bien directamente, bien a través de filiales, lo que les pone en una situación muy complicada, sobre todo tras la decisión de excluir a algunos grandes bancos del Swift», reconoce Juan José Fernández-Figares.

Ser prudentes

Ante el desplome de los bancos, los analistas recomiendan prudencia a los inversores y que no se dejen llevar por la caída de precio de las acciones.

“Habría que esperar para ver los niveles que nos brinda el sector, es decir, ver el punto de retroceso al que llegan y, sobre todo, si crean suelo, ya que, si continúan con esta incertidumbre, es probable que sigamos viendo más retrocesos hacia puntos de soportes anteriores”, recomienda Diego Morín.

Reconoce que se están produciendo momentos muy tensos y cualquier cambio en minutos puede modificar la situación. “Estaremos atentos al soporte de los 2,90 euros de Caixabank o a los 3 euros del Banco Santander», apunta el analista de IG.

El conflicto bélico resta atractivo a la banca

También Fernández Figares cree que es pronto para saber si el sector bancario es una buena oportunidad de inversión tras las caídas. Aconseja que antes de tomar ninguna medida habrá que determinar el verdadero impacto que en la economía europea va a tener esta crisis.

Si el crecimiento económico se desacelera mucho, «el sector perderá gran parte del atractivo que tenía hasta hace poco, cuando el mercado barajaba un escenario de crecimiento económico entre moderado y fuerte, y unos tipos de interés al alza, consecuencia de la alta inflación», señala el analista de Link Securities.

Darío García opina que habrá que esperar a las publicaciones de IPC de los principales países para poder establecer el nuevo marco de acción y de estimaciones del mercado respecto a lo que harán los bancos centrales. “Estos son los verdaderos catalizadores sobre las previsiones de comportamiento de los bancos”, argumenta.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉