Ryanair espera recuperar todo su tráfico precovid, pese a la huelga

  • Asegura que su objetivo de aumentar en un 15% el número de pasajeros respecto al mismo periodo de 2019 no se verá afectado

Ryanair ha asegurado que la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) en España, desde cuyo inicio se cumplen este miércoles dos meses, no está afectando a sus vuelos y, por consiguiente, a sus previsiones de transportar este verano un 15 % más de pasajeros que en el mismo período de 2019.

Desde el comienzo de la huelga el pasado 24 de junio, primera de seis jornadas, a las que se sumaron posteriormente otras doce más y, finalmente, los sindicatos convocantes, USO y Sitcpla, la han extendido hasta el 7 de enero de 2023 (de lunes a jueves, semanalmente), se han producido 353 cancelaciones y 6.240 retrasos en España, de acuerdo con la parte social.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin embargo, el director de Personas de Ryanair, Darrell Hughes, ha señalado a Efe que dichas disrupciones se deben a problemas operacionales en algunos de los aeropuertos europeos que afectan a los servicios de tierra («handling»), al control del tráfico o los filtros de seguridad, principalmente por la falta de personal, tras dos años de pandemia.

A pesar del reto que supone para Ryanair enfrentarse a un verano muy difícil desde el punto de vista operacional en Europa, «estamos viendo mucha demanda en todos los aeropuertos y seguimos creciendo en el número de pasajeros». A su juicio, tampoco las huelgas convocadas en otras aerolíneas en España como easyJet o Iberia Express están afectando a la recuperación del turismo en nuestro país, que sigue siendo muy sólida.

Ryanair espera recuperar completamente su tráfico a finales del presente ejercicio fiscal (marzo 2023), con 165 millones de pasajeros (un 11 % más que en 2019), 50 millones de ellos en España (un 14 % más que antes de la pandemia), pero el nivel de incertidumbre, con el alza de los precios del combustible y la inflación, entre otros aspectos, no le permite, en estos momentos, tener la misma certeza en cuanto a los beneficios.

Debido al encarecimiento del combustible, los precios de los billetes aéreos se están incrementando, pero esto hace también que «la diferencia frente a nuestros competidores se está haciendo más grande», ha añadido. La compañía, que tiene asegurado un 80 % del fuel a un precio más barato hasta marzo de 2023 y un 30 % para el año fiscal siguiente, «va a seguir teniendo los precios más bajos frente a la competencia», ha subrayado.

NEGOCIARÁ CON QUIÉN ESTÉ DISPUESTO A LLEGAR A UN ACUERDO

Respecto de la huelga de sus TCP en España, el directivo sostiene que tiene «muy poco apoyo» por parte del colectivo y que no está perjudicando a la imagen de la compañía.

USO y Sitcpla afirman que el seguimiento es muy difícil de cuantificar en tanto que todos los vuelos han sido declarados como servicio mínimo, extremo que niega la compañía, que, según Hughes, se atiene al porcentaje establecido por el Gobierno. Hughes ha destacado que la compañía va a trabajar para mejorar las condiciones de sus trabajadores «con quién esté dispuesto a negociar y llegar a un acuerdo».

En este sentido, ha recordado que la aerolínea llevaba negociando cuatro años con USO y Sitcpla, incluyendo ocho meses de negociaciones profesionales con el SIMA de intermediario y no pudo llegar a ningún acuerdo .En cambio, con CCOO, en muy poco tiempo, «pudimos anunciar un acuerdo el pasado 29 de mayo», que, entre otras medidas, incluye el compromiso de la compañía de firmar un convenio colectivo completo antes de que finalice octubre de 2023 o la contratación directa y no a través de las agencias de colocación.

Además, contempla un incremento salarial de 1.000 euros al año desde ya y de otros 800 euros adicionales al año a partir de abril de 2023. Los actuales sueldos de los TCP en Ryanair en España se sitúan entre 19.000 y 40.000 euros, para cargos de supervisor, incluyendo la parte fija y la variable, ha precisado. Para USO y Sitcpla, sin embargo, estos 1.800 euros corresponden al «productivity bonus» que los TCP tenían antes de los recortes salariales, que la Audiencia Nacional declaró nulos.

Al acuerdo firmado con CCOO, al que únicamente se pueden acoger los TCP afiliados a este sindicato, pero cuando se firme un convenio, todos estarán bajo su paraguas, se han añadido luego más medidas, relacionadas con ascensos internos o dietas, ha apuntado Hugues. Según el directivo, en estos momentos, «mientras que USO y Sitcpla están perdiendo afiliados, CCOO los está ganado todos los días».

Preguntado por los más de 20 despidos que se han producido desde el comienzo de la protesta, Hughes ha remarcado que ninguno de ellos ha sido por secundar la huelga, sino porque USO y Sitcpla han animado a los tripulantes a que no trabajasen en vuelos declarados como servicio mínimo.

Los sindicatos lo niegan y explican que lo que ha ocurrido es que la empresa pretendía notificar servicios mínimos durante los periodos de desconexión digital de los trabajadores y, ante el ejercicio de este derecho, Ryanair interpreta que no se ha cumplido con ellos, llevando así al despido.

Todos estos despidos serán impugnados ante los juzgados de lo social, han insistido los sindicatos, que esperan que se declaren nulos y se readmita a estos compañeros, como ya ocurrió en huelgas anteriores en Ryanair.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉