Quince patronales se plantan ante el Gobierno español: «Es imposible pagar el impuesto al plástico»

  • España es la única que sigue adelante con la tasa en Europa
  • El coste total se eleva a 2.000 millones de euros
  • Reclaman una moratoria de un año

Según publica eleconomista.es A tan sólo un mes de la entrada en vigor del impuesto a los plásticos de un solo uso en nuestro país, las organizaciones de los principales sectores de consumo(Aces, Acotex, Adelma, Aecoc, Afeb, Anged, Asaja, Asedas, Cooperativas Agroalimentarias, Fece, Fiab, Foro Interalimentario, Marcas de Restauración y Stanpa) han hecho un llamamiento de última hora al Gobierno para aplazar la entrada en vigor de un impuesto que amenaza el futuro, según han dicho, de un gran número de empresas denuestro país. Estas quince patronales han coincidido en que con un coste de casi 2.000 millones, frenará la inversión y destruirá empleo, además de ser imposible de cumplir por las exigencias que conlleva, al tener que comprobar que materiales se han utilizado en toda la cadena y si se ha pagado la tasa. «Estamos desesperados», han sentenciado.

Tras la reciente decisión del nuevo gobierno italiano de seguir aplazando la entrada en vigor de este gravamen, España se ha quedado sola con este nuevo impuesto (no obligatorio para los estados miembros) que supondrá añadir sobrecostes a sus empresas en un contexto especialmente delicado.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Una prueba más de resistencia para unos sectores que llevan meses sometidas a un gran incremento de costes (materias primas, transporte, energía…) a las que ahora, si la situación no se reconduce, deberán sumar una medida que tendrá un impacto directo de 690 millones de euros, pero que se eleva en total a 2.000 millones.

«La introducción del impuesto exclusivamente en nuestro país incrementa los sobrecostes para las empresas españolas y, por tanto, le resta competitiviad frente a sus vecinos europeos, generando además una gran inseguridad jurídica», ha asegurado el director general de Aecoc, José María Bonmatí. En ese sentido, según ha insistido «conviene destacar el impacto nocivo que esta medida presenta para las exportaciones de nuestros sectores, así como el freno que supone a la inversión en España por parte de empresas del gran consumo que, aun teniendo interés en nuestro país, pueden decantarse por otros mercados en los que no deban asumir estos costes adicionales». Aurelio del Pino, presidente de la patronal de supermercados ACES, ha señalado que el problema además es que más allá del pago del impuesto, «tenemos que comprobar a lo largo  de toda la cadena que no se han usado plásticos o que en su caso se ha pagado el impuesto, lo que genera numerosas dudas como sujetos pasivos». Según ha dicho, «es un proceso muy complejo y no sabemos cómo hacerlo».

El Gobierno se niega

El Gobierno rechaza el aplazamiento alegando una caída de los ingresos previstos en los Presupuestos Generales del Estado, si bien reconoce que, a causa de la inflación, cuenta con una recaudación extra por vía impositiva que supera los 32.000 millones de euros. Las empresas de los sectores representados se declaran firmemente comprometidas con la reducción de los plásticos de un solo uso, pero consideran que el impuesto llega «en el peor momento posible».

Solicitud ‘in extremis’

«Pedimos al Gobierno que lo tenga en cuenta y que nos convirtamos en el único país que sigue adelante con ello», ha asegurado Mauricio García Quevedo, director general de Fiab. En la misma línea también, Eduardo Zamácola, presidente de Acotex, la patronal del sector textil, ha acusado al Gobierno de «poner palos en la rueda», reclamando «no que se suspenda el impuesto, pero sí que se aplace».

Las 14 patronales han destacado que las compañías españolas van por delante de la legislación en su compromiso con el medio ambiente y, en la gestión del plástico, la gran mayoría de empresas ya han adoptado medidas como el rediseño, la reducción de peso o la reutilización para tratar de minimizar la presencia de este material en el packaging. De hecho, según datos de Eurostat, España se sitúa entre los países con mejores ratios de reciclaje de envases de plástico(51,4%), por delante de naciones como Alemania, Francia o Italia y del conjunto de la media europea (37,7%).

Las asociaciones del sector disponen de informes e indicadores que confiman que, en los últimos años, sus empresas han reducido en un 21,7% el porcentaje de plástico utilizado, que el 69,1% del plástico que emplean es reciclable o reutilizable y que el 35,1% del plástico de sus packagings procede de plástico reciclado.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉