Qué pasa en EEUU con el despliegue del 5g y los aviones mientras España no tiene ese problema

Pantalla digital

El despliegue de la nueva telefonía 5G está resultado algo accidentado en EEUU. Ayer más de 200 vuelos fueron cancelados ante la inminente activación de una nueva franja del espectro para los servicios de móvil.

Según las aerolíneas, esto podría representar un grave peligro para la aviación.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Las empresas de telefonía sostienen que no existe tal peligro.

¿Qué esta ocurriendo? ¿En qué puede afectar la telefonía móvil a un avión? ¿Por qué este problema no sucede en Europa? Vamos a intentar explicarlo en este post. Pero para hacerlo, debemos dar un paso atrás y empezar por el principio.

Vivimos rodeados de ondas electromagnéticas

Aunque a menudo no seamos conscientes, continuamente vivimos rodeados de ondas electromagnéticas por todos lados.

Algunas de esas ondas electromagnéticas las vemos: la luz es un ejemplo de onda electromagnética. Nuestros ojos son precisamente sensores que captan ondas electromagnéticas.

Pero, ademas de la luz, hay muchas ondas electromagnéticas a nuestro alrededor que no vemos. Por ejemplo: ahora mismo cualquiera de vosotros está rodeado por ondas electromagnéticas que corresponden a emisiones de televisión y de radio. La señal del WIFI es otra onda en la quizás tampoco habíais caído en la cuenta.

Los satélites que hacen funcionar el GPS también os están mandando radiación.

Si hay tantas ondas electromagnéticas diferentes, ¿por qué no se confunden unas con otras?

Porque cada una de esas ondas tiene una ‘frecuencia’ diferente.

Por ejemplo:

La luz de color rojo tiene una frecuencia de unos 400 THz.

La emisión de Radio Nacional de España tiene una frecuencia de 88,2 MHz.

Los restos del Big Bang, el momento que se creó el Universo, son también ondas que están ahora mismo a vuestro alrededor en la frecuencia 160 GHz.

Si hay tantas frecuencias, ¿cómo se decide quién puede emitir en cada una?

Lo deciden los gobiernos. Por ejemplo en España existe un Real Decreto llamado «Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias» que decide quién puede emitir en cada frecuencia.

Algunas frecuencias las usa el Estado (por ejemplo para transmisiones del Ministerio de Defensa), y otras se subastan entre empresas de televisión, radio o telefonía.

El 5G en España

La telefonía 5G en España comenzó a desplegarse en la banda de frecuencias que va desde los 3,400 GHz hasta los 3,800 GHz.

Cuatro empresas (Telefónica, Orange, Vodafone y Más Móvil) se presentaron a la subasta que organizó el Ministerio de Economía. Cada una de ellas se compró un trozo de espectro, como muestra la siguiente figura:

Vale, muy bien. ¿Pero qué tienen que ver los aviones en todo esto?

Los aviones también utilizan ondas electromagnéticas para muchas de sus funciones. Por ejemplo, los pilotos se comunican con las torres de control en una frecuencia determinada. Con esa frecuencia no hay ningún problema de interferencia, porque todos los países la tienen asignada a la comunicación aérea.

Pero hay otro aparato crítico en un avión que usa ondas electromagnéticas: el altímetro, lo que le dice al piloto cuántos metros está por encima del suelo. Por razones evidentes, si el altímetro de un avión funciona mal hay peligro de catástrofe aérea.

(Imagínate en un día de niebla que el altímetro diga que el avión está a 1,000 metros sobre el suelo cuando en realidad esté a 3 metros).

¿Por qué hay un problema en EEUU y no en Europa?

Porque las frecuencias elegidas para el 5G en EEUU y en Europa son diferentes.

Como explicábamos antes, en España (y en el resto de Europa) se eligió la banda entre 3,400 y 3,800 GHz para el primer despliegue del 5G.

Resulta que en EEUU, esa banda llega hasta los 3,980 GHz. Y los altímetros de los aviones operan en 4,200 GHz. Hay muy poca ‘distancia’ entre la telefonía móvil y un aparato crítico para la navegación aérea.

¿Y qué van a hacer?

Pues aún no se sabe. Por ahora, las empresas de telefonía han vuelto a retrasar el despliegue 5G cerca de los aeropuertos, aunque repiten que no habría ningún problema. Las compañías aéreas le piden al gobierno que la cancelación sea definitiva. Habrá que esperar para conocer cuál será la decisión final.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉