¿Qué pasa con los 10.000 trabajadores de Inditex, Cortefiel y Tous tras el cierre en Rusia?

Zara cobrará por las devoluciones en línea

El rublo acumula en 2022 una caída del 50%. Las empresas que decidan mantener a sus trabajadores podrán pagar dos salarios con lo que antes pagaban uno

El goteo de salidas de compañías multinacionales o de suspensión de actividad en Rusia ha sido una constante desde que comenzó la guerra. Coca Cola, McDonald’s y Starbucks, símbolos del capitalismo norteamericano, han sido las últimas en sumarse. Ikea fue de las primeras en anunciar su retirada del país, y le siguieron diferentes enseñas de todo tipo como H&M o Mango. Una decisión nada fácil para empresas como McDonald’s y tampoco para Inditex, con una gran exposición en el país y muchos trabajadores.

Finalmente, hace justo una semana, Inditex informó a la CNMV de que «en las actuales circunstancias no puede garantizar la continuidad de las operaciones y de las condiciones comerciales en la Federación Rusa» suspendiendo temporalmente su actividad en las 502 tiendas (de las cuales, 86 son de Zara) y en el canal online del país.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Cerca de 10.000 trabajadores

Rusia constituye alrededor del 8,5% del EBIT global del grupo Inditex con todas las tiendas operando en régimen de alquiler, «por lo que la inversión no es relevante desde el punto de vista financiero», según informó la multinacional.

Algunos expertos del sector cuestionaron la tardanza de la decisión de cierre, lo que podría perjudicar a la imagen de marca. Sin embargo, la decisión era muy compleja siendo Rusia el segundo país, tras España, para la multinacional.

Siguiendo los pasos del gigante gallego, otro gran grupo textil, Tendam (con marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield o Women’secret) anunciaba que también haría lo mismo en sus 50 establecimientos del país, que emplean a 400 personas. La misma decisión tomó la firma de joyería Tous, con 32 establecimientos en propiedad en Rusia y 23 franquicias. La empresa catalana cuenta con unos 200 trabajadores en el país. 

¿Qué pasa con los trabajadores?

Inditex, que esta semana presenta sus resultados ante gran expectación por ser la última presentación de Pablo Isla al frente de la compañía, tiene como prioridad su plantilla de más de 9.000 personas. Tal y como apuntaban en el hecho relevante enviado a la CNMV hace unos días, la compañía desarrolla en este momento «un plan especial de apoyo». Mientras se diseñan estas nuevas medidas organizativas con las tiendas cerradas, la plantilla sigue formando parte de la compañía.

Tendam (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield o Women’secret) cuenta con 400 trabajadores en Rusia que también seguirán en nómina de la compañía. La decisión de suspender la actividad en Tendam se ha realizado «garantizando la máxima protección a todos los colaboradores y empleados, que siguen siendo empleados de la compañía», aseguran a THE OBJECTIVE fuentes de la compañía.

En el caso de Tous, los dos mercados más grandes de la firma joyera son España y México y hay un grupo de países, en los que se incluye Rusia, donde la compañía tiene una presencia significativa pero de menor relevancia que los mencionados. En cuanto al impacto económico, según fuentes de la compañía, «aún es pronto para definirlo».

Sobre los cerca de 200 empleados que Tous tiene en Rusia, «la compañía está estudiando fórmulas para ofrecer apoyo a los equipos en el país, esperando que la situación mejore lo antes posible».

Trabajadores de McDonalds

La mítica cadena americana de hamburguesas fue una de las primeras en anunciar su salida de Rusia; sin embargo, el cierre no se ha producido hasta ahora. De momento la cadena anuncia una «pausa en todos sus negocios» en el país, donde tiene 850 locales y que da empleo a 62.000 personas.

McDonald’s anunció finalmente que cierra temporalmente todos sus locales porque no puede «ignorar el innecesario sufrimiento causado a Ucrania». Los trabajadores seguirán percibiendo sus salarios.

Salarios depreciados

Con la bolsa de Moscú cerrada desde hace dos semanas y las alertas de default, la divisa rusa no ha dejado de desplomarse desde que comenzó la contienda.  El rublo se ha depreciado un 37% frente al euro en dos semanas. La caída es más profunda si se tiene en cuenta todo el año 2022 ya que desde enero la caída es cercana al 50%.

En esta situación, las compañías que han decidido permanecer en el país a pesar de cesar temporalmente sus operaciones harán frente a salarios más bajos. Durante el tiempo que las tiendas permanezcan cerradas no ingresarán pero casi podrán pagar dos nóminas con lo que hace apenas seis meses pagaban una.

En estos días, las principales agencias de calificación también han degradado el valor de la economía rusa.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉