Pago por medios electrónicos en España aumenta

Publicidad

Según publica valencianoticias.com Recientemente el Banco de España ha publicado su boletín económico titulado “Uso del efectivo y de otros medios de pago: ¿cómo está cambiando la forma en que pagamos?” donde analiza cómo pagamos los españoles y cuáles son las tendencias que parecen imponerse para el futuro próximo.

La principal conclusión del informe es que el uso de pagos electrónicos va ganando terreno al efectivo tanto en las compras físicas como por supuesto en las que se hacen online, en las que el uso de efectivo queda muy limitado a la opción conocida como “contra reembolso” que muchos comercios ni siquiera ofrecen.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Si bien ha aumentado el pago con tarjetas de crédito, el nuevo actor en escena es el pago desde el móvil que ha dado un importante salto desde 2019 tanto en las transacciones comerciales como en las que se dan entre particulares.

Con todo, el efectivo sigue siendo el medio de pago más usado en los pagos en los establecimientos físicos, pues supone un 66 % de las operaciones en 2022, aunque es una cifra sensiblemente inferior al 83 % de 2019.

¿Y cómo recibimos el dinero?

En este apartado por supuesto influye sobremanera la forma en que nos pagan los empleadores, con la transferencia bancaria como gran protagonista.

Si hablamos de transacciones entre particulares, a hemos comentado que el método más usado es el efectivo, seguido de la transferencia bancaria y luego los pago móviles.

En cuanto a cómo recibimos financiación, según Compinero el método más habitual es la tarjeta bancaria, aunque también hay opciones para recibir dinero en efectivo como son los establecimientos de compro oro, empeños y venta de bienes de segunda mano.

¿Continuaremos en la misma línea?

No hay nada que parezca indicar que la progresión de los pagos móviles y electrónicos se vaya a truncar sino al contrario.

La comodidad que ofrece y la ausencia de comisiones hacen que poco a poco más consumidores y establecimientos opten por ello.

En su contra están aquellos que aseguran que dejar el uso del efectivo compromete nuestra privacidad. En vista de cómo han evolucionado otros aspectos de la sociedad con gran aumento de uso de diferentes redes sociales, servicios que sube nuestra información a la nube, etc. Parece poco probable que esta facción crítica pueda dar la vuelta a la tendencia general.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉