Orange y MasMóvil sellan fusión histórica valorada en 18.600 millones para competir con Telefónica

Publicidad Orange
  • El acuerdo definitivo está valorado en 18.600 millones de euros, por debajo de los 19.600 pactados al inicio de las negociaciones.
  • El nuevo gigante competirá directamente con Telefónica, y será líder en clientes, aunque tendrá una menor cifra de ingresos y ebitda.

Han hecho falta meses de negociaciones, pero finalmente Orange España y MasMóvil han anunciado su histórica fusión para crear un gigante de la telefonía en número de clientes.

El acuerdo definitivo de integración de los negocios está valorado en 18.600 millones de euros (10.900 para MasMóvil y 7.800 para Orange España), y contempla la creación de un operador participado al 50% que será líder en mercados estratégicos como la banda ancha fija o la telefonía móvil.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Este nuevo gigante del mercado español competirá directamente con Telefónica. Con los datos actuales, la joint venture tendrá más clientes de fibra y móvil, aunque una menor cifra de ingresos y ebitda (beneficio antes de impuestos y amortizaciones).

El importe de la operación, sin embargo, está por debajo de los 19.600 millones pactados en marzo, cuando comenzaron las negociaciones en exclusiva. Las dos operadoras ya anunciaron en marzo que estaban en «negociaciones en exclusiva para combinar su negocio en España».

El consejero delegado de Orange, Christel Heydemann, cree que la creación de esta nueva empresa es «de fundamental importancia para el Grupo Orange, el mercado español de telecomunicaciones y para nuestros clientes».

Por su parte, el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, ha destacado que junto con Orange planean formar «un operador fuerte con un modelo de negocio sostenible y la capacidad de invertir en infraestructuras, tecnología y talento a nivel mundial». «Anticipamos que esta operación fomentará la competencia, la digitalización y la innovación en el mercado español», ha añadido.

La hipercompetencia en el mercado de las telecomunicaciones en España lleva un tiempo erosionando la línea de ingresos de las operadoras y todo apuntaba a un movimiento de concentración del mercado.

La unión del negocio se hará a través de la creación de una joint venture participada al 50% por cada una de las empresas con una valoración de 18.600 millones de euros. Telefónica tiene una capitalización en bolsa, que a cierre de mercado del 7 de marzo, ascendía a 22.700 millones de euros.

Las cifras compartidas por las operadoras señalan que la unión de Orange y MásMóvil crearía un gigante con unos 7,1 millones de clientes de banda ancha —de los que vendrían 4,03 de Orange y 3,1 de MásMóvil—. La unión también crearía una compañía líder en clientes de línea móvil con 27,6 millones de líneas —16,3 millones de Orange y 11 de MásMóvil—.

Sin embargo, todavía quedan por ver cuáles serán las condiciones que imponen los reguladores de competencia en este movimiento. Unas de las reivindicaciones del sector en estos últimos tiempos ha sido esta: flexibilización de las reglas del juego en un nuevo tablero.

La operación está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia, así como de otras autoridades pertinentes, y se espera que se cierre en la segunda mitad del año 2023, como muy tarde.

El comunicado de ambas entidades destaca que la empresa conjunta, que uniría negocios complementarios como los de MásMóvil y Orange, daría lugar a importantes eficiencias, lo que «permitiría a la entidad combinada acelerar las inversiones en FTTH y 5G, que serán beneficiosas para los consumidores españoles».

El acuerdo entre las partes incluye un derecho a activar una Oferta Pública de Venta (OPV) bajo ciertas condiciones acordadas para ambas partes después de un periodo definido y, en dicho escenario, Orange tiene la opción de toma de control de la entidad combinada al precio de dicha Oferta Pública de Venta (OPV).

Las due dilligences, que se han venido realizando desde el pasado mes de marzo, han arrojado un potencial de sinergias superior a los 450 millones de euros anuales, a partir del cuarto año después del cierre de la operación.

Además, la transacción está soportada por un paquete de deuda de 6.600 millones de euros sin recurso al accionista, que financiará, entre otras cosas, un pago de 5.850 millones de euros a los accionistas del Grupo Orange y MásMóvil.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉