Banner_Home-letras
Inicio España Destacada Orange y MásMóvil negocian fusión por 19.600 millones en España

Orange y MásMóvil negocian fusión por 19.600 millones en España

Publicidad Orange

Ambas compañías confirman que han comenzado conversaciones “en exclusiva” tras meses de rumores para la consolidación en el sector de las telecomunicaciones

Orange y MásMóvil han confirmado este lunes que negocian para consolidar el segundo mayor operador de telefonía de España. Según informan ambas compañías en un comunicado, el acuerdo sería a través de una empresa conjunta en la que cada grupo tendría el 50% de las acciones. La empresa resultante tendría una valoración de 19.600 millones.

De este modo, ambas compañías confirman los rumores que venían repitiéndose en el sector ante una posible consolidación del sector. Los distintos directivos de las telecomunicaciones en España, salvo en Telefónica, habían mostrado su interés en buscar operaciones de concentración en el mercado. Esta situación dejaba a MásMóvil, cuarto operador, en el centro de una posible operación, que finalmente se está gestando con la francesa Orange. De concretarse, Vodafone quedaría descolgada como tercera compañía en España.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Ambas empresas aseguran que se encuentran en un periodo de «negociación en exclusiva», pero ya avanzan varios aspectos concretos sobre la operación, lo que da muestra de lo avanzado del proceso. El primero es la valoración. Se cifra la nueva entidad en 19.600 millones de euros. Orange España tiene una valoración menor, de 8.100 millones de euros, mientras que la de MásMóvil es de 11.500 millones de euros, aunque a esta última cifra habría que restarle la deuda, de unos 6.500 millones. Según informa Expansión, la compensación por el mayor valor de Orange España se realizaría mediante un dividendo cuando la empresa esté formada.

El segundo aspecto acordado es la forma de la nueva empresa. Será lo que se llama en la jerga empresarial ‘joint venture’, es decir, una empresa conjunta. De este modo, Orange y MásMóvil se repartirán al 50% las acciones de la sociedad, por lo que ninguna de las dos compañías tendría el control del grupo y por tanto, la multinacional francesa dejará de consolidarse en sus resultados las cuentas de su filial en España. Aunque los detalles respecto al reparto de poder en la cúpula no están todavía cerrados, se prevé que Orange quede con la presidencia y la dirección financiera, mientras que MásMóvil tendría la figura de consejero delegado.

El tercer punto concretado en el comunicado que han enviado ambas compañías es que se contempla la posibilidad de que esta empresa que surja de la fusión salga a Bolsa en un futuro. Orange también se reserva el derecho de tomar el control del grupo y de consolidar la entidad resultante durante este proceso de salir al mercado.

La nueva compañía, que integraría toda la actividad de ambas en España, daría servicio a 7,1 millones de clientes de fijo, 20,2 millones de clientes de móvil y 1,5 millones de clientes con televisión de pago. Además, la empresa se quedaría también con los activos de infraestructuras de red de ambas compañías, dejando fuera las torres de telecomunicaciones, que Orange ya había trasladado a una empresa separada, Totem. Generaría unos ingresos de 7.500 millones de euros y se marcan como reto «abordar una expansión ambiciosa y sostenible de sus redes de fibra y 5G».

Las empresas cifran en 450 millones los ahorros de costes que obtendrían con la fusión a partir del tercer año. En el calendario que se marcan las telecos, se espera que la transacción sea firmada antes del verano, para darla por concluida antes del segundo trimestre del año que viene. Siempre y cuando, eso sí, se obtengan las aprobaciones de las autoridades. En el pasado, los organismos de competencia en Europa se han mostrado reticentes en cuanto a las grandes fusiones de operadoras, si bien las empresas han asegurado recientemente que confían en que las condiciones se hayan relajado.

Lazard ha actuado como asesor financiero de Orange. Goldman Sachs Bank Europe SE ha trabajado como asesor financiero de MásMóvil y BNP Paribas ha actuado como asesor de financiación de MásMóvil.

Aunque en un principio se asumió que la operación de fusión en España se produciría entre MásMóvil y Vodafone, aunque ambas compañías nunca confirmaron las negociaciones, ha sido finalmente Orange quien ha dado el paso. El cuarto operador es actualmente uno de los principales clientes mayoristas de Orange, ya que le alquila sus redes para dar servicio a sus clientes, por lo que un acuerdo con la británica habría dejado a la francesa sin esos ingresos.

MásMóvil llega, por su parte, a esta operación tras unos años muy intensos de compras en España que le han consolidado en un operador relevante en el país. La compañía, propiedad de KKR, Providence y Cinven, comenzó a tomar un tamaño importante cuando en 2016 Orange y Jazztel se fusionaron y la compañía gala tuvo que desprenderse de un paquete importante de clientes, que adquirió MásMóvil. A partir de ahí fue comprando multitud de pequeñas empresas de telecomunicaciones en España, hasta que el pasado año asumió la más importante, con Euskaltel, valorada en unos 2.000 millones de euros.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉