¿Los supermercados son un negocio rentable?

Interior de supermercado, anaqueles y estantes con productos

La guerra de los supermercados se recrudece con la aparición de nuevas cadenas

  • Mercadona, Carrefour, Primaprix, Dealz… A cierre de 2021, había en España casi 26.100 supermercados, más que en el año de la pandemia.
  • ¿Es un negocio rentable? «Depende de las estrategias que utilicen», asegura a Business Insider España el responsable Desarrollo de Negocio de Inprofit, Jorge Anduix.
  • El margen de beneficio de los supermercados oscila entre el 3% y el 10%.

Si algo ha aprendido el consumidor en tiempos de inflación es a repartir la compra entre los diferentes supermercados. Algo que es muy sencillo de hacer, ya que cada vez existen más cadenas. Desde Mercadona o Carrefour, donde podemos encontrar frescos, carnes, pescado o droguería, hasta algunos especializados en descuentos, como Primaprix o Dealz.

Según el censo de establecimientos de alimentación en España más reciente elaborado por UVE Data Leads Food, 2021 cerró con 200.000 puntos de venta censados, de los cuales más de 161.770 son comercios, casi 26.100 son supermercados y más de 8.620 son establecimientos de autoservicio.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En referencia a los supermercados, esto supone un incremento de 1.490 nuevos locales entre 2020 y 2021, ya que en el año de la pandemia había 24.600.

El resto de puntos de venta a los que hace referencia el estudio se reparten entre Cash & Carry, hipermercados y otros comercios. Todos estos puntos se los reparten más de una veintena de cadenas de supermercados que operan en todo el país.

Además, hay que tener en cuenta que, según explican diferentes fuentes del sector, los supermercados operan con un margen de beneficio de entre el 3 y el 10%, que varía según el tipo de establecimiento. Un margen reducido, por lo que necesitan que los consumidores acudan muy a menudo a los locales y el volumen de compras sea elevado.

Supermercado de Mercadona

 

Según informa Economia3, la rentabilidad media de los principales supermercados españoles es de un 3,18%. La más rentable es Lidl, con un margen neto del 3,93%. Por detrás se sitúan Carrefour, con un 3,72% y Mercadona, con un margen del 2,96%.

Ante el aumento en el número de puntos de venta y con esos márgenes tan exiguos, ¿siguen siendo los supermercados un negocio rentable?

«Al final, un supermercado existe porque tienen ventas, o sea, que es igual que cualquier tipo de negocio», señala Cristina Pérez, directora de Commerce de Kantar Insights. Para los analistas, precisamente esta táctica de abrir diversos puntos de venta es la que les genera una mayor rentabilidad.

«Por ejemplo, Mercadona se expandió orgánicamente. Es verdad que creció en ventas, pero lo hizo porque abrió muchas tiendas nuevas», explica Pérez a Business Insider España. Actualmente, la cadena valenciana es líder por cuota de mercado, con el 26%, según Kantar. Le siguen Carrefour, con un 9,7%, y Lidl, con un 5,8%.

La realidad es que, desde la pandemia, los hábitos de consumo de la población han cambiado. Un ejemplo de ello es que, durante 2020, las grandes superficies que más vendían eran las locales. En su momento, se debía al confinamiento y al hecho de no poder desplazarte para comprar en las cadenas habituales.

Sin embargo, muchos usuarios conocieron nuevas marcas con precios competitivos y eso ha hecho que los supermercados de proximidad hayan ganado adeptos. De ahí que las principales cadenas, como Mercadona, Carrefour o Lidl, hayan decidido ampliar su red por los barrios, apostando por tiendas más pequeñas, pero cerca de casa, donde los consumidores puedan encontrar de todo.

«Es difícil que me vaya a buscar un supermercado que esté muy lejos para hacer una compra de 3 productos. Cuando se empezaron a abrir los bazares, hicimos un estudio y vimos que había un elemento relacionado con la conveniencia: el tiempo. Si voy a comprar 2 cosas, por qué voy a aguantar la cola del súper, voy al bazar, aunque pague un poco más», explica la directiva de Kantar.

Sin embargo, ante el abanico de posibilidades que tiene el consumidor para elegir, los supermercados activan diversas estrategias para intentar captar su atención y hacerse con la compra habitual.

«La rentabilidad de los supermercados depende de las estrategias que utilicen. Hay supermercados, como Mercadona, que siempre han mantenido que no hacen promociones. Otros son mucho más caros, pero sacan descuentos mucho más agresivos», señala Jorge Anduix, responsable de Desarrollo de Negocio de Inprofit, a Business Insider España.

¿Cómo consumimos?

Mejores superalimentos que puedes comprar en Lidl

Para entender los pasos que dan los supermercados en este camino por hacerse con la mayor cuota de mercado posible, es necesario entender cómo se planifica y consume un usuario.  Aunque la mayoría de clientes acude a estos establecimientos con una lista de la compra clara, la realidad es que buena parte de la cesta se llena de productos que no tenía previsto comprar.

«Un 30% de las compras son decisiones que se toman enfrente del lineal. Aunque parece poco, es importante tener ese porcentaje de ventas», indica Cristina Pérez. Este es uno de los puntos de mayor rentabilidad para los supermercados. Además, señala la experta, cuanto menos tiempo pasas en el supermercado, más compras.

«Por ejemplo, no es lo mismo que a mí se me acabe el champú, que voy al estante y compro el mismo. No tardo nada y el gasto es X. Sin embargo, si decido comprarme algo para el pelo, voy al lineal y miro todo lo que hay. En este tipo de compras, que son exploratorias, se gasta hasta un 23% más de media que en las compras de rutina», explica la experta.

Ahora, en los supermercados están proliferando las barras o puntos de comida para llevar recién hecha, simulando a la casera. Para los expertos, esto tiene como principal objetivo conquistar a la gente joven.

«Ahora, con la estrategia del take away o la comida precocinada, lo que están intentando es acercarse a un público algo más joven, que sabe que va a propiciarle compras más impulsivas y más repetitivas», señala Jorge Anduix. Esto es especialmente llamativo en Mercadona, ya que al no tener promociones necesita que sus usuarios acudan varias veces por semana.

El comercio online eleva la presión sobre la rentabilidad

Compra online en Mercadona

 

Sin embargo, los expertos consultados por Business Insider España consideran que el modelo de venta actual de los supermercados debe cambiar hacia otro en el que el ecommerce sea uno de los protagonistas.

«La extensión del comercio electrónico hace que necesiten replantearse el hecho de si es necesario tener tantas tiendas y quizás cierren algunas. Necesitan tener una buena estrategia omnicanal combinando el online con el canal físico», explica Pérez.

De hecho, las principales cadenas, como Mercadona o Carrefour, ya han pisado el acelerador para tratar de adecuarse a este nuevo modelo. Todas estas superficies saben que el reparto a domicilio y el de última milla es crucial. Por eso, buscan la estrategia que mejor se adecue tanto a su modelo de negocio como a su rentabilidad.

De momento, parece que les sirve. Según los datos que ofreció Mercadona en su última presentación de resultados, su negocio online había crecido en 2021 un 40% respecto al año anterior. Por su parte, Carrefour señaló que su canal de ecommerce movió 3.300 millones de euros en 2021, un 12% más que en 2020.

El sector de los supermercados está inmerso en un continuo cambio para intentar adaptarse a las necesidades de los consumidores. Además, la lucha por convertirse en el más atractivo está más viva que nunca en un contexto en el que cada vez hay más opciones.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉