Lola Market, un referente para la compra en supermercados online

Interior de mercado, anaqueles con productos, manos con tablet y dibujo de cesta

Cada vez es mayor la cantidad de personas que prefiere llenar la nevera realizando la compra a través de plataformas online. Entre las razones de este incremento encontramos la comodidad, la mayor oferta de productos y las restricciones de movilidad originadas por la propagación de la COVID-19, que han sustituido a los métodos de venta tradicionales de productos de alimentación.

El pasado mes de marzo, cuando Europa se vio sorprendida por la rápida expansión del SARS-CoV-2, el comercio online experimentó un incremento de tal magnitud que resultó imposible satisfacer el sorprendente nivel de demanda, colapsando los servicios de reparto a domicilio de las principales cadenas de supermercados. Este hecho, junto con la permanente expansión de la COVID-19 y las limitaciones de movilidad y aforos en establecimientos de todo tipo, provocaron que gran parte de la clientela tradicional de comercios locales y grandes superficies de alimentación pasase a formar parte del extenso grupo de consumidores que realizan, de manera habitual, sus compras de alimentación de manera telemática.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

De entre la cantidad de hábitos que el coronavirus ha cambiado en el mundo moderno, los relacionados con las compras presenciales han sido de los que más han sufrido esa imparable transformación digital. A raíz de ello, y en vista de los escasos avances en cuanto a la prevención en la propagación del virus, muchos clientes han optado por mantener la vía telemática para realizar sus compras no solo en alimentación, sino en los demás sectores del consumo, abrazando las bondades que las compras por Internet ofrecen y, sobre todo, la comodidad que proporciona el reparto a domicilio de los productos de alimentación más voluminosos y pesados.

La globalización virtual del sector de la alimentación

El acceso a distintas plataformas web para realizar la compra ha expandido el catálogo de productos disponibles en la red y, por ende, la oferta a la que tiene acceso el consumidor. En el modelo tradicional de compras presenciales en supermercados y tiendas de alimentación primaba la adecuación al catálogo de una determinada cadena, la más cercana al domicilio o la que despertara mayor confianza en el consumidor, por encima de la expansión de la oferta. Es decir, nos adaptábamos a lo que había en nuestro supermercado habitual y preferíamos hacerlo a tener que comprobar en otros establecimientos si había un determinado producto que se nos resistía. Esta tendencia ha cambiado con la irrupción de los supermercados online, que han puesto a disposición del cliente una mayor oferta de productos.

Esto ha originado cambios a nivel organizativo en las propias cadenas de supermercados. Antes, el modelo tradicional aseguraba la viabilidad del comercio si este se encontraba en una zona más o menos poblada con una afluencia constante de clientes. En el mercado web el flujo constante de consumidores no está determinado por la cercanía del local, sino por la calidad de la oferta de la que disponga, originando un incremento en la variedad de productos del catálogo de cara a una mayor exposición en la red.

El auge de las plataformas de pedidos online

Debido al auge del comercio online, este ha experimentado varios cambios y notables avances en los últimos años. Cada cadena de supermercados dispone, a día de hoy, de una plataforma integrada en su página web para realizar pedidos de manera telemática. En ellas es habitual encontrar, por ejemplo, distintas promociones o cantidades en los pedidos para disfrutar de una reducción en los costes de envío o, simplemente, no pagarlos a partir de cierta cantidad.

Pero no solo se pueden realizar los pedidos a través de las plataformas propias de las principales cadenas de supermercados: también existen otras alternativas que ponen a disposición del consumidor todas las opciones de las que puede disponer para realizar su compra a distancia. Es el caso de Lolamarket.com, un portal web especializado en la compra de productos de alimentación online cuyo objetivo es el de facilitar al consumidor el más amplio catálogo de productos procedente de las principales cadenas de supermercados del país en un solo sitio, así como entregar, de manera rápida y eficiente, la compra en el domicilio seleccionado. Su modelo de negocio se basa en los Personal Shoppers, que proporcionan al cliente un trato personalizado y se encargan de realizar su compra en los establecimientos previamente seleccionados por el consumidor, pudiendo contactar en tiempo real con el Personal Shopper, haciendo modificaciones antes de empezar la compra en caso de imprevistos y eligiendo la franja horaria para su entrega que más te convenga. Los Personal Shoppers de Lola Market hacen la entrega de la compra en el domicilio seleccionado en una hora, garantizando la entrega de los productos más frescos en condiciones óptimas, igual que si hubieran sido compradas por ti.

En la actualidad, Lola Market cuenta con productos de cadenas de alimentación de la talla de Día, Caprabo, Lidl, Alcampo, Makro, El Corte Inglés, Mercadona o Carrefour, además de comercios locales como el Mercado de La Boquería, el Mercado de Chamartín o el Mercado de Chamberí de Madrid. Basta con introducir el código postal de tu domicilio para empezar el pedido y elegir los productos de las cadenas de alimentación más próximas a ti, y el Personal Shopper se encargará de seleccionar los productos indicados en la lista por ti y entregarlos en el plazo indicado.

Los cambios de tendencia entre los productos más demandados

Los nuevos hábitos adquiridos en cuanto al proceso de compra se han trasladado también al tipo de producto más demandado en las principales cadenas de supermercado. A raíz del confinamiento domiciliario y en vista de la gran cantidad de horas que nos vemos obligados a pasar en casa, los productos de limpieza y aseo personal son los que han experimentado un crecimiento más significativo si los comparamos con productos de otro tipo, encontrándose por encima de cualquier alimento en la mayoría de listados elaborados al término de la primera mitad de 2020.

Los expertos auguran un nuevo cambio de tendencia en la solicitud de productos de supermercados y tiendas de alimentación. El previsible ‘baby boom’ que viviremos en los primeros meses de 2021 traerá consigo una alta demanda de productos de aseo personal para bebés, unas impresiones que comparten en farmacias y comercios especializados en las tiendas de carritos y productos para bebé. Uno de los productos esenciales en este sentido serán los detergentes de ropa para bebés, que se encuentra en lo más alto del ranking en cuanto a productos de limpieza cuya demanda es previsible que se dispare a partir de la primera semana del año. El auge del comercio online facilitará el acceso por parte del cliente a la extensa variedad de detergentes para ropa de bebé que se puede encontrar actualmente en el mercado; de hecho, prácticamente todas las marcas de detergentes para bebés que pueden ser encontradas en plataformas de venta como Lola Market, especializadas en la comparación y oferta de productos de diferentes establecimientos, dando al cliente la posibilidad de elegir, en todo momento, cuándo y dónde comprarlos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉