La moda española sigue entre las reinas del ‘low cost’

Mujer vestida de negro con tapaboca blanco, viendo vestidos colgados en una tienda

Aunque los precios son cada vez más similares a los del resto de Europa

  • En 2020 la moda en España era sólo un 7,8% más barata que la media europea.
  • Pese a todo, el mercado doméstico sigue entre las reinas del low cost empujado por el dominio de gigantes textiles patrios como son Inditex o Mango.

España se mantiene como uno de los reyes de la moda low cost, aunque los datos apuntan a que el diferencial de precios respecto a la media europea se ha acortado a lo largo de 2020.

En concreto, la moda en España fue sólo un 7,8% más barata que la media europea en 2020, según los datos de la agencia estadística europea Eurostat. Se trata del diferencial más ajustado desde 2007.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hasta 11 países son más baratos que España, mientras que hace tan solo dos años eran 4. El diferencial encadena por tanto 3 años de descenso consecutivo, lo que significa que los precios de la moda en España cada vez se asemejan más a los de otros países europeos.

Lo más probable, apunta el portal especializado Modaes, es que la caída se deba a la reducción generalizada de precios en el continente y no al encarecimiento de la ropa española.

Además, mientras los precios de la ropa continúan un 10,1% por debajo de la media de la Unión Europea, los del calzado rozan la paridad.

Si se atiende al resto de países, sólo Reino Unido tenía en 2020 precios más baratos a los españoles, con una distancia del 12,5% respecto a la media europea.

También están por debajo de España, los precios de Croacia, Serbia, Albania, Polonia, Rumanía, Bosnia Herzegovina y que hasta hace un par de años estaba por encima de los precios medios de la UE.

Entre todos, el país más barato del continente es Turquía, que ya desde 2018 mantenía diferenciales superiores al 50% respecto a la media europea. Ahora, la diferencia se amplía hasta el 66,3%.

¿Por qué España es territorio low cost? 

España es barata y lo es debido a los gigantes textiles que la forman: la fortaleza de Primark acompañada por el dominio de Mango, Tendam o Inditex, con precios más bajos en España y Portugal que en el resto del mundo.

Pero esto no siempre ha sido así. De hecho, en 2003 y 2004, los 2 primeros años de los que hay datos disponibles, los precios en el país estaban por encima de la media de Europa.

Desde 2005, y coincidiendo con el desembarco de Primark en el territorio, las distancias se han ido alejando. Las mismas que hoy parecen acercarse, aunque de forma discreta.

El diferencial con la media comunitaria tocó máximos en los peores años de la crisis, 2012 y 2013, cuando comprar ropa en España llegó a ser un 11,7% más barato que en el resto del continente.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉