Inditex líder en ventas frente a todos los gigantes de la moda

La multinacional gallega sigue imbatida en el mapa mundial de los líderes del textil tras la pandemia

«Nuestra inspiración no está solo en las pasarelas. Mi gran consejo a quien quiera hacer algo rompedor es que mire a la calle. Es la gran pasarela», afirmó Amancio Ortega, fundador de Inditex, bastantes años antes de dejar la primera línea de gestión de la compañía, cuyas riendas asumirá en breve su hija Marta Ortega.

Llegado el momento del relevo generacional, la regla de oro del fundador sigue tan vigente como el primer día, y es una de las principales razones que explican que la multinacional textil de Arteixo siga marcando distancias con los grandes grupos que lideran el mapa mundial de la moda de gran consumo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero nada está ganado para siempre en un mercado en contracción, que este año todavía ha seguido por debajo de los niveles previos al estallido del covid, y el liderazgo de Inditex, seguida de H&M, no está exento de riesgos. Por ejemplo: en los dos mayores mercados maduros para la moda, Estados Unidos y Europa, arañan cuota Shein, Boohoo, Asos y Zalando, nacidos online y ya entrado el presente siglo.

La batalla se libra, además, cuando hay menos que repartir: según Euromonitor, el negocio mundial de ropa y calzado finalizó el ejercicio 2020 con una caída del 17,3 % respecto al 2019, retrocediendo hasta 1,27 billones de euros.

Este es el ránking de la moda mundial por facturación con datos a cierre de ejercicio del 2020.

Inditex

20.402 millones. El número uno de la gran distribución mundial de moda se reafirma en la primera posición tras acabar el año del covid 19 con un descenso del 28 % (20.402 millones de euros con el ejercicio cerrado en enero del 2020), con un fuerte crecimiento online y una contracción del gasto acorde a la caída de las ventas gracias a su modelo de negocio basado en la fast fashion. A comienzos de año, antes del repliegue en China, contaba con 7.469 tiendas en 96 países, y el 85 % de sus ventas, facturadas fuera de España.

h&M

18.244 millones. Fundada en Estocolmo (Suecia) en 1947, H&M ha conseguido capitalizar en el último año el proceso de transformación que empezó en el 2017 para competir en el mercado online, en el que se había quedado rezagada. La empresa, que nombró a Helena Hemersson consejera delegada en el 2020, está explorando nuevos formatos con las marcas Treadler y Singular Society. Tiene 518 tiendas en 61 países.

fast retailing

15.680 millones. Es el único grupo asiático (Japón 1949) entre los diez primeros del mundo de la gran distribución y ha logrado sobreponerse mejor que sus rivales al impacto de la pandemia gracias a su fuerte presencia en China, el mercado que mejor se recuperó. Uniqlo es el buque insignia del grupo, que cuenta entre sus cadenas con las marcas Gu, Pist, Helmut o J. Brand. Está presente en 25 países con 2.242 tiendas. Una parte importante de sus ventas, el 51 %, están fuera de Japón.

gap

12.166 millones. El grupo californiano (San Francisco, 1969) también comenzó este año con una nueva consejera delegada, Sonia Syngel, que ha puesto en marcha un nuevo plan estratégico hasta el 2023 que apuesta por una reestructuración radical de la compañía, integrada por marcas como Old Navy o Banana Republic. Tiene 3.715 tiendas en 30 países. El 86 % de su mercado es estadounidense.

L brands

10.144 millones. El grupo estadounidense estuvo a punto de vender Victoria’s Secret a Sycamore Partners, pero tras el estallido del covid-19, el fondo se echó atrás. El pasado mes de agosto el gigante completó la segregación de esa firma en una compañía independiente, dando lugar a dos nuevas empresas: Bath&Body Works Inc. (la antigua L Brands) y Victoria’s Secret & Co. La nueva Bath&Body Works cuenta con una red de más de 1.750 tiendas propias en Estados Unidos y Canadá y más de 300 franquicias internacionales, así como presencia online.

vf corporation

8.145 millones. El conglomerado estadounidense ha reorganizado su cartera en el último año con nuevas compras y desinversiones. A principios de año se hizo con Supreme, el gran fenómeno de moda urbana. Fundada en 1899 en Pensilvania, la compañía opera con una veintena de marcas, entre las que se encuentran Vans, The North Face, Timberland, Kipling, Napapijri o Eastpak, con las que factura el 53 % de sus ventas fuera del mercado estadounidense. Ahora el grupo se vuelca en el canal online y apuesta fuerte por Europa con un nuevo centro logístico en Leicestershire, en el centro de Inglaterra. La nueva instalación permitirá enviar hasta 200.000 paquetes al día.

primark

6.918 millones. El rey del low cost ha sobrevivido a los confinamientos y al cierre de tiendas sin disponer de comercio online. La compañía irlandesa, fundada en Dublín en 1969, estima que el impacto de los cierres obligados por la pandemia ascendió a 2.000 millones de libras (2.336 millones de euros). Está presente en 40 países con 384 tiendas. El 51 % de su negocio lo concentra en el Reino Unido.

PVH

6.288 millones. Bajo el liderazgo de Stefan Larsson (consejero delegado desde el pasado mes de octubre), PVH Corporation comienza una nueva etapa centrada en sus dos marcas principales: Calvin Klein y Tommy Hilfiger. El pasado junio, la compañía fundada en 1881 en Nueva York vendió el resto de sus marcas (englobadas bajo la división Heritage Brands) a Authentic Brands Group por 220 millones de dólares. Cuenta con 1.700 tiendas propias y más de 1.400 concesiones repartidas por 13 países. Factura el 34 % de su negocio en el mercado americano.

bestseller

2.851 millones. El grupo danés, al igual que algunos de sus rivales, también aprovechó el covid-19 para seguir optimizando su estructura, mejorando los tiempos de entrega a tiendas multimarca y clientes; e incluso para expandir su oferta, con el anuncio del lanzamiento de una submarca de moda femenina de Jack & Jones. Fundado en 1975, tiene 2.600 tiendas en 38 países, y distribuye las marcas Jack&Jones, JJXX, Vero Moda, Only o JDY.

C&A

3.236 millones. El grupo con sede en Bélgica y Alemania propiedad de la familia Brenninkmeijer ha aligerado su estructura en el último año con la venta de su negocio en México y China, que se suma a las desinversiones en el mercado brasileño en el 2019. Su último dato de facturación, del 2019, fue de 6.700 millones, con una red mundial de casi medio millar de tiendas.

El grupo completa el relevo generacional iniciado por las familias del textil

La industria textil gallega es Inditex y mucho más. Existe un potente sector, integrado por 300 pequeñas y medianas empresas, la mayoría de carácter familiar, que ha sabido mantenerse, pero ahora necesita garantizar su futuro, y lo ha comenzado a hacer abriendo paso al relevo generacional, en un proceso iniciado hace ya unos años que ahora culmina en el seno de la familia Ortega, con la llegada de Marta Ortega a la presidencia de Inditex.

Los hijos de la primera hornada de la Galicia Fashion han estudiado Económicas, Empresariales o Dirección y Administración de Empresas, tienen másteres en el extranjero, piensan y hablan en varios idiomas, y muchos de ellos son nativos digitales con hambre de comerse el apetitoso mercado online que se les atraganta a sus progenitores.

Adolfo Domínguez, Alba Conde, Florentino, Selmark, Nanos, Foque o la malograda Pili Carrera son algunos de los ejemplos del proceso de transición generacional ya consumados, aunque bajo la fórmula de convivencia de padres e hijos en el seno de un esquema de empresa familiar.

En este proceso destaca el papel de liderazgo que están asumiendo las mujeres, con Marta Ortega presidiendo el gigante textil gallego como colofón a las gestiones asumidas por Adriana Domínguez al frente de Adolfo Domínguez, Cristina Mariño en el caso de Roberto Verino o las hermanas Uxía y María Domínguez liderando Bimba y Lola.

En el 2017, después de varios meses sin primer ejecutivo, el consejo de administración de Adolfo Domínguez confió en la primogénita del diseñador, Adriana Domínguez, para pilotar la nueva etapa de la compañía y reconducir el rumbo. En el 2018, Domínguez fue nombrada consejera delegada y prosiguió con la reorganización de la compañía.

La firma gallega Roberto Verino, una de las más representativas de la brillante década de los ochenta, finaliza el 2021 completando una reorganización que comenzó en el 2019 con la creación de una dirección dividida en dos: Dora Casal, directora ejecutiva, y Cristina Mariño, hija del fundador y directora de marca. Tras este proceso, Roberto Verino está dirigida por el tándem Mariño-Casal, que se reparten las funciones ejecutivas: mientras la primera está al frente de la marca, la segunda lidera las áreas de internacional, digital, recursos humanos, logística, e-commerce y márketing.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉