Inditex, H&M, Gap y Boohoo pierden 30% de su valor bursátil en 2022

Bolsa de valores
  • Uniqlo es la cadena de ‘fast fashion’ que mejor resiste, con una caída del 9%; la moda online también se desploma, con Zalando liderando las caídas al depreciarse un 53% en lo que va de año

Inditex, H&M, Gap, Zalando, Asos, Boohoo o Primark tienen en común el negocio de la moda y el sufrimiento en bolsa. La inflación y la invasión de Ucrania, entre otros factores, llevaron a las multinacionales del textil a territorios que parecían haber quedado atrás. La compañía de Amancio Ortega, sin ir más lejos, se hundió en el IBEX hasta mínimos de 2020 (18,5 euros por acción), cuando estalló la crisis del Covid-19 y hubo de cerrar la mayor parte de su red por las restricciones para evitar la propagación del virus.

Desde aquel año, las grandes cadenas no acaban de despegar pese a la menor virulencia de la pandemia y la relajación de las medidas para combatirla. La particularidad del primer ejercicio tras la vacunación masiva contra el coronavirus es que también las compañías de moda online, los llamados pure players, se desfondan, dejando un desolador panorama bursátil.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Inditex se ha depreciado 28,3% en lo que va de año, impactada también por la invasión rusa de Ucrania, que le obligó a cerrar casi 600 tiendas, de las que 500 están en Rusia. También en torno a un 30% pierden la norteamericana Gap (34%) y la británica Boohoo (30,8%). La mayor caída entre las cadenas de moda online la registra Zalando, que retrocede un 53% desde que empezó el curso, mientras que Asos lo hace en un 39%.

Las que mejor están resistiendo son Uniqlo, el conocido como Zara japonés, que cayó un 9% en 2022; y Primark, que se deja un 18,5%. El dato de la low cost irlandesa no es en absoluto positivo, pues cotiza a niveles más bajos que en marzo de 2020, cuando el Covid hizo saltar por los aires las previsiones económicas. H&M, por su parte, se ha depreciado un 28% en 2022.

Evolución en bolsa de las multinacionales de la moda en 2022

Gap: -34%

Inditex: -28%

H&M: -28%

Primark (ABF): -18,5%

Uniqlo (Fast Retailing): -9%

Evolución en bolsa de las cadenas de moda online en 2022

Zalando: -53%

Asos: -39%

Boohoo: -31%

La inflación, más transversal que el Covid

Más allá de las particularidades de cada uno, por ejemplo, que Amancio Ortega tenga que cerrar 500 tiendas en Rusia, el elemento transversal de esta crisis es la inflación, que afecta en dos vertientes: por un lado, un incremento de costes para los operadores; por otro, una contención de la demanda por la pérdida de confianza del consumidor, azorado por la subida de la luz o del gasoil

El incremento de costes hace más difícil competir en precio justo cuando el cliente está decidido a apretarse el cinturón. El modelo de Shein, capaz de atender a las tendencias a velocidad vertiginosa y ofrecer prendas a un precio bajísimo, puede verse favorecido en mercados como Estados Unidos, donde ya ocupa una posición dominante, según Morgan Stanley.

Las tribulaciones de los ‘pure players’

Al adverso escenario se suma la resaca de las cadenas de moda online, que pasaron de la euforia de la crisis sanitaria a la depresión post-Covid debido a las dificultades para retener los clientes captados. Boohoo explicaba a principios de este mes que espera un año difícil debido al incremento de los costes logísticos para mover la ropa y a los rebrotes de Covid que, estima, continuarán provocando restricciones a lo largo del año y afectando a la cadena de suministro.

Asos se pronunció de manera idéntica en abril, alertando también sobre la inflación, las interrupciones en la cadena de suministro y la menor disponibilidad de existencias.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉