Inditex da de comer a miles de sus empleados con menús a 15 céntimos

Edificio Inditex
  • Ofrecen productos de km 0 que hayan sido rechazados por ‘feos’
  • La política permite grandes ahorros y una reducción de emisiones

Según publica eleconomista.es En plena escalada de precios de los alimentos y de la factura energética parece una utopía ofrecer un menú con un coste total de 8 euros. Más aún si casi un 25% de sus ingredientes son ecológicos. Sin embargo, los usuarios de siete de los comedores que Inditex tiene en nuestro país disfrutan de un servicio subvencionado de cantina a precios de otro siglo y que, en función de su rango salarial, oscila entre los 15 céntimos y 3,80 euros. Cada día los usuarios acceden a un menú de dos platos y postre que pueden elegir entre 10 estaciones con recetas de carne, pescado, ensaladas, pastas o arroces, por ejemplo. Un lujo asequible si tu empresa logra unos beneficios históricos de 1.794 millones en el primer semestre del año.

La multinacional textil, presidida por Marta Ortega desde el mes de abril, ha implantado con la ayuda de Sodexo un modelo de restauración colectiva que ha calificado como 360° y que es uno de los más avanzados del mundo corporativo español en su enfoque de residuo cero. Bajo este paraguas, Inditex ha logrado servir nada menos que un millón de comidas «cero desperdicio» al año, una tercera parte de los tres millones que sirve.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Para conseguirlo, los responsables de la compañía han trabajado en varios ejes a la hora de confeccionar sus menús, empezando por una política de aprovisionamiento de alimentos frescos de kilómetro cero y de temporada. En el caso de Galicia, donde se ubican seis de los siete comedores integrados en la iniciativa, el 85% de los alimentos que llegan a sus cocinas proceden de 80 proveedores locales. La empresa programa con ellos sus cosechas y producciones, consiguiendo un ahorro de costes para ambas partes al comprar a diario las cantidades que necesitan y siempre en temporada, cuando los productos presentan una calidad óptima, un mejor precio y generan menos desperdicio alimentario. «La huerta marca nuestro menú y apenas utilizamos las cámaras frigoríficas, ya que el producto llega de la huerta a la mesa, con la mínima merma», señalan desde la compañía.

En el caso las hortalizas y frutas empleadas para cocinar o preparar zumos, este servicio usa piezas fuera de las medidas estándar, «esas que los productores desecharían en origen por ser rechazadas en los supermercados, a pesar de que mantienen intactas sus propiedades». La medida evita el desperdicio en origen y aporta ahorros superiores al 40% en la cesta de la compra de Inditex. En esta misma línea, los cocineros aprovechan descartes como los tallos de vegetales para elaborar fondos de platos, caldos y postres. En estos comedores nada queda fuera del reaprovechamiento, ni siquiera los 30.000 litros de aceite que se reutilizan cada año para transformar en biodiésel en una cooperativa local o los posos del café, que acaban usándose como fertilizante natural en las huertas y viñedos de los proveedores.

El diseño de los comedores de las siete sedes de Inditex también responde al concepto 360° y persigue el ahorro energético mediante el aprovechamiento de la luz y otros recursos naturales, así como la instalación de equipos y sistemas de alta eficiencia. En la construcción de los comedores se ha empleado madera con certificados de sostenibilidad, las servilletas son de papel 100% reciclado, los cubiertos reutilizables, están libres de latas y botellas de plástico, además de reutilizar las bolsas de Zara como sacos de aprovisionamiento.

El sistema también contempla un servicio de picnic en la intranet para el que la compañía proporciona estuches personales con cubiertos de acero inoxidable que se renuevan cada tres años. Esta alternativa al comedor de empresa sirve una media de 210.000 comidas anuales.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉