Impuesto a las grandes fortunas provocará éxodo de capitales a Portugal donde sólo pagarán 20% de IRPF

euro

Castigo a la inseguridad jurídica

El impuesto a las grandes fortunas anunciado el pasado jueves por el Gobierno, al que ha llamado impuesto de solidaridad, y que afectará a 23.000 personas, provocará un éxodo de los grandes tenedores de rentas hacia Portugal y Andorra, que tienen una fiscalidad muy atractiva y donde el colectivo de antiguos residentes en España se ha duplicado en los últimos tiempos, según vaticinan los expertos consultados.

Portugal tiene un régimen para no residentes no habituales por el que se paga un tipo único del 20% por los ingresos obtenidos en el país mientras que las rentas conseguidas fuera están exentas en aplicación del convenido en vigor para evitar la doble imposición con España.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La medida diseñada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, está especialmente dirigida contra Madrid, que tiene bonificado el Impuesto de Patrimonio, Andalucía -que ya ha comunicado que lo suprimirá el próximo año- y otras autonomías gobernadas por el PP como la de Galicia que plantea mejorar las actuales condiciones de tributación, aumentando hasta el 50% la bonificación actual.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉