IKEA logra que la venta online alcance en cinco años 13% de su negocio en España

Logo Ikea
  • La tienda en Internet del grupo creció el año pasado un 73%
  • La empresa prevé elevar su facturación total un 3,5% este ejercicio

La pandemia causada por el Covid ha impulsado el comercio electrónico hasta tasas ahora desconocidas. En apenas cinco años desde que lanzara la tienda online, IKEA ha conseguido facturar a través de Internet un total de 187 millones de euros en su último ejercicio con cuentas públicadas a 31 de agosto de 2021.

A falta de que se hagan públicas las cifras del último ejercicio, IKEA explica que el negocio online creció dicho año un 73% más respecto al ejercicio. En concreto, la compañía ha pasado de facturar 108 millones de euros a alcanzar los 187 millones de euros, que representan el 12,9% de la facturación total del año.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

A la espera de que concluya este ejercicio el próximo día 31, la empresa espera alcanzar este año un crecimiento del 3,5% sobre los 1.681 millones de euros que facturó el año pasado. Para acelerar la estrategia online, Ikea anunció hace dos años una inversión de 150 millones en España hasta 2023 en el marco de un plan ambicioso de expansión y transformación con el que espera generar cerca de 750 nuevos puestos de empleo directos en el país. La inversión se enmarca además dentro de una estrategia global para abrir nuevos formatos de tienda en el centro de las ciudades y llegar así a más personas, además de reforzar el canal logístico de cara a la venta online.

Inflación

El principal desafío con el que se está enfrentando el grupo actualmente es la inflación. Dada la gravedad de la situación, el pasado mes de junio la empresa empezó a subir los precios de determinados productos en España para ajustarlos al incremento de los costes ante las presiones inflacionistas que se están produciendo en el complejo contexto actual. Fuentes de la multinacional sueca explicaron que han tenido que «ajustar los precios para incluir en ellos el aumento de los costes» y así poder «garantizar la sostenibilidad como empresa y el mantenimiento de los empleos».

Ingka Group, dueño de la mayor parte de las tiendas de Ikea, ya anunció a finales de 2021 su intención de elevar los precios de sus productos un 9% de media en este año como consecuencia de las presiones inflacionistas en los mercados donde opera el grupo. El grupo asegura que en el actual contexto económico seguirá «vigilando lo que ocurre con los costes de transporte de mercancías, el aumento de los precios de la energía y las presiones inflacionistas para continuar impulsando iniciativas de mejora».


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉