Hoteles Gran Meliá reciben premios Rethink 2022 a la sostenibilidad

Los proyectos de reforma del futuro hotel Gran Melia en la isla de Menorca, y de transformación del veterano Melia Tamarindos de Gran Canaria en el futuro resort Paradisus Gran Canaria han obtenido el premio Rethink Hotel, concurso que el Grupo Habitat Futura organiza en vísperas de la Feria Internacional FITUR para premiar los mejores proyectos de sostenibilidad y rehabilitación hotelera, por integrar criterios sostenibles como es la eficiencia energética, la producción de energía renovable, gestión de residuos y aprovechamiento del ciclo hídrico.

Las dos candidaturas de Meliá en la edición de 2022, correspondientes a dos proyectos de reforma y transformación sostenible, resultaron estar en el TOP10, ganadores del Concurso Re Think Hotel en la categoría ReThink (proyectos por ejecutar o en ejecución).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En línea con los compromisos públicos de la Compañía contra el Cambio Climático y con la premisa de integrar criterios sostenibles en las obras y rehabilitaciones que realiza anualmente Melia Hotels International, el proyecto en ejecución en Menorca pretende ser un prototipo para futuras rehabilitaciones, consiguiendo el primer hotel con huella de carbono casi cero (en los alcances 1 y 2). El proyecto pretende conseguir la descarbonización total mediante la reducción del 87% de las emisiones de CO2 actuales, mientras que el 13% restante se compensará mediante la contratación de fuentes de energía renovables, reduciendo a su vez a cero la huella de carbono del hotel.

El hotel funcionará principalmente con recursos renovables como la biomasa, la geotermia y la energía solar e integrará criterios de eficiencia energética con los que reducirá su consumo eléctrico en un 40% respecto al sistema actual. Por ejemplo, el calor residual de la maquinaria de aire acondicionado se utilizará para precalentar el agua caliente sanitaria, así como las piscinas climatizadas. Además, contará con un Sistema de Gestión de Edificios (BMS), que realizará una mejora continua del rendimiento energético del hotel utilizando Inteligencia Artificial.

El proyecto en Menorca, también contará con medidas de eficiencia en el consumo de agua gracias a digitalización del consumo que permitirá una optimización continua del ciclo del agua, utilizando tecnología domótica y sensores para garantizar consumos mínimos. Un consumo que se reducirá también mediante la recuperación y reutilización del agua para diferentes propósitos: agua de retrolavado de la piscina principal para la limpieza, la recogida de agua de lluvia para el riego de jardines, la recuperación de aguas grises para su posterior uso en los aseos.

Como resultado, al combinar las medidas de gestión de la energía y el agua, se prevé que en este proyecto los niveles de emisión de CO2 disminuyan de 638 toneladas a 81 toneladas (-87 %), elevando así la puntuación del certificado energético del hotel a niveles máximos de rendimiento.

Como aseguró en FITUR el Vicepresidente Ejecutivo y CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, su Compañía ha vuelto a ser reconocida en 2021 como una de las dos hoteleras más sostenibles del mundo por el Corporate Sustainability Assessment de Standard&Poors Global, y “el Gran Meliá Menorca va a representar un hito definitivo en nuestro camino a la descarbonización, en un destino que es, además, Reserva de la Biosfera, un hito del que nos sentimos sumamente orgullosos”.

En línea con el compromiso del Grupo de priorizar los criterios de sostenibilidad desde el diseño hasta la operación de los hoteles, la reforma del hotel Melia Tamarindos – futuro Paradisus Gran Canaria – también contempla actuaciones para minimizar sus emisiones en sistemas como el de climatización, producción de ACS y sistema de iluminación, entre otros, integrando eficiencia energética y la producción de energía de renovable a través de geotermia. Además, en este proyecto, también se apuesta por la reducción del consumo de agua a través de equipos y grifería eficiente. Estas actuaciones suponen la mejora de dos niveles en la calificación energética del edificio, así como un ahorro de 490 Tn de emisiones de CO2 por año.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉