Fitur apuesta por la recuperación del sector turístico

El sector turístico llega a 2022 con la esperanza de que este sea, por fin, el año de la recuperación tras dos ejercicios de penurias para la industria por la crisis del coronavirus. En este contexto, la feria internacional de turismo, Fitur, arranca este miércoles en Madrid y marcará las líneas maestras del devenir de los viajes con un tejido productivo deseoso de que retorne la alegría perdida. Tras un 2020 para olvidar, el año pasado se atisbó la reactivación a partir de verano. Reinaba el optimismo, hasta que llegó ómicron, que lo ha vuelto a poner todo en duda.

Esta es la segunda edición de la feria en pandemia —el año pasado se retrasó a mayo para poder celebrarla— y contará con la presencia de 107 países y casi 7.000 empresas y representantes. La previsión es que reciba 60.000 profesionales y 30.000 visitantes de público general, un 50% más que el año pasado. Entre los destinos estará República Dominicana, que será el país socio de Fitur 2022, uno de los lugares turísticos que mejor ha encarado la recuperación en el último año.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, destacó este martes en el XI Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur la importancia que tiene esta recuperación para el país y cifró en algo más del 80% del nivel prepandemia lo que puede conseguir el sector este ejercicio, comparado con el año récord de 2019. “El turismo es indispensable para la recuperación de la economía española. Para que las previsiones de crecimiento se cumplan es necesario que se recuperen los flujos de viajeros de antes de la covid. La estimación es que el PIB turístico en 2022 supere el 80% de lo registrado en 2019″, aseguró Goirigolzarri.

En el foro, en la antesala de Fitur, hubo presencia del Gobierno: asistió la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, y la ministra de Turismo, Reyes Maroto. También estaba previsto que participase la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, pero no asistió —más tarde se conoció que era positivo en covid—. El Ejecutivo insistió en la fortaleza del sector turístico español: “Tiene una inmensa capacidad para liderar un proceso que le mantenga como líder. Tenemos que pensar en cómo alinearlo hacia el futuro”, afirmó Ribera.

Maroto, por su parte, destacó en la clausura del foro los datos turísticos conseguidos en 2021: hasta noviembre llegaron 28,1 millones de viajeros, casi 10 millones más que en todo 2020. Eso sí, se acabará el ejercicio todavía muy lejos de los 83,5 millones de antes de la pandemia. Además, sobre la evolución, subrayó que en la última parte del año la aceleración ha sido evidente, al menos hasta la llegada de ómicron: en el cuarto trimestre se han recuperado casi dos tercios de los guarismos prepandemia, enfatizó.

Pese a ello, los fondos europeos se convirtieron en el gran tema sobre el que giró el foro y por el que fueron cuestionados los representantes políticos. El reparto del maná europeo y la cantidad que se dedicará a la industria de los viajes fueron los puntos de fricción. De hecho, el sector fue muy crítico y, en palabras de Gabriel Escarrer, presidente de Exceltur y consejero delegado de Meliá, “entre los empresarios hay una profunda decepción”. Además, afeó que el reparto realizado hasta ahora sea “por meras cuotas territoriales y sin consenso empresarial previo”. Maroto contestó en su intervención al recordar que el sector recibirá 3.400 millones que lo harán “más digital, accesible y sostenible”.

Sin embargo, el problema de fondo es la falta de una estrategia común en todo el territorio. Escarrer, además, dejó claro que la cantidad asignada es insuficiente a ojos de las grandes empresas, al menos de las que están representadas en Exceltur: “Contamos con la mayor oportunidad de política turística con los fondos Next Generation y por ello hemos planteado en numerosas ocasiones al Gobierno que el turismo cuente con un gran PERTE [proyecto estratégico], que deberá ir acompañado de la inversión privada para asegurar la mayor rentabilidad”, remarcó una vez más.

Esta petición no es nueva, ya que desde que se comenzó a trabajar sobre el plan de recuperación europeo el sector ha reclamado la necesidad de renovar los destinos maduros del litoral español. Según los cálculos de Exceltur, estos concentran el 70% de la actividad y requieren de una respuesta estratégica para reactivarlos y que mantengan su fortaleza en el tiempo. Pese a ello, el Gobierno parece no estar por la labor y prefiere apostar por otros proyectos turísticos que permitan diversificar la oferta del país. Sobre esta cuestión y ante los miedos que provocan los cambios, Ribera pidió al sector turístico no ponerse nervioso ni sentirse frustrado. Y consideró que las empresas están preparadas para aprovechar las oportunidades que aparecerán en los próximos años.

La oposición, por su parte, volvió a atizar al Ejecutivo. Pablo Casado, líder del PP, insistió en la mala gestión que está realizando el Gobierno: “Hay que aprovechar ya los fondos europeos para reducir riesgos y para recuperar la competitividad”, afirmó en su intervención en el foro. Y reclamó asimismo una potente rebaja fiscal para impulsar la reactivación.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉