Farmacéuticas actualizarán vacunas del Covid ante la nueva variante

  • La OMS cree que se necesitarán «varias semanas» para comprender el nivel de transmisibilidad y de virulencia de la variante

Las grandes farmacéuticas han comenzado la carrera contra reloj para poder  desarrollar una vacuna específica para la variante sudafricana. La firma biotecnológica estadounidense Moderna anunció este viernes su intención de desarrollar un suero de refuerzo específico para la nueva variante Omicron del Covid, detectada en Sudáfrica y considerada «preocupante» por la OMS.

«Moderna desarrollará rápidamente una vacuna candidata para una dosis de refuerzo específica para esta variante», dijo la compañía estadounidense en un comunicado. El anuncio se inscribe en una estrategia dirigida para trabajar en dosis específicas de refuerzo para las variantes preocupantes, según Moderna.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

«En 2020-2021, eso ya incluyó las dosis de refuerzo para las variantes Delta y Beta», precisó el laboratorio, que indicó haber «demostrado en repetidas oportunidades su capacidad de hacer pasar nuevos candidatos a la fase de ensayos clínicos en 60-90 días». Así, desde su inicio, «hemos dicho que para combatir la pandemia, es imperativo ser proactivo ante la evolución del virus», afirmó el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel.

Frente a esto, «una dosis de refuerzo de una vacuna autorizada representa la única estrategia disponible actualmente para aumentar la inmunidad menguante», por lo que están trabajando «rápidamente» para probar la capacidad de su vacuna actual para «neutralizar la variante» y esperan poder obtener más datos en las próximas semanas sobre el resultado.

La estrategia de la farmacéutica se basa en tres líneas de acción en las que están evaluando una dosis ligeramente modificada de su actual vacuna, a la vez que están estudiando dos candidatos de refuerzo que ya habían sido diseñados para anticiparse a mutaciones y, además, un refuerzo específico para la variante Omicron.

La OMS ha nombrado ‘Omicron’ a la nueva variante B.1.1.529, identificada por primera vez en Sudáfrica, y ha advertido de que podría conllevar un «mayor riesgo de reinfección», según las primeras evidencias científicas preliminares.

El laboratorio alemán BioNTech, aliado de Pfizer, ha dicho que estudia dicha variante, y espera «a más tardar en dos semanas» los primeros resultados de estudios que permitirán determinar si es capaz de penetrar la protección de su vacuna.

“Hemos lanzado de inmediato estudios sobre la variante B.1.1.529″, que “difiere claramente de las variantes ya conocidas porque tiene mutaciones adicionales en la proteína spike” característica del virus SARS-Cov-2, explicó la portavoz de la compañía.

“Pfizer y BioNTech se prepararon hace varios meses para ajustar su vacuna en menos de seis semanas y entregar las primeras dosis en 100 días” si una variante resultaba resistente.

Por su parte, AstraZeneca ha manifestado que desarrollará un nuevo suero de refuerzo para la variante que la OMS ha denominado como Omicron para que pueda ser tratada como hasta ahora se ha hecho con el resto de variantes.

Potencialmente muy contagiosa y de mutaciones múltiples, la nueva variante suscita inquietud mundial mientras se difunde fuera de Sudáfrica, forzando al mundo a cerrar progresivamente sus fronteras con África austral.

En Europa, Bélgica detectó un primer caso. Otro fue identificado en Hong Kong y otro en Israel, en una persona que volvió de Malaui.

Se necesitarán «varias semanas» para comprender el nivel de transmisibilidad y de virulencia de la nueva variante, subrayó el portavoz de la OMS este viernes. Para la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), es «prematuro» prever una adaptación de las vacunas a la variante ómicron.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉