España: Carmila busca retailers para crear ‘joint ventures’ y engordar sus centros comerciales

El brazo inmobiliario de Carrefour, que en julio creó por primera vez en España una empresa conjunta con un operador comercial, actualmente trabaja y valora “diferentes vías y oportunidades para ampliar este tipo de acuerdos en el país con compañías de referencia en su sector”.

Carmila sale a la caza de retailers. Tras sellar en julio un primer acuerdo de este tipo con Dibea Estética, el vehículo de gestión creado por Carrefour en 2014 trabaja para crear nuevas joint ventures con otras empresas del sector retail en España.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tras implementar en 2016 esta misma estrategia empresarial en su mercado local, en el que suma una red de 128 activos comerciales, la gestora inmobiliaria firmó un acuerdo con la empresa española Dibea Estétic para crear la joint venture Team Beauty en el séptimo mes del año.

 

La compañía inmobiliaria ostenta el 24% del capital de la nueva sociedad. Bajo el acuerdo, la gestora pone a disposición de la compañía de retail su red de centros comerciales. En la primera fase de la alianza está prevista la apertura de doce nuevos establecimientos, financiados al completo por la joint venture.

Carmila está ahora “abierta a explorar diferentes vías y oportunidades para ampliar este tipo de acuerdos en España con compañías de referencia en su sector en más ocasiones en el futuro”.

En España, la empresa gestiona 77 centros comerciales contiguos a hipermercados Carrefour. Actualmente, el principal objetivo de la inmobiliaria es “avanzar en cuestiones de productividad y competitividad”. La creación de joint ventures, además, le permite “minimizar riesgos al ponerse en común capitales y recursos”.

Carmila apuesta por el retail en España

La gestora compró en febrero el centro comercial Gran Vía de Hortaleza, situado en Madrid. La empresa desembolsó 112 millones de euros a Klépierre para hacerse con el activo comercial español y otro más ubicado en Marsella.

Gran Via de Hortaleza es un centro comercial inaugurado en 1992 que se encuentra al noreste de la capital española. Entre los dos pisos que tiene el complejo se sitúa un hipermercado Carrefour de 10.950 metros cuadrados de superficie, listado entre los cinco más grandes de la marca en España.

Además, el espacio cuenta con 69 tiendas repartidas en 6.300 metros cuadrados de superficie y un espacio en el exterior reservado para 1.700 plazas de aparcamiento. Anualmente, el centro recibe la visita de 6,3 millones de personas y tiene, entre sus inquilinos, a retailers como Mango, Promod o Calzedonia.

En mayo, Carmila sumó aún más centros españoles a su cartera de activos comerciales. El grupo compró por 182 millones de euros al fondo Pradera seis inmuebles repartidos entre Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. La operación fue financiada por la deuda obligacionista de 350 millones de euros que la empresa emitió el pasado febrero.

2017, un año de cambio para el grupo

Carmila fue constituida en abril de 2014 por Carrefour, que controla el 35,7% de su capital, con el fin de poner en valor centros comerciales situados al lado de sus hipermercados. El resto del accionariado de la firma está en manos de grandes inversores institucionales.

En el marco de su plan de desarrollo, la gestora se fusionó en marzo de 2017 con Cardety, otra sociedad inmobiliaria especializada en la gestión de centros comerciales. A cierre de 2016, la entidad disponía de un patrimonio con un valor tasado de 5.300 millones de euros.

El año pasado Carmila también revisó su cúpula directiva con nuevos nombramientos. El grupo nombró a Carlos Pilar Valero como nuevo director comercial y de desarrollo de negocio con el objetivo de impulsar el crecimiento operacional de la empresa en España.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉