El metaverso no sustituirá a los viajes

Laptop hombre careta investigando
  • El potencial del metaverso en todos los sectores ha hecho que ya sea un tema de debate en el turismo, donde se valora su aplicabilidad y oportunidad de negocio.
  • Business Insider España ha contactado con expertos de la industria para valorar la necesidad de que las empresas estén presentes en este mundo virtual y cómo puede cambiar la experiencia de viaje de los clientes.

De qué hablamos cuando hablamos de ‘metaverso’. No hay mejor reflejo de la tecnología de más actualidad que la obra de Raymond Carver.

El metaverso empieza a ser reconocida como la nueva gran plataforma y algunos expertos estiman un valor potencial de 800.000 millones de dólares (alrededor de 717.000 millones de euros al cambio actual) para 2024.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Dado su potencial, todos los sectores tratan de aportar su granito de arena a este mundo virtual que es, a día de hoy, un concepto que debe desarrollarse, pero que promete numerosas oportunidades y alternativas para infinidad de industrias.

El turismo no quiere quedarse atrás, pero su lanzamiento ha sembrado muchas dudas.

¿Se podrán equiparar las experiencias virtuales con los viajes en la vida real? ¿Qué subsectores han tomado ya la iniciativa? ¿No estar en el metaverso significará no existir para muchas compañías? ¿Cómo puede mejorar la experiencia del cliente?

Demasiadas preguntas por resolver para un sector que ha vivido una rápida digitalización impulsada por la pandemia de coronavirus, una crisis de la que aún se está recuperando.

Para encontrar respuestas, Business Insider España ha consultado a expertos y directivos del sector que, pese a no saber hasta dónde puede llegar esto, sí que esperan una gran transformación en muchos ámbitos.

No sustituirá al viaje

Si en algo coinciden todos los expertos consultados es en que el metaverso no puede sustituir al turismo que conocemos a día de hoy.

José Serrano, profesor de Turismo de la Universidad Europea de Canarias, señala que, aunque tendrá aplicabilidad en partes del sector, difícilmente sustituirá o cambiará la forma en la que consumimos el turismo, por las propias características de la industria.

«En el sector se vive de la experiencia, del contacto y de desplazarte, por lo que no va a sustituir la esencia del porqué y del cómo viajamos», apunta.

«El metaverso per se sería la destrucción del sector turístico, porque la gente viajaría virtualmente, y siempre hemos dicho que es la única industria que no es deslocalizable», afirma Antonio López de Ávila, presidente y CEO de Tourism Data Driven Solutions (TDDS).

«Su concepción sería la destrucción del mundo del viaje. En ese sentido, te diría que es la peste. Pero yo entiendo que la gente se permitirá y querrá hacer viajes para vivir sitios nuevos», añade.

Según Álvaro Carrillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), el ejemplo clave para explicar esto es el sexo virtual y el real. «El virtual mueve muchísimo dinero, ¿pero hasta qué medida sustituye al real?. Lo mismo ocurre con los viajes por el metaverso. ¿Hasta qué punto va a sustituir un viaje virtual sobre las pirámides de Egipto al real?», se pregunta Carrillo.

Además, el directivo señala que habrá un nicho de clientes al principio, pero en función de cómo evolucione la tecnología y cómo la aceptemos nosotros, este aumentará, aunque aún no se sabe cuánto. «Yo pondría la mano en el fuego por que no sustituirá a un gran porcentaje», afirma.

Alberto Gutiérrez, fundador y CEO de la plataforma de tours guiados Civitatis, es más tajante: «Nada puede sustituir a la experiencia en sí. Creo que es otra «burbuja» como el Bitcoin o los NFTs, que será muy rentable para infinidad de personas hasta que estalle. Crear experiencias turísticas en el metaverso, lo veo más para salir en prensa que como un futuro negocio».

«Pensar que la experiencia virtual sustituirá completamente a la física es olvidarnos por completo de todo el poder y experiencia que supone un viaje donde el estar presente y experimentar con el entorno es el propio objetivo. Siempre debemos pensar en las experiencias virtuales como experiencias complementarias o como nuevos canales de comunicación», comenta Silvia Avilés, directora de Tourism Innovation Summit. 

Un canal más para la promoción de destinos y marca

El metaverso puede ser una opción interesante para inspirar y emocionar con el futuro viaje, probando sensaciones de distintos tipos de actividades, lo que podrá ser un paso más allá en la venta de la experiencia turística, según López de Ávila, que ve esto como un herramienta de marketing muy potente.

Julio Mangas, profesor experto en Turismo de ESIC, recuerda el furor que hubo en 2003 cuando se creó Second Life y muchas empresas empezaron a estar presentes. «Ahora vamos a ver si existe ese escaparate de turismo virtual que permita tener esa experiencia virtual antes de comprar», comenta.

Según Mangas, esa experiencia inmersiva va a servir no solo para promocionar la marca, sino también los destinos.

«¿Merece la pena? Yo lo veo más como otro canal, como son las redes sociales, donde estar presente. No creo que vaya a ser tan radical como ocurre con que un hotel esté o no en Booking. Será un canal complementario que sirva de apoyo de marca», matiza.

Es también como escaparate del destino donde ve un posible uso Héctor García, cofundador de MOGU Platform, la plataforma para que los turoperadores, mayoristas y minoristas digitalicen su servicio: «Hemos visto que para el viajero en el destino puede tener bastante utilidad. Nos lo han solicitado ya para clientes premium que están interesados en comprar alojamientos turísticos dentro del sector inmobiliario, como ocurre con los extranjeros».

Con esta nueva realidad virtual se abre un nuevo mundo con mucho potencial para sectores que parecía que habían alcanzado ya su tope, según comenta Avilés.

«Las empresas de tours virtuales ahora tienen un nuevo entorno en el que desarrollar su actividad y ofrecer sus servicios con una experiencia completamente inmersiva y en la que pueden además ofrecer otros productos y servicios para que los viajeros compren e interactúen con todas las garantías gracias a la integración del blockchain«, señala.

Como explica a este medio Luis Buzzi, socio de Turismo en KPMG, el modelo promocional y de contratación será muchos más directo y cubrirá sin duda ese afán experiencial del ser humano a la hora de descubrir paisajes, culturas y modos de vida distintos. «En definitiva, ayudará a alinear las expectativas del viajero con la experiencia que realmente vaya a vivirse», apunta.

El potencial en la aplicabilidad hotelera

Uno de los subsectores más mencionados por los expertos a la hora de poder dar grandes pasos en este mundo virtual es el hotelero.

La aplicación más comentada es a la que se refiere a la distribución, como puede ser con la venta de habitaciones de hoteles.

A través de la tecnología de inmersión virtual los clientes pueden obtener una visión de su habitación ampliando la información sobre los servicios y otras actividades del hotel, un servicio que ya ofrecen compañías como Visual Tours, que tiene entre sus clientes a cadenas como Palladium Hotel Group. Así, los clientes saben lo que van a encontrar incluso antes de llegar al mismo, convirtiéndolo en una potente herramienta de marketing para atraer visitantes.

«Esta herramienta tiene un poder de conversión muy importante frente a otras herramientas como las fotos tradicionales –más de un 300%, según cálculos de Matterport–», asegura Michel Lozano, CEO de Visual Tours.

Por otro lado, Carrillo explica que en el ITH ya se habla del gemelo digital del hotel desde el punto de vista de las operaciones para poder calcular «al céntimo y al segundo» cuánto está consumiendo el edificio en cuanto a agua, energía o emisiones de CO2. Así, consiguen hacer eficiente el operativo.

«El cliente podrá ver el hotel en el metaverso, pero el hotel estará funcionando a la vez con este gemelo digital para ofrecer a las empresas la mejor versión del mismo. Si cambio las salas de eventos, ¿cómo me cambia el hotel desde el punto de vista de flujo de personas? Esto es lo que estamos construyendo», explica.

Quien va otro paso más allá es la startup Spazious. La plataforma, creada en 2015, es líder en la producción de contenido 3D, realidad virtual y 360º para hoteles contribuyendo al aumento de ingresos y de la eficiencia y productividad de sus equipos.

Ahora, y tras el éxito de su producto en estos últimos años, han decidido apostar por el metaverso y los NFT, una evolución digital que la compañía considera natural.

«Estos NFT que estamos lanzando estarán asociados a diferentes cadenas hoteleras y podrán abrirte la puerta a experiencias virtuales y reales. Por ejemplo, en el metaverso te permitirá entrar a una habitación en la que pasen cosas privadas como invitar a tus amigos y tener una sesión privada de un DJ famoso que hemos añadido como beneficio de tu NFT», explica Antonio Batanero, cofundador y CEO de Spazious.

Invertir o no invertir: los expertos no coinciden en si aún es pronto para lanzarse a la piscina

«Su impacto en el sector turístico creo que no va a representar una revolución ni va a suponer un cambio de paradigma. Pero veamos lo que pasa dentro de unos años», opina el profesor Serrano.

Mangas lo ve como algo «muy sexy, novedoso y que está de moda«. Según el experto, impera más el ‘postureo’ de estar y sacar la noticia de que formas parte del metaverso. «Hay que estar, porque hoy por hoy están los principales players. Es una red más que va a ayudar a completar mi imagen de marca y reputación», afirma.

De la misma manera, desde MOGU Platform consideran que se han exagerado las bondades de este universo virtual a corto plazo, aunque sí que lo ven dentro de 3 o 5 años. «Hay mucho hype, pero yo soy del mundo tecnológico y he visto estos booms muchas veces», señala García, que asegura que, por el momento, la compañía no va a apostar por ello, aunque «hay que estar atentos».

López de Ávila sigue viéndolo como algo lejano. «Las empresas, de momento, solo están mirándolo. Ahora tienen que ver hasta qué punto su cliente está conectado o forma parte de este metaverso, lo que dependerá de las facilidades que los creadores den para estar ahí», añade.

Para saber cómo impactará el metaverso en el negocio, Carillo considera importante ver cuántos metaversos habrá, al igual que ahora hay varias redes sociales para distintos tipos de públicos.

Por otro lado, el experto cree que hay que poner el foco en los gamers, quienes están ya dispuestos a pagar por mejoras dentro del mundo online, como armas o vestuario para su avatar. «Tenemos que analizar a este tipo de usuario más que al usuario típico de turista que ahora está en Facebook o Instagram y que aún no va a usar el metaverso», explica.

«Aún es pronto para determinar cómo va a evolucionar esta tecnología», señala Avilés. «Creo que nadie pensaba hace 15 años que pudiéramos viajar como lo hacemos ahora mismo y organizar nuestras vacaciones con un par de clics. Lo que está claro es que es ya un canal de comunicación más que viene con fuerza y que los que estén ahora ‘tanteando’ todas estas posibilidades tendrán a corto plazo una ventaja competitiva«.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉