El Corte Inglés encarga a Accenture un plan de ajuste frente a caída del consumo

  • El Corte Inglés ha encargado a Accenture un plan de ajuste de costes para hacer frente a la más que probable caída de consumo a cuenta de la inflación.
  • La hoja de ruta contempla poner en el centro la automatización de tareas hasta ahora realizada por personas. No obstante, no incluye, de momento, ningún recorte de empleo.

Según publica businessinsider.es El Corte Inglés (ECI) se rearma una vez más. Su presidenta, Marta Álvarez, según fuentes cercanas a la empresa y que recoge El Confidencial,ha encargado a su nueva cúpula directiva, la resultante tras la salida de su CEO, Víctor del Pozo,un plan de ajuste de costes.

La intención es hacer frente a la caída del consumo por la menor renta disponible de los clientes. De hecho, KPMG apunta ya a una merma de 3.000 euros en el poder adquisitivo de las familias a cuenta de la inflación.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por ello, ECI ha encargado a Accenture el diseño de un plan con el objetivo de mejorar la eficiencia y los márgenes, y la automatización parece ser el eje principal.

De esta manera, se busca robotizar determinadas tareas que hasta hora eran realizadas por personas, especialmente en el área de logística y atención al cliente. El fin es adaptar la maquinaria a las nuevas exigencias del consumidor online, que demanda más producto en un tiempo de entrega menor. 

De hecho, pese a los múltiples intentos, laventa online de El Corte Inglés sigue sin materializar este empuje digital y cayó 9% respecto al nivel de 2020, hasta 1.538 millones de euros, de acuerdo a su informe financiero correspondiente al ejercicio 2021.

Pese a que este plan lleva varios meses cocinándose, las medidas se han ido endureciendo debido al continuado incremento de los precios, de la alimentación, la energía y la moda, además de la subida de los tipos de interés.

Este último aspecto, recoge el medio, es fundamental dado que ECI financia un porcentaje sustancial de sus ventas a crédito —cerca de un 40%— y su deuda se ha encarecido de forma sustancial.

El grupo, de hecho, refinanció el pasado mes de febrero su pasivo, que en mayo redujo hasta los 2.600 millones de euros, cuando ingresó los 1.000 millones aportados por la alianza con Mutua Madrileña.

El plan no incluye, de momento, ningún recorte de empleo

Estas fuentes aseguran que el plan dibujado por Accenture no incluye, de momento, ningún programa de recorte de empleo basado en bajas incentivadas, como el que llevó a cabo en 2020 y que afectó a 3.000 personas en lo supuso el primer ERE de su historia.

Pero esta hoja de ruta sí busca que reducir costes para evitar trasladar al cliente final el encarecimiento de todo tipo de materias primas.

El grupo cerró el ejercicio 2021 (de marzo a febrero) con unas ventas de 12.508 millones de euros, lo que supone un incremento del 22% respecto al año anterior. A pesar de ello, las cifras generales siguen lejos de los niveles previos a la pandemia. En concreto, un 18% por debajo de 2019.

Sus ventas mensuales sí son superiores incluso a los tiempos previos a la pandemia, pero lo hacen con un margen mucho más estrecho, lo que castiga la rentabilidad.

En lo que respecta al último tramo de año —y según fuentes del mercado ya que la compañía ya no publica resultados semestrales—, sus ventas no se han resentido, al menos hasta octubre.

Asimismo, la compañía confía en que este comportamiento del cliente se mantenga entre el Black Friday y Navidad, periodo en que se juega cerca del 50% de su beneficio operativo, y por ello volverá a contratar a unas 6.000 personas eventuales.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉