El Corte Inglés demolerá Méndez Álvaro

Logo El Corte Inglés
  • El Corte de Inglés de Méndez Álvaro, inaugurado en 1992, será demolido para dar paso a dos torres de oficinas, como buena parte de los edificios vecinos

El Corte Inglés de Méndez Álvaro será demolido para dar paso a una torre de oficinas, como buena parte de los edificios vecinos. Según la documentación consultada por El Confidencial, este inmueble, de 11.811 metros cuadrados, situado en la calle Retama 8 e inaugurado en 1992, es propiedad al 100% de los grandes almacenes, que han conseguido que el Ayuntamiento de Madrid apruebe inicialmente dicha demolición y la posterior construcción de dos torres de 27 plantas que se destinarán a oficinas.

Una torre, por otro lado, se levantará sobre una parte de la parcela que ocupa actualmente el centro comercial —3.311 metros cuadrados—, destinando el resto de la misma a zonas verdes y equipamientos —8.500 metros—.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El edificio es propiedad al 100% de El Corte Inglés y fue inaugurado en 1992

El futuro edificio de oficinas, si finalmente el consistorio madrileño da luz verde a la operación, supondrá la construcción de un edificio con una superficie edificable de 51.776 metros cuadrados distribuidos en 27 plantas, con tres plantas de garaje bajo rasante con una superficie de 13.233.

Para conseguir el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid, El Corte Inglés ha tenido que realizar una modificación puntual del plan general que afecta únicamente a la parcela donde actualmente se ubica El Corte Inglés de Méndez Álvaro.

Reorganización de activos inmobiliarios

El Corte Inglés inició hace varios años un proceso de reorganización de sus activos inmobiliarios con la venta de los centros comerciales menos rentables o la transformación de dos edificios en el centro de Madrid en un hotel, como adelantó El Confidencial. Pero con esta operación va más allá, ya que supone la demolición de uno de sus centros comerciales históricos para levantar un nuevo edificio con un uso muy diferente.

Se da la circunstancia de que, en abril de 2019, el Tribunal Supremo ordenó demoler parcialmente tres centros comerciales de El Corte Inglés —Serrano 47, Campo de las Naciones y Méndez Álvaro—, tras declarar nulo el acuerdo entre la Comunidad de Madrid y los grandes almacenes de ampliar «la edificabilidad de todos estos centros comerciales a cambio de la cesión de redes públicas y zonas verdes».

En esta ocasión, según la información consultada por este diario, «para compensar económicamente la actuación se incrementa la edificabilidad en 15.206,54 metros cuadrados«, puesto que el futuro edificio de oficinas no se levantará sobre toda la parcela sino sobre una parte, destinándose el resto a dotaciones públicas y zonas verdes que den «respuesta a las demandas detectadas en el distrito de Arganzuela en cuanto a zonas verdes y equipamientos«. Recordemos que este distrito ha experimentado un auténtico ‘boom’ residencial en los últimos cinco años.

Los ejecutores de las inversiones necesarias para materializar la transformación que conlleva la propuesta son, en función del carácter de la inversión —pública o privada—, el Ayuntamiento de Madrid y El Corte Inglés.

Según el informe técnico-comercial realizado por Deloitte, de El Corte Inglés de Méndez Álvaro se destaca cómo su construcción respondía «a las tendencias del pasado reflejadas en una gran superficie comercial de alimentación y con acceso en coche. En la última década, el formato de preferencia por los consumidores de alimentación son formatos más pequeños, de proximidad y accesibles a pie. Esta es una de las razones por las cuales el centro de Méndez Álvaro ha perdido parte de su atractivo comercial«.

En 2018, las ventas de este Corte Inglés cayeron un 2%, mientras que en 2019 descendieron un 1%

De hecho, según recoge el informe de la consultora, «el rendimiento de Méndez Álvaro llevaba una tendencia negativa, incluso antes del covid. En 2018 las ventas descendieron un 2%, mientras en 2019 las ventas descendieron un 1%, mientras que las ventas minoristas en España se incrementaron durante el mismo periodo un 1% y un 2% respectivamente (fuente: Eurostat)».

El ‘boom’ inmobiliario de Méndez Álvaro en los últimos años se ha traducido en una frenética actividad residencial, pero también en el segmento de oficinas, consolidándose como una zona de referencia fuera del CBD (distrito central de negocios).

Según Deloitte, la desocupación de metros cuadrados está en niveles mínimos debido a la demanda de grandes compañías, como Repsol, Mahou-San Miguel o Amazon, que están instalando sus sedes en el distrito, de ahí que «el cambio de la actividad comercial de ECI Méndez Álvaro por otra actividad económica que recoja las necesidades actuales de la ciudad supone la creación de un valor añadido que beneficia al entorno. En el contexto social, existiría un efecto positivo sobre el empleo, ya que, por un lado, la plantilla de El Corte Inglés sería reasignada a los otros centros comerciales de la compañía. Por otro lado, el desarrollo de un proyecto de oficinas sería de gran atractivo para empresas, fomentando la atracción de talento y la creación de empleo. Asimismo, el entorno se vería beneficiado por un aumento de las dotaciones y servicios públicos».


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉