Compras del ‘Black Friday’ y regalos de Navidad se enfrentan al bloqueo de mercancías

Regalos de navidad

China es la fábrica del mundo. Gran parte de los productos que consumimos proceden de allí, especialmente si hablamos de las prendas que vestimos a diario. Un mercado al que ahora mismo los gigantes del textil como Primark, Mango o Tendam miran con cierta preocupación por los problemas de logística que se están produciendo en la salida de las mercancías, especialmente a través del barco, el método de transporte más utilizado. Problemas que podrían afectar a campañas como el ‘Día del Soltero’, el Black Friday o las propias Navidades.

¿Qué es lo que preocupa? Pues dos cuestiones: el incremento de costes y los plazos de entrega que podrían derivar en colapsos y rotura de la cadena de suministro. A día de hoy no hay suficientes contenedores para transportar todos los bienes, mientras que en los puertos chinos se acumulan las mercancías y hay falta de personal y camioneros. También ocurre en los puertos americanos y británicos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“El problema viene de mucho atrás. Ahora no hay certeza ni de los plazos de entrega ni de los costes del contenedor que traerá las prendas”, señala el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil (Acotex), Eduardo Zamácola, quien alerta de que serán las empresas las que asuman los elevados costes. H&M ya avisó de que esto podría repercutir en sus cuentas.

Primark, por ejemplo, reconoce a este medio estar experimentando ya algunas interrupciones en su cadena de suministro, aunque “no está teniendo un impacto generalizado en los niveles de stock en este momento”.

“Los retrasos que se están produciendo en algunos de nuestros mercados y puertos de abastecimiento debido a la Covid-19, junto con la crisis del transporte marítimo y de los contenedores y la escasez mundial de mano de obra, están contribuyendo a ello. Estamos trabajando estrechamente con nuestros socios logísticos para gestionar estos retos lo mejor posible”, señalan.

Posibles soluciones

Lejos de parecer que el problema terminará pronto, hay quienes como Ikea creen que esta situación no se solucionará tan rápido. La cadena sueca, en declaraciones a Bloomberg, asegura que la escasez de productos en sus tiendas se va a mantener incluso en 2022.

“Se espera que siga persistiendo a corto plazo este problema, incluso más allá de las Navidades”, añade Francisco Aranda, presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), quien aboga por “eliminar la ultradependencia de China”.

Por ello, los gigantes del textil están optando por tres soluciones para asegurar el normal funcionamiento de la cadena de producción y abastecimiento desde Asia.

Una de ellas –aprendida del colapso provocado en el inicio de la pandemia– es la de fabricar en proximidad. Pasó con las mascarillas y ahora ocurre con la ropa. “Esta situación del transporte mundial ha acelerado el proceso de reorganización de la estructura de aprovisionamiento que Mango está llevando a cabo desde hace meses y que apuesta por incrementar la producción en cercanía”, reconocen fuentes de la compañía.

Otra es adelantar los pedidos. Si lo normal es que la mercancía de China llegue en cuatro semanas a Europa, ahora hay que añadir otras ocho semanas por el bloqueo. En total, hay que pedir con 12 semanas de antelación, explican desde UNO.

Carga de un mercante en un puerto chino.

Carga de un mercante en un puerto chino. Reuters

Y la última alternativa es la de usar otros medios de transporte. Aquí Mango también se ha adelantado. La cadena textil está tirando del tren o el camión. “En el caso del tren venimos usando este medio desde hace meses, pero nuestra logística no se ha trasladado a este medio pues es imposible por capacidades”, afirman fuentes de Mango a este medio.

También están optando por alquilar contenedores, o el incremento en el uso de contenedores de 20′, o directamente usar el avión para transportar mercancía (como hace desde hace años Inditex).

¿Subida de precios?

Esto último es más caro, reconocen los expertos consultados por este medio. Lo que hace a su vez que los costes para las empresas se incrementen y los márgenes se reduzcan todavía más. Ante esta situación, la gran duda es si repercutirá en el precio final de venta. Para la patronal textil “no se puede trasladar el precio al consumidor”.

De hecho, algunas cadenas como Primark aseguran que “los clientes de Primark pueden seguir esperando encontrar muchos productos que les encantan y una gran variedad de opciones a los mismos precios excelentes de siempre”.

Otras parecen aguantar de momento el tipo, como es el caso del grupo Tendam. “Al estar nuestras marcas en el segmento del premium mass market y no en el fast fashion, la compañía trabaja con ciclos más largos de planificación. Debido a esto, tenemos mayor capacidad de planificar lo que nos permite gestionar los pedidos de ese mercado de origen con unos tiempos mayores”, señalan fuentes de la compañía.

Black Friday y Día del Soltero

Esta situación puede acabar afectando a fechas muy señaladas como el Día del Soltero (11 de noviembre), el Black Friday (26 de noviembre) o la propia campaña de Navidades. Aunque la patronal asegura que no habrá desabastecimiento, sí hay cierta preocupación por el retraso de pedidos.

El responsable de Marketing de AliExpress, Ignacio Zunzunegui, confió en que los vendedores de AliExpress pongan en marcha iniciativas para que los usuarios puedan recibir los productos en los tiempos «aconsejables» de cara al ‘Día de los Solteros’.

«Todas las marcas o productos que se quieran vender en el 11 de noviembre deben tener stock accesible suficiente para que todo el mundo lo reciba en diez, cinco, tres días como plazos de entrega para que los usuarios no se vean afectados», señaló Zunzunegui en un foro organizado por ‘El Economista’ sobre el impacto de la falta de abastecimiento de productos chinos. «Los usuarios que compren a través de AliExpress no se verán afectados», ha señalado.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉