CEO de cosméticos Lush «feliz de perder» once millones tras abandonar Facebook, TikTok y Snapchat

  • La empresa de cosméticos británica Lush cerró muchos de sus perfiles en redes sociales en el Black Friday.
  • Lush atribuyó el movimiento a las revelaciones de la denunciante de Facebook sobre los daños en las redes sociales, que están siendo ignorados.
  • Su director general, Mark Constantine, dijo a The Guardian que está «contento de perder» 13 millones de dólares (11 millones de euros) tras reducir su exposición.

La empresa de cosméticos Lush cerró el viernes sus cuentas de Facebook, Instagram, TikTok y Snapchat a nivel mundial, alegando su preocupación por los daños de las redes sociales a raíz de las revelaciones de la denunciante de Facebook Frances Haugen.

«De la misma manera que las pruebas contra el cambio climático fueron ignoradas y menospreciadas durante décadas, las preocupaciones sobre los graves efectos de las redes sociales están siendo ampliamente ignoradas ahora», recogía la compañía en un comunicado a principios de semana.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El movimiento de Lush coincidió con uno de los mayores días de compras de todo el año y la marca esperaba que la pérdida de exposición en los canales de comunicación con millones de clientes pudiera perjudicar su negocio.

Pero su director general, Mark Constantine, parece más que dispuesto a asumirla.

«Estoy contento de perder 10 millones de libras esterlinas por abandonar Facebook», declaraba a The Guardian, refiriéndose al dinero (11,7 millones de euros o 13 millones de dólares) que espera que la empresa pueda perder al cerrar sus perfiles.

Sus cuentas en Facebook e Instagram sumaban 10,6 millones de seguidores, según The Guardian.

«Nos hemos ajustado durante el período de COVID-19; esto no nos destruirá», comentaba Constantine a The Guardian, añadiendo que Lush no tenía «ninguna opción» después de que la propia Meta, antes Facebook, abriese una investigación sobre el impacto negativo de Instagram en la salud mental de las adolescentes.

«Estamos hablando de suicidio, no de granos o de si alguien debería teñirse de rubio», continuó Constantine, diciendo a The Guardian: «¿Cómo podríamos sugerir que somos un negocio solidario si vemos esto y no nos importa?».

Lush se ha pronunciado de manera crítica desde hace muchos años sobre distintos temas sociales y ya abandonó Facebook e Instagram en 2019 porque estaba «cansado de luchar con los algoritmos», aunque finalmente regresó a las plataformas».

La compañía británica no está sola en su particular cruzada: muchos anunciantes importantes boicotearon Facebook e Instagram en 2020 tras la muerte de George Floyd a manos de agentes de policía pero regresaron meses después.

Pero Lush asegura que, esta vez, su compromiso es mantenerse al margen de las redes sociales.

«No lo hemos hecho como un truco de relaciones públicas, lo hemos hecho por razones genuinas», decía Constantine a The Guardian. Y agregó que, si la marca desandase el camino, «sería el hazmerreír».


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉