Centro Comercial Arcca apuesta por Mercadona como impulso que lo reavive

Los comerciantes creen que el traslado del supermercado, que este lunes ha abierto abrió sus puertas, supone un «revulsivo» y notan su efecto desde el primer día

El aterrizaje de Mercadona en la planta baja de Arcca se espera que sirva de estímulo para relanzar el centro comercial. Comerciantes, hosteleros y habituales de esta gran superficie, abierta en el 2003 en el paseo del Mercadal, confían en que la apertura estre lunes del supermercado sea el empujón que estaban esperando después del cierre en el verano de 2020 del súper de Simply (Grupo Auchan) y del frenazo a las ventas debido a la pandemia.

De momento, las primeras sensaciones tras la apertura del nuevo Mercadona, en el que la cadena ha invertido 3,3 millones de euros, son esperanzadoras. «Nada más abrir, a las nueve de la mañana, ya se ha notado», comentaba Idoia Ameyugo, encargada en el centro de estética ‘Eres un ángel’. En su caso y como la mayoría de los comerciantes del centro comercial, la llegada de Mercadona supone un foco de atracción para «nuevos clientes potenciales». «Después de un año y medio sin el supermercado (anterior), creo que se notará muchísimo más movimiento», aseguraba.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

A pocos metros del supermercado en la joyería Marian Ruiz se esperaba la apertura de Mercadona «con muchísimas ganas». «Llevábamos mucho tiempo con muy poco movimiento de gente en el centro comercial, así que esperamos le dé mucha más vida», afirmaba una de las dependientas.

«Es pronto para valorar, pero he sentido mucho más calor en el centro comercial», dice Antonio Sáenz, de Calzados A&B

Antonio Sáenz, de Calzados A&B, se mostraba también optimista. Y es que, desde primeras horas también había percibido el impacto de Mercadona en las instalaciones de Arcca. «Es pronto para valorar, pero hoy he sentido mucho más calor en el centro comercial, más gente… Ya se notaba en el parking a primera hora de la mañana, que se veía una mayor afluencia de coches. Esperemos que sea un revulsivo», relataba.

«Seguro que le dará más vida»

Clientes habituales del centro comercial calagurritano, como Ana, apreciaban nada más entrar el reclamo de público del supermercado. «No hay más que ver cómo está lleno de gente y entrando a las tiendas, mientras que ayer mismo por la tarde (el domingo) estaba muerto», describía. «Seguro que le dará más vida y a los establecimientos que están aquí», añadía Ángel Escolar, uno de los muchos calagurritanos que no quiso perderse la apertura.

En algunos locales comerciales, como el restaurante La Tomasa en el que trabaja Aitor Vázquez, hace meses que han experimentado el ‘efecto Mercadona’. «Antes incluso de que abriese ya notamos una mejoría, porque el personal que ha estado con la obra solía venir aquí a desayunar, a comer e incluso algunos, a cenar», precisaba.

«Antes de que abriese ya notamos una mejoría, porque el personal de la obra venía a comer aquí», valoran desde La Tomasa

De hecho, desde Mercadona se explicaba que para la ejecución de la obra ha contado con la participación de 57 proveedores, que han dado empleo a 274 personas.

Las nuevas instalaciones de la cadena cuentan con una superficie de 1.800 metros cuadrados, en las que trabajan 70 personas. El nuevo súper ha dejado su antigua ubicación, entre las calles Bebricio y Gallarza, para implantar en Arcca un modelo de tienda mucho más eficiente (con una reducción del 40% del consumo con respecto a la anterior en ese aspecto) y nuevas secciones, como el ‘Listo para comer’. Mercadona renueva así en Calahorra y en Arcca sus comerciantes confían en que sus negocios sientan también su llegada.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉