Canal en supermercados de comida lista para consumir ya facturan 764,2 millones

Publicidad mercadona

‘Mercaurantes’ le comen terreno a la restauración

  • El ticket medio de estos servicios es casi la mitad del que presenta el sector de la comida rápida, el más bajo de la restauración comercial

Según publica eleconomista.es Desde el inicio de la pandemia hace casi tres años, el sector del foodservice, que engloba toda la industria de la alimentación fuera del hogar, ha vivido una transformación en la que, además de las cadenas de restauración de servicio rápido, el canal de comida lista para consumir en retail ha salido como uno de los grandes ganadores.

En la tarta del gasto total que hacen los españoles para consumir comida caliente o alimentos y bebidas fuera del hogar, el retail acapara ya el 4,1%, además del 8,5% de las visitas que se hacen anualmente a este canal que engloba supermercados e hipermercados, panaderías tradicionales, tiendas de conveniencia o gasolineras, según los últimos datos de The Npd Group.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Buena parte de culpa de este avance lo tienen los supermercados e hipermercados que en los últimos años han potenciado el negocio de la comida lista para consumir asignándole mayor peso en su superficie a través de lo que se ha conocido como ‘mercaurantes’, una traslación al español del neologismo inglés ‘grocerant’: grocery + restaurant.

En su favor han jugado las fuertes políticas de crecimiento de las cadenas y su amplia oferta de productos tras la pandemia. Grandes cadenas de la distribución alimentaria como Mercadona, Dia o El Corte Inglés, llevan años implantando y perfeccionando sus propios modelos de espacios de comida lista para consumir donde se combinan platos preparados y refrigerados con otros cocinados in situ.

Esta apuesta les ha llevado a facturar un 13% más por este concepto que antes de la pandemia, con un negocio que representa ya un total de 764,2 millones de euros y genera 287 millones de visitas al año.

La directora de Foodservice España de The NPD Group, Edurne Uranga, destaca que esta revolución de la comida preparada en el canal retail se caracteriza por un ticket muy bajo como elemento de competencia frente a otras opciones como el delivery o la restauración, «con un promedio de 3,58 euros por ocasión de consumo y persona en las comidas principales del día frente a los 6,77 euros que presentan los locales de comida rápida en esos mimos momentos de consumo». La diferencia es muy notable sin tenemos en cuenta que el del fast food es el segmento de mercado con un menor gasto por persona dentro de la restauración comercial.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉