BBVA cae 4,28% en la Bolsa

Logo bbva

Tras apostar por Turquía frente a otras opciones, como fue el Sabadell

Las acciones del BBVA bajaron este lunes en Bolsa un 4,28% tras anunciar que lanzará una OPA sobre el 50,15% que no posee del turco Garanti, una operación que le puede suponer un desembolso de casi 2.300 millones de euros, prácticamente lo que le hubiese costado integrar al Sabadell.

Al cierre de la sesión bursátil, las acciones del BBVA se negociaban a 5,856 euros por título, lo que supone un retroceso de casi el 4,3% frente a su precio del pasado viernes.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Fuentes del mercado han señalado que la operación puede interpretarse como una victoria de su consejero delegado, Onur Genç, frente a las posiciones del presidente del BBVA, Carlos Torres, a la vez que recuerdan que el nombramiento del directivo turco en 2018 sorprendió en el sector y para muchos fue una exigencia incluida en el largo proceso de adquisición.

Ante las posibles operaciones corporativas, que se multiplicaron tras la venta de su filial en Estados Unidos, Torres parecía más partidario de una fusión en España (en sintonía con los que se prefiere en el BCE), mientras que Genç ha demostrado su preferencia por la entidad en la que creció y que le abrió la puerta del BBVA.

Después de que se conoció oficialmente que el BBVA enfatiza su apuesta por un banco golpeado por la fluctuación de la lira turca y las últimas destituciones de los responsables del emisor y supervisor nacional, las acciones de la entidad española sufrieron una jornada de descensos sobre el parqué, cerrando la jornada bursátil como las segundas que más cayeron dentro del selectivo Ibex 35.

Genç, que proviene de la entidad turca que este lunes se disparó un 9,92% en Bolsa, explicó a finales de octubre que el BBVA destinaría un máximo de 3.500 millones de euros a la recompra del 10% del capital de la entidad española -casi lo mismo que ha ganado hasta septiembre- y que se haría en varios tramos, el primero de ellos inmediatamente después del Investor’s Day que se realizará este jueves.

Además, en la última presentación de resultados, Genç ya adelantó que se podría crecer orgánicamente en alguno de los principales mercados donde opera el banco.  Actualmente, el BBVA logra alrededor de un 13% de sus ingresos en Turquía, uno de sus tres principales mercados junto a España y México.

Geng insistió entonces en que esas operaciones tienen que tener sentido y no dependen de si se tiene o no se tiene capital, al tiempo que, al ser preguntado por si lamentaba no haber seguido adelante con la fusión con Sabadell, que se exploró hace un año cuando el banco español cotizaba más barato, respondió que BBVA «siempre mira hacia adelante» y toma todas sus decisiones pensando en «lo mejor para el accionista».

A pesar de las fluctuaciones de la divisa y de las pérdidas que ha tenido que asumir el BBVA desde que entró en la entidad en 2011, dentro de la estrategia de su ex presidente Francisco González, también hay analistas que consideran que controlar el 100% del Garanti daría estabilidad a la entidad y reportará dividendos a los accionistas, circunstancias que se refleja en sus subidas en el mercado de renta variable turco tras anunciar una OPA que incluye una prima del 34% sobre el precio medio de sus títulos de los últimos 6 meses, y del 15% sobre la cotización del pasado viernes.

Invirtiendo desde 2011

BBVA completó su primera inversión en Garanti en 2011, al comprar un 25,01% del banco mediante la adquisición de acciones a Dogus y General Electric.

En 2015, la entidad financiera española se convirtió en el primer accionista del banco turco, al elevar su participación hasta un 39,90% mediante la compra de un paquete adicional a Dogus. Dos años después, aumentó su participación hasta al actual 49,85% del capital.

Durante estos años, entre otros muros, el banco español se ha enfrentado, como otras entidades privadas, a la competencia de los bancos públicos, respaldados por el presidente Erdogan para, entre otras cuestiones, poder financiar las políticas de estado.

OPA voluntaria sobre el 50,15% que no posee de Garanti BBVA 

El consejo de administración de BBVA ha acordado lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) voluntaria sobre el 50,15% que no posee de Garanti BBVA a un precio de 12,20 liras turcas por acción, una vez se reciban las autorizaciones regulatorias necesarias.

La oferta no está condicionada y BBVA aceptará cualquier nivel de participación. En el supuesto de que no acudan todos los accionistas pero que tras esta operación BBVA supere el 50% de participación, el banco podría incrementar su participación sin tener que lanzar otra opa.

El inicio de esta OPA voluntaria está sujeto a las autorizaciones regulatorias pertinentes. BBVA estima que la operación se cerrará en el primer trimestre de 2022.

Fracaso de la fusión entre el BBVA y Sabadell

Hace un año se anunció que la posible fusión entre el BBVA y Sabadell no se ejecutaría. Ambas entidades bancarias comunicaron a la  CNMV que habían decidido concluir sus conversaciones sobre su posible unión después de que no alcanzaran un acuerdo sobre la ecuación de canje.

El BBVA ofrecía una acción del banco por cada nueve del Sabadell, valorándolo en entre 2.200 y 2.300 millones de euros, mientras que la entidad presidida por Josep Oliu aspiraba aun canje de una a ocho, lo que suponía valorar su grupo en unos 2.500 millones de euros, prácticamente lo que se va a pagar ahora por la mitad del Garanti.

Como informó entonces OKDiario, la oposición de parte del consejo de BBVA y la presión del consejero delegado para usar los ingresos de la venta de EEUU en aumentar su presencia en Garanti en vez de fusionarse, así como la incertidumbre sobre el futuro judicial de Carlos Torres por el caso Villarejo, dificultaban la operación.

A lo que se sumó que Sabadell había rechazado la ecuación de canje planteada por BBVA porque exigía más poder, algo que también se había traducido en la petición de una copresidencia para Josep Oliu.

Desde que se anunció que el matrimonio no se realizaría, el valor del Sabadell en el mercado de renta variable ha subido un 60% y su valor en Bolsa llega a los 3.750 millones de euros.

En este escenario, su filial británica TSB ha vuelto a los números verdes y ha rechazado una oferta en la que se la valoraba en 1.200 millones.

Sin embargo, desde el BBVA se justifica la nueva operación en el Garanti. Carlos Torres Vila ha explicado que “si miras el impacto casi inmediato, estamos hablando de un incremento del beneficio por acción de un 13.7%, que se traduce en un incremento del dividendo en el mismo porcentaje si se mantiene el mismo payout”, lo que se traduce en que los accionistas verán crecer su dividendo.

Además, los analistas de Renta4 han considerado que la operación anunciada «se ha realizado a unos múltiplos razonables con un impacto no demasiado elevado en capital, que permite al banco mantener unos niveles de CET 1 «fully loaded» que apoyan nuevos programas de recompra de acciones en los próximos años.

No obstante, han advertido de que a pesar del potencial de crecimiento que presenta Turquía como región, la inestabilidad política y la situación macroeconómica suele generar incertidumbre entre los inversores.

Pese a la caída de este lunes, en el acumulado del año, BBVA se ha revalorizado un 49,27% en Bolsa.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉