Tres factores desaceleran la llegada de remesas a Ecuador

Amenazando con llegar nuevamente a $1.000

Según publica el portal Primicias.ec el alza de los precios, el incremento de las tasas de interés y el fortalecimiento del dólar minan la capacidad de los inmigrantes para enviar dinero a sus familiares en Ecuador.

La entrada de remesas ascendió a USD 1.160 millones en el segundo trimestre de 2022, según el Banco Central. Se trata de un incremento de 7% frente al mismo período de 2021, cuando las remesas llegaron a USD 1.088 millones.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Flourish logoA Flourish chart El crecimiento de un dígito evidencia la tendencia de las remesas a desacelerarse en 2022. Eso contrasta con 2021, cuando el crecimiento interanual que registraban las remesas osciló entre 20% y 60%, marcando niveles históricamente altos. El Banco Central prevé que las remesas alcancen los USD 4.500 millones en 2022, un 3% más frente a 2021.

La ralentización de la llegada de remesas que experimenta Ecuador responde a tres factores que reducen la capacidad de ahorro de los inmigrantes: el alza de los precios, el incremento de las tasas de interés y el fortalecimiento del dólar. Deterioro del poder adquisitivo El aumento de los precios ha alcanzado niveles históricos en los países donde viven los inmigrantes ecuatorianos, deteriorando su poder adquisitivo.

Eso quiere decir que las personas necesitan más dinero para satisfacer sus necesidades. La inflación en Estados Unidos llegó a un máximo de 9,1% en junio, en términos interanuales. Se trata de la mayor subida en los últimos cuarenta años. Por eso, “tres cuartas partes de los trabajadores de Latinoamérica que viven en Estados Unidos están enviando dinero solo a sus familiares cercanos“, afirma el medio alemán Deutsche Welle. Y el mismo fenómeno se evidencia en países de la Unión Europea, como España e Italia, donde en términos interanuales el alza de los precios en junio fue 10,2% y 7,2%, respectivamente.

Menos liquidez El segundo factor que está restringiendo el envío de remesas de los inmigrantes es el incremento de las tasas de interés en los países donde residen. El aumento de las tasas de interés tiene por objetivo elevar el costo de los préstamos para restringir el consumo y así controlar la inflación. Por ejemplo, las tasas de interés en Estados Unidos se han incrementado desde cerca de cero hasta su rango actual del 3% al 3,25%. En 2022, el Banco Central Europeo, conformado por 19 países que han adoptado al euro como moneda oficial, ha elevado las tasas de interés por primera vez en 11 años.

Aunque, las tasas se mantienen bajas en Europa, llegando a 1,25%, debido al temor de una recesión en las economías. Dólar fuerte El aumento paulatino de las tasas en Europa frente al fuerte incremento en Estados Unidos ha llevado al fortalecimiento del dólar frente a otras monedas que se están devaluando. Por ejemplo, en 2022, el euro se ha cotizado a niveles inferiores a USD 1, su valor mínimo desde hace casi 20 años.

Eso significa que los inmigrantes ecuatorianos necesitan juntar más euros para igualar las cantidades de dinero que enviaban antes a sus familias en Ecuador, que está dolarizado.

Las remesas que envían los inmigrantes son una de las principales fuentes de ingresos de Ecuador, junto con las exportaciones, según el reporte de Balanza de Pagos. «Los flujos de remesas se han consolidado como una entrada permanente de divisas y apoyo al esquema de dolarización de la economía ecuatoriana», dice el Banco Central.

Eso se debe a que dinero que envía los inmigrantes es un impulso para la economía, por el lado del consumo, el cual ha sostenido el crecimiento económico en el primer semestre de 2022. El consumo de los hogares significa el 65% del Producto Interno Bruto (PIB), según el Banco Central.