La pandemia asfixia a los comerciantes en Ecuador

comerciante ecuatoriano

Donde normalmente se observaba un lleno total de personas en el que no se podía caminar con tranquilidad, hoy el panorama es desolador, con decenas de comerciantes varados y desesperados, ya que debido a la pandemia y las nuevas restricciones hay días en los que no se vende nada.

“No sé si pueda resistir más, tengo más de un año vencido en arriendo y mucha mercadería estancada que no se vende”, relata muy preocupada Daysi Burgos, quien asevera que lleva más de 20 años ofertando uniformes para colegios, pero hoy no ha logrado facturar ni un centavo. “Llevó más de 6 horas aquí y no he logrado nada, siento una impotencia terrible. No hay clases, no hay ventas. Las medidas del COE nos afectan a nosotros. Ayer en todo el día solo me hice $ 4,50”, detalla la mujer, que es dueña de su propio local.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

No solo los comerciantes de uniformes están sufriendo los estragos de la pandemia y sus restricciones, sino también algunos locales de comida. “A esta hora (13:00) en otras circunstancias esto debería estar lleno de clientes, pero hoy no tenemos ni uno solo”, cuenta Marcelo Cárdenas, quien dice que lleva ocho meses trabajando en su local en el centro de Guayaquil.

Cárdenas relata que las medidas restrictivas también han complicado las ventas de los pocos días que dan mayor rédito. “Los fines de semana que hay más clientes debemos limitarnos porque solo podemos recibir el 30 %. Entonces a la gente no le gusta esperar y se va a otro lado y perdemos oportunidad de vender. Las restricciones y la pandemia están liquidando los negocios”, lamenta el hombre, mientras limpia las mesas del restaurante completamente vacío.

Para más información ingresar aquí

Imagen de portada cortesía de Expreso