¿Qué retos enfrenta el ecommerce para continuar creciendo?

Ecommerce teclado carrito de mercado

Inclusión financiera, logística y exportación son algunos puntos a reforzar para detonarlo.

El comercio electrónico ha crecido exponencialmente en los últimos años, en gran medida por la pandemia, ya que el confinamiento fue factor fundamental para que las personas se animaran a comprar en línea.

En el 2020 se registró un crecimiento del 81%, pero para el 2021 disminuyó al 27% debido a la apertura de tiendas físicas; sin embargo, superó el crecimiento promedio mundial de 16 por ciento. Analizando este panorama, ¿qué sigue para el e-commerce en México?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pierre-Claude Blaise, director general de la Asociación Mexicana de Ventas Online, señala que existen cinco retos a trabajar para que siga creciendo el comercio electrónico en el país.

El primero es la inclusión financiera, debido a que 95% de los mexicanos pagan en efectivo. “Aquí tenemos un gran reto a nivel país, política pública, bancos y fintechs, de cómo ayudamos a los mexicanos a entender los beneficios de participar en este ecosistema financiero, porque no solo tiene ventajas a nivel de recaudación de impuesto y formalización de la economía, también a nivel consumidor, una experiencia más práctica y dejar menos espacio a los fraudes”.

Durante su participación en el evento “Tendencias de e-commerce en México”, realizado por EGADE Business School, destacó que el segundo reto es la tasa de aceptación de los bancos en las transacciones en línea, pues solo 64% de estas transacciones son aprobadas.

“Los bancos prefieren rechazar las transacciones dudosas que aceptarlas, eso impacta mucho al ecosistema y al consumidor, porque son rechazadas y se genera una frustración e impacto en las mipymes, porque no tienen los equipos o las herramientas para poder subir esa tasa de aceptación”, destacó.

El tercer reto es la logística, donde México ocupa el lugar 51 en eficiencia, revela el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial.

En este sentido, Pierre detalló que en el país existen cuellos de botella en logística por lo menos dos veces al año: en Hot Sale y el Buen Fin, por ello se requiere más inversión en la última milla.

El cuarto es la exportación, pues aunque hay oportunidades de exportar usando el canal digital, los procesos aún son complejos y los costos son altos. “En comparación con otros países no contamos con un jugador público, como lo podría ser Correos de México que ayude a dar un servicio adicional específicamente a las pymes. En Francia está La Poste y en Estados Unidos existe la United States Postal Service”.

El quinto reto es la preparación del talento, que sea más digital.

Fabiola Vásquez, directora de Analitycs en Palacio de Hierro y profesora de EGADE Business School añade un punto extra: envíos más sustentables, pues las entregas en 24 horas incrementa de 15 a 67% las emisiones de CO2, indican datos del MIT.

Se requiere crear un consumidor más responsable y consciente de sus acciones, y diseñar una entrega más sustentable, no solo en envolturas y empaques, sino en transportación.

“Podemos implementar buenas prácticas, no tenemos que esperar que esas tendencias lleguen a México, hay que anticiparlo”, puntualizó Pierre.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉