Banner_Home-letras
Inicio Ecommerce ¿Qué pasó este año y cuáles son las tendencias para 2022?

¿Qué pasó este año y cuáles son las tendencias para 2022?

carrito digital morado

Luego del boom que significó el 2020, el 2021 se desarrolló como un período de consolidación para el comercio electrónico. Cuáles son las perspectivas del sector y qué se vivió durante estos meses de regreso a la normalidad.

El 2021 fue un año de relativa estabilización para el eCommerce, luego de un 2020 “ideal” para el sector, debido al crecimiento de la compra online a partir del cierre de locales físicos en las primeras etapas de la pandemia por COVID-19. También fue un año de grandes desafíos, ya que ese crecimiento precipitado, generó usuarios más exigentes y con mayor experiencia en el comercio electrónico.

“Tras un 2020 marcado por una gran aceleración del crecimiento (1,3 millones de nuevos usuarios y 124% de incremento en ventas), el 2021 lo podemos definir como el año de la consolidación”, explica Gustavo Sambucetti, director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). En efecto, agrega, “la gran mayoría de nuevos usuarios siguen eligiendo hacer sus compras online, alternándolas con los negocios físicos”.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por otro lado, asegura el directivo de CACE, “notamos una madurez de las empresas, con mayores capacidades tecnológicas, operativas y organizacionales para brindar un muy buen nivel de servicio, con tiempos de entrega más cortos y certeros, y un desarrollo de los medios de pago digitales”.

En este sentido, desde la plataforma de eCommerce Tiendanube, que este año se convirtió en una de las empresas unicornio nacionales por su valoración, Victoria Blazevic, Head of Brand & Communications de la marca, indica que el balance 2021 da resultados ampliamente positivos para el comercio electrónico en Argentina.

“Durante el 2020, las marcas buscaron nuevas formas de sostener su negocio y estar cerca de un público que cambió su comportamiento de forma tan repentina como significativa. Este año, aún con la disminución en las restricciones, la tendencia digital se mantuvo vigente y miles de PyMEs y emprendedores optaron por llevar sus productos al mundo digital para complementar sus canales de venta física o generar un nuevo canal ventas”, cuenta Blazevic.

Comercio electrónico con más presencia de empresas

Efectivamente, muchas empresas pequeñas y emprendedores encontraron en el canal online una forma de adaptarse a las nuevas modalidades de consumo que impone la sociedad. “Entendemos que habrá cada vez más competencia en este segmento debido a que la pandemia aceleró el proceso de digitalización de las empresas”, cuenta Maximiliano Sobotowicz, CEO de Retail Manía Group.

Según Pablo Veliz, CEO de VNS, expertos en shopify, “sólo el primer semestre del 2021 duplicó en ventas al mismo período del año pasado y, si bien en el 2020 la gente compraba productos de necesidad, este año el comportamiento del usuario promedio cambió y se nota que ha incorporado la compra online como algo habitual para cualquier tipo de adquisición”.

En tanto que José María Beltramini, CEO de Summa Solutions, afirma que 2021 “fue un año de crecimiento constante y de consolidación de la omnicanalidad como estrategia de negocio”. Este proceso que lleva al acortamiento de la brecha entre compras online y físicas “tenderá a diluirse o desaparecer en el corto plazo y, próximamente, comprar será sólo comprar y eso deberá poder hacerse por Internet, en un acto completo e integrado con el canal físico, convertido en ámbito de experiencias que justifiquen la concurrencia, ya no como mera sede para concretar una transacción”, agrega.

Claves del eCommerce: medios de pago y logística

El comercio electrónico ha crecido a pasos agigantados en los últimos dos años, pero lo viene haciendo de manera sostenida en la última década. Hace 10 años, el eCommerce en Latinoamérica contaba con un 0,5% de penetración, mientras que, en la actualidad, el número asciende 10%.

Estas cifras reflejan la expansión del comercio online que se vio favorecido también por el impulso de las nuevas tecnologías, el avance de los medios de pago electrónicos y la logística.

Para Lorena Comino, CEO & co-founder de Facturante, “los servicios financieros han cobrado gran protagonismo sobre todo después de la pandemia, logrando un crecimiento exponencial que impacta favorablemente en el proceso de compra-venta online”. Sin dudas, están generando valor al ecosistema digital, “mejorando la experiencia de compra del usuario, facilitando un journey sin fricciones y garantizando seguridad, estabilidad y facilidad”.

Por su parte, las soluciones logísticas son un eslabón clave para impulsar los negocios online. “Este año vimos que las expectativas que el consumidor tenía antes en el retail tradicional, se trasladaron al mundo online y se ampliaron los rangos etarios de compradores; dos factores que generaron desafíos en el eCommerce y, específicamente, en la experiencia de entrega y gestión de stock”, describe Matías Compiano Rielo, CTO & founder de Shipnow. Según su experiencia, “la propuesta de valor logística tiene cada vez más peso para las marcas y poder ofrecer reales diferenciales en un mercado competitivo es lo que va a determinar quiénes serán los grandes ganadores del año que viene”.

Perspectivas 2022 para el eCommerce

Las tendencias de consumo indican que el comprador exigirá más de la experiencia de entrega, centrado en la comodidad, pero cuidando el impacto que genera en el medio ambiente. En este escenario, desde el sector confían en una evolución constante, con tendencias que se pensaban para años más adelante, y que ya están ocurriendo hoy.

Al respecto, puntualiza Sambucetti, “creemos que la tendencia de estos años va a continuar durante el 2022 y que el comercio electrónico no sólo seguirá creciendo, sino que estará cada vez más integrado al mundo físico”.

Ecommerce teclado carrito de mercado

Para Ricardo Gómez, Country manager de Brandlive Argentina, “el crecimiento del digital commerce que observamos estos años construyó una base de clientes que seguirá en expansión; y, ese crecimiento, pone el desafío en la real construcción de una estrategia digital para todo el comercio, con el gran objetivo de gestionar y rentabilizar las experiencias de compras, entendiendo a cada una de estas como única”.

Nos imaginamos un 2022 donde las líneas divisorias de la venta online y offline tradicional se vuelvan cada vez más borrosas”, coincide Blazevic. Y agrega que “la omnicanalidad, de la cual escuchamos hace ya un tiempo, será uno de los conceptos a seguir desarrollando en Argentina.

Por su parte, Sobotowicz pronostica que “el nivel de servicio se volverá aún más relevante para diferenciarse en un mercado con un número creciente de jugadores, los márgenes serán más bajos y habrá que hacer números finos en la operación”. Asimismo, adelanta, “la última milla se volverá determinante en la decisión de compra y habrá que estar preparados para clientes hiper exigentes a la hora de recibir el producto/servicio”.

Por último, retoma Blazevic, “se proyecta una mayor adopción del live streaming eCommerce, una nueva tecnología que permitirá que las marcas se conecten de forma más cercana con sus clientes. Gracias a las redes sociales, el comercio electrónico se volverá cada vez más accesible, con grandes ventajas para PyMEs y emprendedores en particular”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉