La importancia de adelantarse a las necesidades de los consumidores

ecommerce rapyd

Según la publicación del portal Ecommerce News

El comercio electrónico es un modelo de negocio que se ha beneficiado enormemente con la llegada de Internet y la globalización y que, además, durante la pandemia de la Covid-19, ha aumentado a un ritmo vertiginoso y se ha consolidado como una de las principales actividades económicas, creciendo a un ritmo mayor que el pronosticado por los expertos. Este crecimiento se ha cuadruplicado con respecto a ejercicios anteriores debido a la incorporación de las nuevas tecnologías en nuestro día a día. Cada vez es más común realizar nuestras compras a través de Internet debido, sobre todo, a la comodidad de poder adquirir aquello que deseamos sin movernos de nuestra casa. En definitiva, es un tipo de negocio que aporta valor tanto a las marcas como a los consumidores. Todas las compañías deberían implementar una serie de cambios diarios para potenciar la comunicación en los procesos de la cadena de suministro y coordinarlos, de esta manera, en la búsqueda de la máxima eficiencia posible.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Uno de los principales beneficios del comercio electrónico es que, gracias a herramientas de análisis como Google Analytics y a funcionalidades que ofrece Internet como, por ejemplo, el SEO, se pueden conocer cuáles son los principales hábitos de compras de los consumidores. Supone información vital para las marcas puesto que, de esta manera, conocen y saben cuáles son los gustos de sus clientes y pueden ofrecerles los productos que quieren antes incluso de que se planteen adquirirlos. Gracias a estos datos, los negocios online pueden crecer más rápido que los negocios físicos. España ha sido el lugar que mejor ha sabido capitalizar el auge del comercio electrónico ya que en nuestro país sus ventas aumentaron un 41% según los analistas de Google. Este nuevo paradigma comercial ha llegado para quedarse ya que ha sido el único salvavidas para muchas empresas para paliar las consecuencias de la crisis producida por la pandemia.

Sin embargo, los retrasos en los envíos puede ser el gran inconveniente del comercio electrónico ya que, a diferencia de las tiendas físicas donde puedes comprar el producto en el momento, los bienes pasan por un proceso hasta que los tienes en tus manos. Por ello, es fundamental la inversión en aplicaciones y soluciones tecnológicas que permitan optimizar los tiempos. El crecimiento del comercio electrónico se traduce en un aumento de pedidos que llegan a los centros logísticos y, en estos casos, garantizar la rapidez en todos los procesos de la cadena de suministro se torna en imprescindible para asegurar un grado alto de satisfacción del cliente.

Logística, palanca de ecommerce

Este aumento de pedidos ha hecho que las compañías logísticas tengan que adaptarse a una nueva realidad y adaptar sus recursos para cumplir con las demandas de sus clientes y consumidores. Por ello, la inversión en I+D+i es fundamental para conocer, de primera mano, nuevas tecnologías y funcionalidades que sean útiles en todas las fases de la cadena de suministro. La tecnología nos ofrece una serie de innovaciones que son bastante útiles a la hora de agilizar todos los procesos, permite reducir el esfuerzo que dedican los operarios a cada tarea y posibilita hacer un mejor uso del tiempo invertido. La integración de nuevas tecnologías es imprescindible para buscar la máxima eficiencia posible. Por ello, el empleo de robots es un activo funda[1]mental que nos sirve de ayuda en el día a día y que acorta los tiempos de múltiples tareas que se realizan en los almacenes y centros logísticos.

El empleo de los Autonomous Mobile Robots, conocidos como AMR por sus siglas en inglés, constituyen tanto el presente como el futuro de los centros logísticos. Son dispositivos totalmente autónomos e inteligentes que sirven para automatizar las tareas de transporte en las áreas de producción de una compañía. Su principal ventaja es que a los trabajadores de los centros logísticos les es más fácil localizar dónde se encuentran las unidades que necesitan, ya que es el propio robot el que les guía de manera totalmente autónoma.

Además, se reduce el esfuerzo físico de los operarios, ya que los propios AMR tienen la capacidad de mover y colocar las mercancías más pesadas. Gracias a estos robots de asistencia al picking, los operarios disminuyen los tiempos de desplazamiento y de preparación de un pedido en un 30%, lo que repercute en el grado de satisfacción del cliente. Otro gran ejemplo de la robotización de los centros logísticos son los robots Locus cuyas ventajas son parecidas a los robots AMR ya que aumentan la eficiencia del proceso porque son capaces de mostrar imágenes de las mercancías que se tienen que recoger y calcular, de esta manera, las rutas de navegación óptimas.

Estos robots que han sido implementados en el centro logístico que tenemos en ID Logistics en Seseña, Toledo se encargan de automatizar acciones como la preparación, ubicación, carga y descarga de pedidos, así como la reposición de inventarios. Gracias a su uso, se facilita enormemente la labor del personal, permitiéndoles desarrollar su actividad en otras áreas menos mecánicas. Sin duda, los patrones de consumo están cambiando y los picos de actividad derivados del comercio electrónico serán cada vez más frecuentes. Esto requerirá una apuesta clara por la innovación y la tecnología para automatizar procesos y dar respuesta a las nuevas necesidades que demandan nuestros clientes. El ADN corporativo de las empresas debe girar en torno a la innovación tecnológica y complementarse a través de la formación de las personas, que son el eje fundamental de nuestra actividad.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉