Cómo emprender un negocio online

Ecommerce laptop celular escritorio. Consumidores

‘Si no estás en Internet, no existes’, ¿te suena la frase? Es algo que, hace unos años, podía hacerte reír. Pero hoy día es casi una realidad porque todas las personas, o casi todas, buscamos por Internet aquello que necesitamos, aun cuando lo tengamos a la vuelta de la esquina. Por eso muchos se lanzan a crear webs y páginas, pero, ¿cómo emprender un negocio online con el que de verdad tengas un futuro y no acabes cerrando al cabo de 6 meses o de un año?

Nadie, y repetimos, nadie puede garantizarte que tu negocio va a prosperar cuando lo tengas terminado. Si alguien lo hace huye. Y es que, a veces, el sentido común lo perdemos por el del cuento de la lechera (y ya sabemos cómo le fue). Pero lo que sí podemos decirte es que hay una serie de pasos que no vendría mal tener en cuenta para, con la cabeza fría, conseguir emprender un negocio online que se mantenga en el tiempo. ¿Quieres saber cuáles son esos?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los pasos súper importantes para emprender un negocio online

Ya sea emprender una idea, crear un eCommerce o aquello que tenga que ver con Internet lo primero que debes tener en mente es que esto no se hace de la noche a la mañana. Para que te hagas una idea; crear tu marca personal, esa que te dará autoridad y que la gente te conozca puede tardarse entre uno y tres años (y la mayoría de las veces está más cerca del tres que del uno). En el caso de un negocio o un eCommerce, esto puede ampliarse hasta los cinco años. ¿Y estarías dispuesto a aguantar durante ese tiempo las posibles pérdidas que haya? Lo más seguro es que no.

Por eso, no se pueden tomar decisiones a la ligera, hay que estudiarlo muy bien. Y estos pasos pueden ayudarte a hacerlo.

Analiza tu idea

No te vale el pensar que tu idea es buenísima, que va a quererla todo el mundo, que vas a triunfar con ella. Pregúntate por qué es tan buena, por qué otras personas van a querer comprarlo.

Tienes que analizar cómo es tu producto o servicio, si tiene futuro, si es escalable… Todo eso ha de responderse antes siquiera de iniciar cualquier trámite.

Nuestra recomendación es que intentes encontrar una idea que no esté muy explotada (ahora mismo está casi todo inventado) o al menos que suponga una revolución de lo que se conoce. Es la forma de conseguir destacarse sobre los demás.

Analiza a la competencia

Ahora conoces tu idea a la perfección, sabes sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Puedes decir todo lo que implica a esta. Pero, ¿y tus competidores?

Hoy día todo el mundo tiene competidores y hay que analizarlos también, primero porque pueden tener el mismo producto que tú, y necesitas saber en qué te vas a diferenciar del resto; y segundo porque si hay mucha competencia, a lo mejor no es un negocio tan rentable como podrías pensar en un principio.

Crea tu plan de empresa

Aunque lo que quieras es crear un negocio online, es muy importante que tengas un plan de empresa que planifique cuáles van a ser tus actuaciones a corto, medio y largo plazo, cuál es el estudio de mercado, tu cliente objetivo, tu competencia, cómo vas a distribuir, estrategias publicitarias, recursos… En definitiva, todo lo que necesitas para poner en marcha ese proyecto.

Cuando lo tienes «físicamente» es más fácil ver que toma forma y que puede llegar a tener futuro. Si no lo haces, te arriesgas a tener que estar lidiando con problemas y no tener un «colchón» para conseguir salvar los obstáculos.

Diseña tu página web

Ojo, diseñar bien, no vale hacer cualquier cosa porque si es así no van a entrar en tu página y tampoco tendrás bien el posicionamiento o el SEO para conseguir visitas. Si no sabes hacerla, es mejor contratar a un profesional que lo haga.

Es verdad que hay muchas páginas e incluso empresas de hosting que tienen herramientas con las que crear tu propia página web en minutos y sin tener conocimientos. Pero, ¿de verdad esperas destacar con ello? Además, ten en cuenta que tendrás muchas limitaciones y a nivel de SEO no son las más agradables ni fáciles de posicionar.

Para conseguir tener una página web vas a necesitar lo siguiente:

  • Un dominio: es la url de tu web, la dirección que la gente tendrá que introducir en los navegadores para que aparezca tu página.
  • Un hosting: es el alojamiento donde estarán todos los archivos que componen tu web. Es importante elegir uno de calidad para que esté visible y operativa las 24 horas y no te dé ningún problema.
  • Un certificado SSL: es imprescindible ya, la seguridad de tu web y para que Google te vea como un negocio seguro.

Una vez tengas tu web, ya no habrá mucho más que hacer.

Cómo emprender un negocio online y formalizarlo

Antes de lanzarte a trabajar en tu negocio online es importante que tengas todo el tema legal en regla. Por ejemplo, que seas autónomo, o al menos estés dado de alta en Hacienda para declarar el IVA y los beneficios que obtengas, optar por otras formas jurídicas, tener un gestor o un asesor que te ayude en estos temas, etc.

Iniciar una estrategia de marketing online

Es algo imprescindible porque realmente tu «mercado» va a ser la red de Internet y es ahí donde necesitas captar clientes para poder fidelizarlos y hacer que te compren. Por eso tienes que saber cómo llevar a cabo este proceso (que ya te decimos que no es de la noche a la mañana) y cómo sacarle la mayor rentabilidad lo antes posible.

Y ojo, que una estrategia de marketing no solo abarca el SEO y posicionamiento de la web, sino también los contenidos, las redes sociales, el email marketing… Si esto no lo defines bien, por muy bueno que sea tu negocio, tarde o temprano pinchará.

En esto también puede ayudar una estrategia de visibilidad, ya que hará que tu negocio sea más conocido (a través de publicidad, agencias, etc.).

Una vez esté todo en marcha, solo quedará trabajar y esforzarte para dar a conocer tu negocio online y poder llegar, en un tiempo, a vivir de él si has hecho todo bien. ¿Tienes algún negocio online que hayas creado de cero?


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉