Automatización será clave para crecimiento del sector minorista y del ecommerce: HONEYWELL

ecommerce teclado carrito
    • En 2026, la automatización de almacenes se convertirá en un estándar mundial para cualquier empresa que quiera competir en este mercado.
    • Se prevé que en 2025 se instalen 4 millones de robots de almacén comerciales en más de 50 mil almacenes.

Ciudad de México, 27 de septiembre 2022 – Honeywell (Nasdaq: HON) reveló que los ciclos de demanda de los consumidores, antes predecibles y centrados en los días festivos y las «temporadas altas», han dado paso a un modelo en el que cualquier mes, semana o día puede ser un día festivo. Las tendencias del comercio electrónico siguen ejerciendo una enorme presión sobre las operaciones de distribución y cumplimiento en todo el mundo, ya que los nuevos hábitos de los clientes buscan una innovación incesante y servicios sin rupturas ni errores.

Mantener el ritmo ante las crecientes demandas de las tiendas minoristas y del comercio electrónico es más difícil que nunca. El aumento de las expectativas de los consumidores y la reducción de los tiempos de los ciclos de los pedidos están creando complejidades sin precedentes e impulsando la necesidad de una ejecución impecable de cada sistema y proceso de automatización del almacén en los centros de distribución.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

«Uno de los pronósticos frecuentes sobre cómo un negocio prosperará en el hipercompetitivo mercado del comercio electrónico y omnichannel es la mejora en la toma de decisiones en tiempo real para hacer entregas más rápidas y precisas», dijo Thomas Lian Gerente General de SPS Honeywell Latam. «Con el aumento de los acuerdos de nivel de servicio que dictan las mejoras del proceso de cumplimiento de pedidos, la automatización puede traer estabilidad, visibilidad y potencialmente desbloquear una mayor eficiencia en las operaciones”.

Con las opciones de entrega al día siguiente, e incluso en el mismo día, que se están convirtiendo rápidamente en un servicio esperado, las operaciones de los centros de distribución tienen muy poco margen de error. Y a medida que el competitivo panorama del comercio minorista evolucione en los próximos años, la gestión de almacenes tendrá que adaptarse rápidamente para crecer o arriesgarse a quedarse rezagado frente a la competencia.

Hoy en día, los minoristas tienen la tarea de gestionar operaciones precisas y ágiles en toda la cadena de valor para reimaginar la experiencia del cliente.

Implementar la automatización en los almacenes y centros de distribución es una necesidad para las empresas que deseen seguir compitiendo a medida que se dispara la demanda de entregas y el comercio electrónico. Se prevé que las ventas en línea en el sector minorista alcancen más de 6.3 mil millones de dólares en 20241, y después de que la pandemia afectara al mundo, impulsando la necesidad de compras en línea, la demanda de soluciones de automatización de almacenes nunca ha sido mayor.

Esta es la razón por la que la mayoría de las organizaciones están considerando seriamente la posibilidad de automatizar sus sistemas de almacén, trazando planes para maximizar el rendimiento basado en datos.

De hecho, se prevé que en 2025 se instalen 4 millones de robots de almacén comerciales en más de 50 mil almacenes2. Para ese mismo año, el impacto de la robótica en la logística aumentará la productividad entre un 25% y un 70%, sin olvidar una reducción de costos de entre el 20% y el 40%3.

Derivado de la actualización de los procesos del almacén mediante software y wearables, se propicia que se acorten los tiempos y las emisiones en las rutas de entrega; que exista un ahorro en combustible; además de que el personal disminuye las cifras de accidentes con la ayuda de las comunicaciones manos libres y los errores son mínimos con la precisión que proporciona la robótica logística.

La automatización se ha convertido en un componente cada vez más crítico para ayudar a los operadores de almacenes y centros de distribución a satisfacer los nuevos picos de demanda de los consumidores.

Esta nueva era de la automatización no es sólo una oportunidad para que los grandes minoristas mejoren sus operaciones, sino también una herramienta para que las empresas más pequeñas puedan ascender y competir con ellas.

Al reducir las barreras de adopción de los robots en el almacén, los vendedores están interrumpiendo la cadena de valor logística en general. Si la automatización avanzada se convierte en parte de los minoristas de tamaño medio, podrán luchar contra los actores dominantes y devolver las operaciones de cumplimiento a la empresa, alterando la relación entre los minoristas y la logística de terceros.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉