Gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb contribuye a la generación de 13.000 empleos en Costa Rica

Apartamento con pisos de madera, lámparas, cuadro de flores rojas, cocina, comedor, televisor, balcón, puerta de entrada a una habitación, mano con celular y logo de airbnb

Oxford Economics proyecta que el gasto de los visitantes que viajan a través de la plataforma Airbnb incluyendo alojamiento y gastos en diversos sectores como restaurantes, transporte y entretenimiento entre otros, superará los 6 mil millones de dólares en 2025. 

Ángel Terral, Country Manager de México, Centroamérica y el Caribe en Airbnb, presentó hoy los principales hallazgos del estudio realizado por Oxford Economics sobre el impacto económico de Airbnb en Costa Rica.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

De acuerdo con el análisis, los gastos de los huéspedes que utilizaron Airbnb en el territorio costarricense durante el 2021 fueron de US$493 millones (sin incluir gastos en alojamiento), lo que equivale al 18.5 % de toda la actividad turística directa en el país y al 0,8% del porcentaje del PIB en la nación centroamericana durante el mismo año.

El gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb (excluyendo los ingresos de los anfitriones) apoyó directamente:

○     US$279 millones del PIB.

○     13.000 empleos en Costa Rica respaldados por los gastos de los huéspedes que reservaron a través de la plataforma en 2021.

○     US$162 millones en sueldos, salarios y otros ingresos laborales en una serie de sectores.

Esta derrama económica beneficia a diversos sectores de la economía local relacionados con el turismo. De acuerdo con el estudio, por cada US$10 que los huéspedes gastaron en alojamiento, realizaron un gasto adicional de US$24 durante su estancia en diversos productos y servicios que benefician directamente a los ticos:

●     US$126 millones en restaurantes (25.5%)

●     US$115 millones en compras y alimentos (23.3%)

●     US$97 millones en actividades, entretenimiento y otros (19.7%)

●     US$60 millones en transporte local (12.2%)

●     US$95 millones en transporte hacia/desde el destino (19.3%)

La investigación también halló que casi la mitad de los anfitriones en Airbnb en Costa Rica son mujeres y estas representan un 49 % de los anfitriones. Además, el estudio reflejó que el gasto de los huéspedes no residentes (que provienen de fuera de Costa Rica) representó el 84.9% del gasto total de los huéspedes que utilizaron Airbnb, lo que reafirma el impacto del turismo en la economía de Costa Rica.

De acuerdo con Terral “esta actividad económica beneficia a Costa Rica en general, estimulando el empleo y los ingresos en todas las comunidades e industrias. Además, la mayor parte del gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb en 2021 se produjo en una serie de sectores no relacionados con el alojamiento como: restaurantes, tiendas y proveedores de transporte, y en todo tipo de categorías empresariales, desde propietarios únicos hasta instituciones culturales sin fines de lucro y grandes empresas”.

“Airbnb es un servicio fundamental para que se instale formalmente en un país turístico como el nuestro, ya que produce democracia, oportunidades y reactivación económica», indicó por su parte Eliot Campos, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes (CACORE).

Los pronósticos más recientes de Oxford Economics anticipan un impulso renovado a los ingresos de los hogares en Costa Rica a medida que el sector turístico se reconstruye de los impactos de la pandemia y que el gasto de los visitantes en dicho sector superará los US$6.000 millones en 2025.

Método de investigación de Oxford Economics

Oxford Economics analizó el impacto económico de la comunidad en Airbnb en Costa Rica. A efectos de este análisis, el gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb se refiere a todo el gasto del viaje excepto el alojamiento, también referido como ingresos del anfitrión. Incluye el gasto diurno en el destino, como restaurantes, compras y entretenimiento, así como el transporte local y el transporte hacia y desde el destino.

El análisis se basa en una combinación de datos de actividad de los huéspedes y de encuestas a los mismos, proporcionados por Airbnb y en las estimaciones de Oxford Economics sobre el impacto económico directo del turismo, en términos de PIB, empleos e ingresos.

Oxford Economics preparó estimaciones basadas en modelos para normalizar y ampliar las estimaciones del gasto de los huéspedes, por ejemplo, para incluir el gasto de transporte hacia y desde el destino, y calculó proporciones de impacto clave basados en las relaciones estimadas previamente a nivel de país entre el turismo y la actividad económica.

El análisis se centra en los impactos directos, que consisten en el gasto de los huéspedes (excluyendo el alojamiento o los ingresos de los anfitriones), el PIB, los empleos y los ingresos directamente apoyados por ese gasto. Los impactos directos cuantificados en este análisis excluyen importantes efectos multiplicadores, como los impactos indirectos de la cadena de suministro que se producen cuando las empresas que sirven directamente a los visitantes compran insumos a otras empresas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉