Retail: tres claves para destacar en un momento de incertidumbre.

Mujer con tapaboca, carrito de mercado, anaquel con productos

La actual crisis derivada de la pandemia de coronavirus está generando un momento de incertidumbre que afecta a buena parte de los sectores, que planean la mejor forma de hacer frente a un curso que plantea nuevos y desafiantes retos, y el retail no es una excepción.

El lento crecimiento del PIB en la gran mayoría de países  el enorme impacto que la Covid-19 obligan ahora más que nunca a los retailers a buscar la forma de satisfacer las necesidades de sus clientes para lograr una ventaja competitiva y fomentar un crecimiento sostenible en un periodo donde la innovación y la adaptación están siendo claves.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En los últimos años el retail ha vivido el auge de formatos pequeños urbanos. Según el reciente estudio Retail Preference Index 2020, los encuestados no consideraron la proximidad como un pilar de diferenciación. De esta forma, los compradores que poseen un amplio abanico de posibilidades en su entorno están dispuestos a recorrer unas cuantas calles más para acudir al establecimiento que mejor cumpla con sus requisitos.

Pero ¿cómo destacar en un contexto en el que hacerlo resulta cada vez más complicado? Aquí van los tres consejos que ofrecen estos expertos:

1.- Fomentar la colaboración entre retailers y marcas.

Nunca ha sido tan necesario poder hacer un seguimiento de cómo los consumidores se ven influenciados por los cambios que ocurren a su alrededor, para responder a las tendencias futuras incluso antes de que se materialicen. Sin embargo, llevar a cabo este ejercicio de manera eficaz requiere que retailers y marcas unifiquen sus esfuerzos para investigar sinergias hasta ahora poco o nada exploradas.

Según el Commerce Excellence Benchmarking de 2018, una macroencuesta elaborada por la Grocery Manufacturer Association, Nielsen y McKinsey, los productores de gran consumo mejor posicionados son aquellos que han profundizado y ampliado la colaboración con retailers, logrando así incrementar tanto su facturación como sus beneficios.

La colaboración entre retailers y marcas permite a ambos actores compartir conocimientos desde prismas diferentes y descubrir la mejor manera de satisfacer las necesidades de los consumidores. El apoyo mutuo en un momento como este es fundamental en todos los campos, y en concreto en el retail puede traer consigo interesantes oportunidades, que lleguen para quedarse.

2.- Confiar más que nunca en el poder de los datos.

Compartir datos de consumidor es una de las principales formas de colaboración todavía inexplorada entre retailers y marcas. Y es que, más allá de estas nuevas potenciales sinergias, el dato se ha convertido en la palabra del cliente por excelencia y un lenguaje común.

Este año la transformación digital en el sector retail se ha visto empujada de una forma sin precedentes. Según un nuevo estudio mundial publicado por Fujitsu y realizado por la consultora DataDriven a más de 197 responsables de la toma de decisiones TIC en empresas de retail, más de dos tercios de los retailers en nueve países consideran que la transformación digital es esencial para su tecnología en este segmento.

Según el mismo estudio, más de un tercio de los retailers (34%) ofrece ya la mayoría de sus productos y servicios online, y muchos operan bajo un modelo híbrido online y físico. Según dunnhumby, a pesar de que más del 70% de los consumidores que han comprado online lo hacían por primera vez, esta tendencia va a crecer, y los retailers deben estar preparados para responder lo mejor posible a través de un modelo verdaderamente omnicanal, donde el dato juegue un papel central.

3.- En un panorama cada vez más digital, la experiencia en tienda se revaloriza.

La experiencia en tienda es el factor que más influye en los consumidores españoles a la hora de elegir un retailer u otro, indican estos expertos. De esta forma, a pesar de dirigir importantes esfuerzos al ámbito digital, la compañía recuerda que los retailers no deben olvidar arrancar septiembre con unos empleados dispuestos a ayudar, un establecimiento atractivo y, en definitiva, fomentando todo tipo de facilidades en tienda.

«Situar el dato de consumidor como piedra angular de toda estrategia es fundamental, pero reforzar el poder de este acto con la colaboración entre retailers y marcas podría serlo todavía más. Elevar el dato al lugar que le corresponde y fomentar estas sinergias, sin olvidar la experiencia en tienda, permitirá a los retailers ver por fin al cliente como uno solo independientemente del lugar donde compra. Despejar las incógnitas que el nuevo curso presenta será, con toda seguridad, mucho más sencillo si tenemos en cuenta estos factores», señala Sebastián Duque, de Dunnhumby.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉