Popsy impulsa franquicias y presenta nuevo formato

Popsy está en la tarea de impulsar sus franquicias y de dar a conocer un nuevo concepto de tienda que invita a una forma distinta de consumir helado. Natalia Niño, gerente general de la marca, explica la estrategia.

¿Cuál es la novedad?

Es un concepto nuevo con las dos marcas, Popsy y Cookie Jaar. Básicamente, abrimos un punto donde tenemos una experiencia nueva con una oferta de valor muy diferente para el consumidor con mucha más comodidad y amplitud. Está en la calle 82 con 13, frente al centro comercial Andino. Primero estará para Bogotá, donde esperamos completar tres puntos de venta. Luego extenderlo a Barranquilla y Medellín.

(Desmejoró la percepción de los hogares frente a la situación del país).

¿Cuál es la oferta de valor?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Proponemos una forma diferente de comer el helado con el “Blast Bar”. Con un helado nuestro y con un equipo nuevo que traemos al país se logran incorporar nuevas texturas y nuevos ingredientes. De esta manera ampliamos nuestro portafolio de sabores, invitando al cliente a la cocreación, a que experimenten sus mezclas y vivan en plenitud la indulgencia. Tendremos helados con elementos salados, con crispetas, distintas opciones de cereales. Va a ser divertido que pueda fabricar su propio helado dentro de la tienda. Además, creamos puntos de autopago pensando en los consumidores que quieren una parada de indulgencia más rápida y que son activos en los pagos digitales. La inversión en este primer punto supera los $500 millones y tiene una capacidad para 50 personas.

¿Cómo va el consumo de helado en Colombia?

No tenemos cifras como tal sobre el aumento, pero lo que sí podemos ver es que dada la dinámica del consumo que tiene la economía del país, vemos que las transacciones han incrementado. Inclusive, estamos hablando de casi 20% más frente el año 2019, lo cual para ambas marcas, pues es un resultado muy satisfactorio. Creemos que obedece a un consumo mucho más dinámico pero también a que la oferta de valor de las marcas se ha ido consolidando, con innovaciones para el consumidor.

¿Para el resto del año se mantendrá esa dinámica?

Sí, estamos muy optimistas de que el consumo siga teniendo una tendencia creciente respecto a años anteriores. Esperamos cerrar el 2022 con muy buenos resultados.

¿Cuánto vendieron en el 2021?

La venta comparada contra el 2020 tuvo un crecimiento significativo. Para la marca estamos hablando de una venta que supera los $250.000 millones.

¿Cuántos puntos operan de Popsy y Cookie Jaar?

En este momento tenemos en Colombia 207 puntos de venta de Popsy y, de ellos, 35 son Cookie Jaar.

¿Tiene algún plan de expansión para el formato tradicional, paralelo a este nuevo concepto?

Sí, seguimos trabajando en el concepto tradicional para todo el país. Por lo pronto, Cookie Jaar sigue concentrado en las plazas donde está jugando hasta ahora: Cartagena, Santa Marta, Medellín, Bucaramanga, Bogotá y Cali. Digamos que con ambas marcas tenemos previsto crecer en puntos de venta.

Debiéramos cerrar el año con aproximadamente 15 tiendas nuevas que se sumarán a las que cada vez vienen incorporándose a la familia vía franquicias, formato que inició con nosotros en el año 2019 y este año, pospandemia, nos hemos permitido echarlo a andar de la mejor manera. La primera empezó a operar en el en San Andrés y hoy tenemos bajo este modelo puntos en Barrancabermeja, Sabanalarga, vienen pronto Zipaquirá, Tocancipá y otras nuevas zonas de la geografía colombiana en donde hoy la marca hoy no tiene presencia.

¿Cuál es la proyección con las franquicias?

Hoy tenemos cinco puntos y esperamos terminar el 2022 con 10. Pensamos que es un concepto que debiera evolucionar al menos en 10 tiendas año a año.

¿Entonces cuántas más tendrían en el año?

Serían 25 más para terminar el año con 232 locales.

¿Cuál es la filosofía de las franquicias?

Ubicarlas donde exista desarrollo regional y población significativa que le garantice al franquiciado una tasa de éxito y así crecer el negocio.

¿El invierno influye en la demanda de helado?

Más que la lluvia, lo que influye es la sensación térmica. El consumidor en Latinoamérica, y especialmente en Colombia, sí conecta mucho su antojo de helado con esa sensación. Definitivamente tiene un impacto en los puntos de venta de calle. Es un poco diferente en centros comerciales porque mientras se mantenga el tráfico siempre habrá impulso. Evidentemente es un factor que a nosotros sí nos juega en contra. De ahí la importancia de tener una oferta como la de Cookie Jaar, que nos permite ser una parada de rigor para el cliente.

Fuente: PORTAFOLIO


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉