Lucio Bernal Home Sentry apuntará a las ciudades intermedias

Una buena planificación a la hora de hacer los pedidos, teniendo en cuenta los tiempos de producción, importación, nacionalización y distribución, le ha permitido a la tienda por departamentos Home Sentry pasar, sin mayores apremios, la crisis que vive la logística global, que ha encarecido el comercio internacional.

Ellos, que importan desde varios países los productos que venden en sus 12 tiendas en el país, confían en que esta situación pronto se normalice.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

¿Cómo logran sortear toda esta crisis de la logística global?

Nosotros más o menos estamos bien de mercancías por la planeación que manejamos, lo hemos podido manejar, aunque los costos sí se han subido demasiado.

Traer mercancía del exterior (China) nos toma entre cuatro y seis meses, con algunas demoras. Hay que tener en cuenta que el proveedor tarda unos 70 días en fabricar, porque no mantienen stocks de nada, todo se hace sobre pedido.

Después, si se consigue un buque, viene otro periodo de entre 45 o 70 días más entre la cargada de este y su llegada a Colombia, dependiendo de si para o no. Luego viene la nacionalización de la mercancía, el despacho de puerto a Bogotá. Por eso nosotros planeamos con esos tiempos los pedidos para evitar problemas de abastecimiento.

Y, cómo van esos pedidos hoy en día…

Hay fábricas que han cancelado órdenes, porque en China también tienen el problema de racionamiento de energía, lo que los ha llevado a acortar las horas de trabajo, les cumplen a unos y a otros no. Además, las demoras de los contenedores y los costos, hoy un contenedor puede costar hasta 12.000 dólares, Nosotros más o menos estamos bien de mercancías por la planeación que teníamos, lo hemos podido manejar.

¿De dónde están traen mercancías?

Nosotros renovamos entre 30 y 35 por ciento del portafolio cada año, siempre tenemos productos nuevos y diferentes y esto hace que las personas encuentran algo distinto en nuestras tiendas. Tenemos un componente alto de productos que traemos de 22 países, lo que nos permite ofrecerles a los clientes gran variedad en diseño y funcionalidad.

¿Qué tanto la pandemia los obligó a cambiar esa oferta y el trato con el cliente?

En el último año y medio hemos estado muy dedicados a crecer toda la parte de venta electrónica

Cuando empezó la pandemia nosotros ya teníamos nuestro comercio electrónico y veníamos desarrollando aún más nuestro sitio web a un ritmo paulatino. Cuando llegó la pandemia nos tocó cerrar la tienda y mes y medio después empezamos a hacer despachos y este canal se disparó de forma impresionante, los pedidos pasaron de 40 a días de hasta 500 y ello nos obligó a mejorar nuestros procesos, un cambio radical.

(Lea también: Día sin IVA 2022: presidente Duque anuncia cuándo será la primera fecha)

Ahí fue clave la adaptación del equipo humano de la compañía a esa nueva realidad. El comercio electrónico nos dio la mano durante mayo y septiembre del 2020, pero a medida que se abren las tiendas fuimos retornando a la normalidad.

¿Esto los obligará a cambiar su estrategia de venta?

No descartamos el crecimiento en tiendas físicas a pesar de que el comercio electrónico sabemos que tendrá una dinámica importante. En este momento las ventas por ese canal son cerca del 8 por ciento de la compañía y creo que pronto estaremos entre un 15 y 17 por ciento, vamos mirando cómo el mercado va respondiendo a estas dinámicas.

¿Dónde están viendo oportunidades para crecer en tiendas?

En el último año y medio hemos estado muy dedicados a crecer toda la parte de venta electrónica, vamos a seguir trabajando muy duro allí en el mercadeo del sitio, la logística, las comunicaciones con los clientes para atender sus pedidos, ese ha sido uno de los principales focos, creemos que hay una muy buena oportunidad en ese canal.

(Además: ¿Recuperación de la economía venezolana? Esto es lo que falta)

En tiendas trabajamos en una en el sur de Cali; Medellín nos soporta otra tienda y estamos pensando también llegar a ciudades intermedias como Santa Marta e Ibagué. Tenemos una limitante y es encontrar los locales adecuados, entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados, y no es una tarea fácil. Muchas veces nos toca construirlos, adquirir el terreno, entonces, nos movemos al ritmo de lo que logramos concretar, pero sí estamos listos a invertir sea construyendo o tomando en arriendo locales.

 

Fuente: EL TIEMPO 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉