La transición a la economía circular en el sector empresarial se dinamiza

Grupo Ciclos ha liderado una iniciativa direccionada a las empresas colombianas, que desencadena en acciones que generan impacto sobre el ambiente, la sociedad y la economía.

Utilizando el aprovechamiento de residuos y las conexiones entre los actores empresariales que pertenecen a cadenas de valor asociadas a esta actividad, la empresa colombiana Grupo Ciclos ha liderado una iniciativa direccionada a las empresas, que desencadena en acciones que generan impacto sobre el ambiente, la sociedad y la economía, utilizando como base la circularidad. Esta iniciativa es la Plataforma Ciclos, una herramienta digital que asegura la trazabilidad e información de las empresas en materia de economía circular y gestión de residuos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Producto de las operaciones circulares al interior de las empresas participantes se influye de manera positiva al ambiente disminuyendo impactos en variables como las huellas de carbono, hídrica y energética.

En materia social, gracias a la inclusión y formalización de recicladores de oficio en esta cadena de valor, se ha generado un impacto positivo que se refleja en la calidad de vida y trabajo que hoy disfrutan los integrantes de Recuperadores Circulares SAS, una empresa 100 % propiedad de recicladores de oficio de Bogotá, que se ha especializado en prestar servicios de gestión integral e inteligente de residuos empresariales aprovechables, alcanzando contratos con clientes empresariales de alto perfil dentro de los mercados nacionales.

Finalmente, todas las empresas que se deciden por iniciar la transición a la circularidad se benefician con impactos económicos positivos, desde ingresos por valorización de residuos, ahorros en costos y gastos del tratamiento diferente al aprovechamiento de los residuos, generación de nuevas líneas de negocio, generación de valor para su marca y productos por la comunicación de los resultados de estas acciones circulares.

Un factor adicional es la generación de nuevos negocios en estos encadenamientos empresariales. Podemos ejemplificar dos casos de éxito, el primero es la integración de la tecnología a reciclaje de plásticos, específicamente en la cadena de abastecimiento, mediante la creación de una aplicación móvil que permite fidelizar proveedores de plástico, incluyendo recicladores de oficio, iniciativa liderada por el Grupo Plastilene y su filial Reciclene.

Otro de los ejemplos exitosos es la creación de una empresa especializada en la gestión de residuos empresariales, Recuperadores Circulares, donde sus dueños y colaboradores son en un 100 % recicladores de oficio, que, junto a Droguerías y Farmacias Cruz Verde, que hacen parte del grupo FEMSA, han iniciado un camino de implementación de la economía circular como parte fundamental de su modelo de negocio, generando beneficios para cada una de las partes involucradas. Un ejemplo, Cruz Verde fue galardonada por la ANDI gracias a los resultados del proyecto “Cruz Verde Camino a la Circularidad”, aportando valor a la marca y diferenciándose en su sector.

Esta iniciativa es integral, ya que involucran a las personas en el proceso, los colaboradores de las empresas, los actores especializados en gestión de residuos, y Ciclos como proveedor de tecnología. Por lo tanto, la capacitación en este tipo de aspectos dentro de la empresa es vital; todos estos resultados no se pueden lograr sin que cada persona que tenga relación o se involucre en el tema tenga conocimiento y conciencia del por qué se debe hacer este tipo de acciones bajo unos estándares que permiten desarrollar de manera eficiente el manejo de los residuos y otros procesos complementarios.

En conclusión, alcanzar la articulación de actores y su alfabetización en este sistema permite impactar el ambiente, la sociedad y la economía positivamente, dando un parte de tranquilidad a la industria en el cómo abordar la transición circular y los restos de la crisis climática sin acabar con sus actividades productivas. Grupo Ciclos, mediante su plataforma permite generar para todas las empresas el inventario de emisiones evitadas de GEI por el aprovechamiento de residuos, la optimización en el uso de los materiales e insumos en los procesos productivos, y específicamente para el sector financiero y gobierno, conocer el desempeño ambiental de la gestión de residuos de sus clientes y activos, en diferentes geografías y sectores económicos.

Fuente: El Espectador


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉